Los alemanes prohiben el “me gusta” de Facebook, los españoles piden el “no me gusta"

Artículo publicado el 25 de Agosto de 2011
Artículo publicado el 25 de Agosto de 2011
El estado del norte de Alemania Schleswig Holstein ha anunciado que va a prohibir el famoso botón “I like” del Facebook, por lo que las páginas web que no lo hayan retirado antes de acabar septiembre tendrán que pagar unas multas de hasta 50.000 euros. Mientras Alemania y el Reino Unido han planteado cuestiones más generales, los españoles fueron los primeros en abordar este asunto.

En Alemania se llama botón “Gefällt mir”, pero los alemanes prefieren a menudo la versión denglisch: “I like”. No obstante, incluso éste podría desaparecer ahora. El abogado de Kiel y experto en protección de datos Thilo Weichert afirma que cada vez que hacemos click en ese botón pequeño e inofensivo, damos una información quefacebook almacena en una base de datos tanto si tenemos una cuenta como si no.

Quizás hayan hecho bien los españoles emprendiendo campañas a favor del botón “no me gusta”. La relación de los europeos con internet parece ser cada vez más tensa. Facebook no es el único sitio en la web del que se han quejado las autoridades europeas; a principios de 2011, Google cuestionó una decisión del tribunal de Madrid después de que la Agencia Española de Protección de Datos ordenase que el motor de búsqueda retirase todos los enlaces con artículos de diarios que contuviesen información personal sobre ciudadanos españoles.

Alemania y el Reino Unido, mientras tanto, parecen compartir otra preocupación, dado que sus ciudadanos protestan contra el Google streetview (visualizador de calles). El cómico alemán Martin Sonneborn hizo una parodia de la iniciativa de Google llevando la idea al extremo con su “Google homeview”, al cual las reacciones británicas fueron más entusiastas. Los habitantes del acomodado pueblo de Broughton echaron al equipo de cámaras de Google, por miedo a que las imágenes pudiesen ser de ayuda a los ladrones, y generando de este modo más atención mediática de la que las imágenes del streetview de Google por sí solas habrían causado.

Polonia pronto no podrá clicar más “lubie”. La protección de datos adquirió tintes tenebrosos a principios de agosto, cuando la oficina del fiscal polaco decidió entregar sin mayores reparos a las autoridades bielorrusas la información de cuenta bancaria del activista pro derechos humanos Alex Bialatski. El ministro de Exterior polaco Raek Sikorski denunció en seguida la acción, quien se disculpó, a través de su cuenta de Twitter.

Así pues, ¿ves ese botón a un lado de esta página? ¿Y querrías decir “me gusta” sobre este artículo… o no?

Fotos: (cc) misspixels/ Flickr /misspixels.com