Los Erasmus se van de fiesta

Artículo publicado el 7 de Noviembre de 2007
Publicado por la comunidad
Artículo publicado el 7 de Noviembre de 2007

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Dime a qué fiesta vas y te diré quién eres. El tipo de fiestas a las que acuden los estudiantes refleja su personalidad, origen social y da una pista de su procedencia.

La “jaula de oro”. Cuando se es Erasmus en Bruselas, cuesta luego marcharse. Las dos razones principales son la gente -esta ciudad de belgas amables está repleta de extranjeros, estudiantes internacionales e inmigrantes- y las fiestas.

Empieza el botellón

Los alemanes y los austriacos se dedican a “vorgluehen, o lo que es lo mismo, empiezan a entrar en calor bebiendo en las fiestas en las cocinas de las residencias universitarias. Los “aclimatados” (o pelados) del sur de Europa empiezan con el botellón, la conocida tradición de beber en la casa de alguien, o en la calle, o en un parque. La fórmula consiste en comer, jugar a las cartas y fumar miles de cigarros o una cachimba. El método: despacio y hasta tarde, o "con calma" como comenta Giulia, de Italia. Ir a una discoteca a medianoche es lo habitual, pero el récord lo tienen los españoles, que a veces salen de fiesta a la 3 de la mañana, ¡hombre!

En el norte, la gente empieza antes comiendo algo hacia las 21.00 horas. “Salimos por restaurantes italianos, chinos y lugares de kebabs”, cuenta Pascaline de Bélgica. “Aunque en realidad depende de dónde vayamos a ir después."

Vestuario: veni, vidi

Una chica con minifalda y tacones se atiza una cerveza tras otra en la barra del bar en el que estamos. “Es británica”, me informa una estudiante con una pinta en la mano. Las chicas belgas llevan faldas con elegantes tops o vaqueros y camisetas divertidas. Las griegas y las francesas tienen ese aire estiloso de las italianas, que junto con las británicas, siguen la tradición estudiantil de llevar vestimenta temática a cada fiesta. Los eslovacos, húngaros, polacos o lituanos siguen más las nuevas tendencias.

Existe una importante diferencia en cómo se visten los chicos en Europa para salir de fiesta. En el Reino Unido, se trata exclusivamente de una combinación de camisa más pantalones. “Los estudiantes de económicas o medicina van más arreglados”, afirma Florian, un austriaco. “Acabé harta de los pijos que conocí en Francia o Bruselas engalanados con Lacoste, jerseys de Tommy Hilfiger o camisetas de Polo Ralph Lauren”, comenta una chica polaca. “Es como una casta.”

Beber y bailar

Los del otro lado del Canal de la Mancha, en particular las chicas, son bastante buenas en darle a la bebida, como sus homólogos alemanes, austriacos, daneses, polacos o rusos. Algo que no es de extrañar teniendo en cuenta que la mejor cerveza y el mejor vodka (ubrówka o Wyborowa en Polonia, Sibirskaya Siberiano, Maskovskaya de Moscú y el vodka ruso ZYR).

Los españoles no se apartan del vino, tanto solo como mezclado. Las combinaciones más populares son la sangría (un combinado de vino tinto, frutas, canela, azúcar y coñac o ginebra), el tinto de verano (vino con gaseosa de limón, naranja o neutra) y el kalimocho (vino tinto con Coca cola). El norte de Europa está dominado por los propietarios de las Bierbauch (barrigas cerveceras), mientras que Alemania cuenta con una selecta cultura de cócteles. Los de Europa central y del este aprovechan al máximo y no tienen preferencias especiales (pero optan por no mezclar). Jak si bawi, to si bawi…drzwi wywali potem wstawi ("Si haces una fiesta, hazla de verdad: rompe la puerta y arréglala después") dice Michal, "El Santo" de Polonia.

Los camareros de Bruselas no paran de servir cerveza (een pintje! en flamenco) a los chicos y krieks (cerveza con zumo de frutas, o mejor dicho, zumo de frutas con cerveza), vino y Martinis a las chicas. “Los extranjeros beben menos que los belgas. Y dan menos propinas”, se queja Alain de Le Cirio, un concurrido pub del centro.

Boogie 2night

Los franceses, los británicos y los suecos tienen los pies clavados al suelo. Sin embargo, es raro no ver a los españoles o a los polacos saltando en la pista de baile (aunque los informes describen el baile polaco como “sujetar las paredes para que no se caigan”). Norma: bailar en círculo con los amigos (chicas, los bolsos al medio), en parejas para mantener una mayor distancia, con especial mención a los agotadores belgas que no salen del RnB. Los amantes de la cerveza nunca sueltan su pinta, por lo que el resto acaba quejándose sobre el consecuente vaso roto en el suelo. La gente del sur siente más la música; los portugueses, griegos o turcos mueven el esqueleto al ritmo de la samba o la salsa que marcan las chicas, dice Pascaline.

Los gustos musicales van desde los cálidos ritmos mediterráneos hasta el rock con estilo de las islas, el hip-hop estadounidense, el cheese británico, los grandes éxitos alemanes o Schlägern y los ritmos disco o techno mezclados por grandes DJs del Benelux. “De gustibus (a cada uno lo suyo)”, como dicen los polacos. “Pero la gente celebra fiestas mezclando géneros musicales", dice Leyre, de España.

Hora de cierre

Hay algo que todos los estudiantes tienen en común cuando se habla de fiestas: la tristeza de cuando se acaban. Algunos tienen más suerte, como los de Bélgica o Alemania, donde los pubs no tienen hora de cierre. Los británicos están acostumbrados a que su fiesta acabe a las 11 o la 1, mientras que los italianos se quejan con himnos y son conocidos por la popular canción de protesta Bella Ciao. A los polacos les gusta moverse en las fiestas como a la mayoría de los europeos - el fenómeno klubing (clubbing)-. Los incondicionales españoles tienen fama de marcharse sólo cuando se va el resto. Después, existe también la cultura post-fiesta del kebab del Reino Unido, Alemania y Bélgica.

*Melan (del francés le mélange o “mezcla”): significa fiesta en polaco.

Planes para una fiesta estudiantil

Gante, Bélgica

Overpoortstraat, calle llena de pubs, una de las favoritas de los estudiantes

Waterhuis aan de bierkant, el paraíso de la cerveza

Druppelkot, para probar jenevers

Culture club, el centro de la fiesta

Bruselas, Bélgica

Delirium, ¡2004 cervezas diferentes en el último recuento!

Coaster, para un cóctel en una coctelera

Celtica, clásico pub irlandés con música en directo en la primera planta y una discoteca en la segunda

You'niversity, conocido club del centro de la ciudad

Mirano, club moderno con una plataforma giratoria en la pista de baile

Pamplona, España

Casco Viejo, el centro donde están todos los bares buenos

Varsovia, Polonia

Plan B, ubicación excelente, un buen lugar para ir a tomar una cerveza o un café

Stodoa, un legendario club universitario

Cracovia, Polonia

C.K. Browar, un pub con cerveza fresca de producción propia servida en vasos largos de 1,5 m

Fiesta de Erasmus en Finlandia: con todos los ingredientes anteriores

(Video: wverlinde/ Youtube)

(Fotos, WM)