Los europeos "untan"

Artículo publicado el 18 de Abril de 2013
Artículo publicado el 18 de Abril de 2013
El informe reciente de la CBA (Fiscalía Anticorrupción polaca) precisa las áreas de la economía polaca más susceptibles de actos de corrupción en el año 2013. La publicación, que aparece por primera vez en la historia del país, revela que serían los fondos europeos los que más tentarán a los pequeños empresarios y a las instituciones públicas a dar dinero bajo cuerda.

Brać w łapę” - dirían los polacos para describir los actos de corrupción que tuvieron lugar el año pasado en los gobiernos municipales. Otra expresión que utilizarían para hablar de soborno sería “dar bajo cuerda”, como lo dicen los españoles, o “dar bajo mesa” (płacić “pod stołem”). Puede ser que gracias a la transparencia de esta expresión de la lengua castellana España siga siendo uno de los países que eficazmente resiste a la corrupción según el informe de la Transparencia Internacional. Este mismo informe que dice que los ingleses también se  corrompen raramente. “On the take" - dirían para describir a alguien que recibe soborno.

Los italianos regalarían una bolsita (”ungere le ruote o gli ingranaggi”) con unos billetes dentro (”dare mazzette”) y la esperanza de que el acto pasará desapercibido. Así la operación ”manos limpias” (“operazione mani pulite“) daría por terminada.

Tanto los alemanes, como los polacos, ingleses y españoles “untan” a alguien (“Jemanden schmieren”). Los ingleses sin embargo, precisan que lo que untan es una mano (“grease someone’s palm”). La expresión se remonta al siglo XIX - los tiempos en los que la diligencia era el medio de transporte más extendido. Los cocheros solían pedir a sus pasajeros que les dieran unos duros para untar las ruedas que chirrían. Los clientes bien adinerados pagaban más viajando de este modo muy cómodos. Hoy el dinero usado para “untar” tiene malas connotaciones y sirve como sinónimo del soborno.

Bakschisch zahlen” quiere decir “dar limosna” (cuyo valor seguramente se sabe de antemano) y son los alemanes quien usa esta expresión en la que encontramos la palabra persa (ﺑ‎ﺨ‎ﺸ‎ﻴ‎ش‎ ). Los franceses dan una propinita (donner un pot-de-vin) que seguramente les cuesta un poco más que una copa.

Aparte del que hace una “donación” y del que la recibe, hay también otro que hace la vista gorda (“to turn a blind eye”)…

Foto.: Główna (cc) lintmachine/Flickr