Los georgianos de Estrasburgo se movilizan en la encrucijada de Europa.

Artículo publicado el 28 de Agosto de 2008
Artículo publicado el 28 de Agosto de 2008
Publicado por Babel Strasbourg el jueves el 14 de agosto de 2008 Escrito por Lucie Dupin y Gabriela Kukuckova Traducido al español por Frédégonde Rudolf Estrasburgo, 13 de agosto de 2008 Las tiranteces en Osetia del Sur existen desde que esa región separatista pro-rusa proclamó su independencia de Georgia en 1992. La mayoría de los osetios aspira a unirse a la Federación de Rusia.
La situación se agravó cuando en la región de Osetia dos soldados georgianos murieron y otros tres fueron heridos de gravedad, lo que provocó una vasta intervención por aire y por tierra de Georgia con el fin de « restablecer el orden constitucional en todo el territorio. »

Rusia entró en el conflicto el 8 de agosto. El primer ministro, Vladimir Putin, ha anunciado unas « medidas de retorsión » contra los georgianos que, según él, han provocado de facto las hostilidades. Por su parte el presidente ruso, Dmitri Medvedev, ha avisado de que su país no dejará « impune » la muerte de sus « compatriotas » en Osetia del Sur. Rusia ha enviado refuerzos a Osetia del Sur para apoyar a los separatistas. La aviación rusa ha intervenido, multiplicando las incursiones aéreas también fuera de la región de Osetia. Por su parte Georgia ha acusado a la Rusia de haber entrado en su territorio y de poner la mira en un oleoducto estratégico que une Asia a Europa. El 12 de agosto las tropas rusas recibieron la orden de detener su avanzada en Osetia del Sur. El viaje de Nicolas Sarkozy como representante de la Unión Europea a la zona del conflicto se ha plasmado en un plan de paz aceptado por ambas partes. Sin embargo la situación continúa más que tensa, y los oponentes se acusan mutuamente de seguir el combate. Es en este contexto que Café Babel Strasbourg se ha encontrado con algunos manifestantes georgianos, movilizados desde los primeros enfrentamientos.

Frente al Consejo de Europa, la comunidad georgiana de Estrasburgo y de Alsacia apoya a su país desde el inicio de los conflictos. Abanderados, distribuidores de octavillas, portavoces de este movimiento espontáneo se turnan para « mostrar a Europa que los georgianos de Francia se están movilizando por su causa. » Así lo declara con pasión una georgiana. Ella defiende las posiciones pacifistas del conjunto formado en Estrasburgo, en el corazón del barrio europeo, a dos pasos de los consulados. El movimiento de apoyo, que moviliza a unos sesenta georgianos se ha organizado rápidamente a través la red de la comunidad estrasburguesa. A los alumnos de enseñanza secundaria, los estudiantes y trabajadores de origen georgiana instalados en Francia se suman los simpatizantes de la causa georgiana, que piensan en las familias que se han quedado en el propio terreno y a las que fueron al país de vacaciones antes de los enfrentamientos. Las acciones de ocupación del espacio público tienen por objeto sensibilizar a los transeúntes sobre las puestas y salidas del conflicto. Mientras algunos distribuyen una hoja explicativa sobre la situación en curso, otros agitan grandes banderas rojas y blancas. Algunos cláxones tímidos en señal de aprobación se oyen en la avenida que se extiende a lo largo del barrio europeo. El sostén parece más marcado del lado de los miembros del consulado de Georgia. Los jóvenes manifestantes aseguran que se acercarían a éste regularmente para conocer las últimas noticias. La más reciente señala un plan de paz apoyado por la Unión Europea. Sin embargo los jóvenes que alzan la voz del movimiento no se hacen ilusiones con este anuncio, al contrario, están preparados a seguir presentes en las calles de Estrasburgo hasta el regreso a una situación de normalidad total. Se preveía una acción general para el miércoles 13 de agosto.