Los griegos no castigan a Karamanlis en las eleciones

Artículo publicado el 18 de Septiembre de 2007
Artículo publicado el 18 de Septiembre de 2007
Los conservadores griegos revalidaron su mayoría absoluta el 16 de septiembre. La extrema izquierda la ultraderecha se aprovechan de la caída de los socialistas, grandes perdedores de la cita electoral.

El pasado 16 de septiembre sobrevolaba sobre las elecciones el espectro del humo negro de los incendios veraniegos que causaron 65 muertos en Grecia, pero también de muchos escándalos financieros, la cuestión turcochipriota, el abastecimiento energético y el problema con la Ex República Yugoslava de Macedonia. Patatas calientes en manos del primer ministro Costas Karamanlis -del conservador partido Nueva Democracia (ND)- que no le han impedido ganar con creces las elecciones. Con 152 de los 300 escaños, el ND se asegura el gobierno por otros cuatro años (42,2% de los votos). Los socialistas del Pasok con 38,2% de los sufragios, se queda en 102 diputados.

Voto obligatorio

El 74% de los griegos acudieron a las urnas, frente al 76% de las pasadas elecciones. Las de este mes fueron anticipadas seis meses debido a las críticas ciudadanas por la mala gestión que el gobierno de Karamanlis hizo para atajar los incendios del verano, incluso después de que la UE aportara decenas de millones de euros para las acciones anti-incendio. Ello puso en duda que los conservadores pudieran ganar las elecciones. Sin embargo, al Pasok le pillaron a contrapie y los electores indecisos se le escaparon a la izquierda en una derrota como no había vivido desde 1989.

Uno de los problemas candentes en Grecia es el de las pensiones. Con una población muy envejecida, Bruselas le urge a una reforma cuanto antes. Grecia es el país de la UE en el que el Estado contribuye más al sistema de pensiones. El Eurobarómetro sobre pensiones publicado en 2006 colocaba a Grecia junto a Bélgica, Eslovenia, Francia y Malta en el grupo de los que “peores ambientes tienen en cuanto sistema de pensiones”.

Hola, me llamo Macedonia

Las relaciones exteriores y con la UE no han aparecido en la agenda electoral griega. No obstante, hay cuestiones peliagudas, como el del gasto militar -que representa el 4,3% del PIB griego-, en el caso de que su eterno enemigo turco decidiera entrar en guerra. El CIA World Factbook de 2005 estipula que es el tercer porcentaje más alto de Europa y el 26º del mundo, detrás de Bosnia Herzegovina (23º) y la Ex República Yugoslava de Macedonia (10º).

Turquía parece haber sido de más interés para los franceses que para los griegos, para quienes el tema más polémico sigue siendo el nombre de la Ex República Yugoslava de Macedonia. Este vecino griego reanudará las conversaciones con la OTAN y la UE para su ingreso en ambas organizaciones, ¡pero aún no tiene nombre! El partido Nueva Democracia de Grecia no ha hecho nada por resolver esta cuestión en los tres años y medio que lleva en el poder, y aun menos en la campaña. Las tendencias nacionalistas -en especial en el norte tradicional y conservador, en el que se sitúa la región griega llamada también Macedonia- podrían haber empujado a más votantes aún hacia el ultraderechista partido LAOS. Una formación que ha accedido al parlamento por primera vez en la Historia con un 3,8% de los votos y 10 escaños. Si Grecia no llega a un acuerdo con las demás partes, podría verse aislada en la UE que no vería con buenos ojos que el veto griego a que la ex república yugoslava se llame Macedonia deteriore su camino hacia la OTAN y la UE.