Los 'grillinos': La juventud del Movimiento Cinco Estrellas 

Artículo publicado el 19 de Octubre de 2016
Artículo publicado el 19 de Octubre de 2016

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

El encuentro nacional anual del Movimiento Cinco Estrellas (M5S) que ha tenido lugar en Palermo el pasado 24 y 25 septiembre, ha sido una oportunidad para conocer a los jóvenes partidarios de esta ascendente fuerza política. ¿Pero quiénes son estos chicos y por qué se sienten tan atraídos por el Movimiento en un momento en el que la política nunca ha estado tan distante de los ciudadanos?

Eligen el Movimiento 5 Estrellas porque consideran que es más creíble y coherente que los partidos tradicionales, de los que piensan que no les representan y que nunca les han representado. Y deciden involucrarse en primera persona, porque nadie les ha dado la oportunidad de acceder a la política desde abajo, sin barreras o sin conocer a alguien. Además de la reaparición del fundador Beppe Grillo - para algunos padre padrone - y su anuncio de que vuelve a la política, la discusión de los temas de la agenda política (el "No" a la reforma constitucional y a la ley electoral italiana, el TTIP – Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones – y el aceite de oliva tunecino) y la nueva intolerancia y hostilidad hacia los periodistas, el evento fue también un escaparate de los jóvenes. Los que acuden a la Fiesta de la Unidad del enemigo Partido Democrático son cada vez menos. De hecho, incluso se van. 

No es que los militantes, curiosos, activistas y pequeños cargos locales presentes en las carpas del "Italia 5 Etrellas" sean todos menores de 35 años, pero hay muhos jóvenes y han venido de todas partes de la península. Pero ¿quiénes son los jóvenes que integran las bases de esta fuerza política y a la que muchos de ellos han llegado desde militancias muy diferentes? 

Todas las encuestas sociológicas y periodísticas de los últimos tres años han puesto de manifiesto que el M5S se reafirma como primer partido entre la franja de edad más joven (18-35 años). Según un estudio sobre opinión política realizado por el CISE (Centro Italiano de Estudios Electorales) para el diario financiero Il Sole 24 Ore, en diciembre del 2015 el 35.2% de los electores entre 18 y 29 años manifestaba su preferencia por el M5S, frente al 32.5% a favor del Partido Democrático de Matteo Renzi. El porcentaje se elevaba al 37.3% entre las personas de 30 a 44 años y al 42.3% entre los 45-54 años. Al mismo tiempo, el ascenso del partido de Beppe Grillo no es ya un misterio: en las elecciones minicipales celebradas en junio pasado ha asestado un duro golpe con los triunfos de Virginia Raggi (37 años) en Roma y el de Chiara Appendino (32 años) en Turín. Dos victorias en las que el voto de los jóvenes se ha revelado decisivo.

Veganos y militantes de base

Cerca de la entrada al recinto "Italia Cinco Estrellas" se encuentra la carpa de los veganos y de los animalistas, llena de militantes de poco más de veinte años. «Soy 'grillino'desde el 2010 y vengo de Parma, la ciudad de Pizzarotti», nos dice Matteo Rastelli, un programador de 23 años exmilitante de la Lotta Comunista, mientras reparte propaganda del grupo vegano y sonríe al referirse al primer alcalde pentaestrellado, siempre en desacuerdo con Grillo y la dirección del partido. «Sigo el blog de Beppe desde el 2010. Tenía solo 17 años, y elegí el Movimiento por su coherencia y porque me daba la posibilidad de participar desde abajo: con 20 años he podido colaborar en la elaboración de un proyecto de ley, y esto para un ciudadano joven es estupendo». De hecho, el look y el entusiasmo de Matteo recuerdan a Mattia Calise, algunos años mayor y que en el 2011 (con 20 años) se presentaba como candidato a la alcaldía de Milán y se convertía en el primer miembro del partido en presentarse a unas elecciones. ¿Y las dificultades en Roma o las críticas por la dirección piramidal del partido? «Me gustan las cosas bonitas del Movimiento, como todas las personas que me he ido encontrando en el camino. Pero se nos desacredita en los medios de comunicación porque se nos ve como un peligro para el sistema».

También viene de la izquierda Giovanni, un médico siciliano de 29 años que, como otros jóvenes, ha militado en el Pd y ahora ha sido seducido por el Movimiento. «En el M5S confluimos personas de diversas ideologías y partido», explica en un momento de relax, mientras los militantes del norte de Italia se dedican a probar la comida rápida palermitana. «Los partidos han pisoteado las grandes ideologías: la derecha de Montanelli y el comunismo ya no existen. Los jóvenes eligen las Cinco Estrellas porque pueden participar desde abajo, porque aquí el verdadero líder es el pueblo», concluye. 

"El euro y la Europa de hoy son un lastre"  

«La confia en los partidos políticos ha disminuido mucho. Ahora los partidos tienen una estructura piramidal, y no entras en política si no conoces a alguien». Hablamos también con Amedeo Clemente, 25 años y concejal de Ginosa desde junio, una localidad de 22 mil habitantes en la provincia de Tarento: «Sigo al Movimento desde sus inicios, cuando apenas tenía apoyo». «Empezó a interesarme la política cuando tenía 18 años, porque no quería que otros decidiesen por mí y el Movimiento me parecía la única fuerza creíble». Es lo que opina este joven topógrafo, que también tiene las ideas claras sobre el euro: «Para que exista una moneda única primero hay que crear una unión política y social: si las condiciones no cambian, la única alternativa es salir del euro e iniciar la recuperación. Por ahora, Europa es un lastre que limita la soberanía política y económica del Estado». 

También comparte estas ideas Alessandro, un representante de 28 años que pasea por los diferentes estand con su novia Stefania, de 24 años. Vienen de Vittoria, en la provincia de Ragusa, cuya capital está gobernada por las Cinco Estrellas, y ambos visten una camiseta blanca con el logotipo del Movimiento. «Los 'grillinos' son coherentes y creíbles – dice Alessandro – y están luchando contra el señoríoo bancario, que no es otra cosa que una forma de esclavitud de los pueblos, una forma de usura legalizada. A pesar de ello, sería partidario de Europa si fuese justa para todos». Me hablan también de Europa otros dos jóvenes que vienen de Livigno, en Lombardía: «Apoyo las Cinco Estrellas desde que tenían el 2%. Es posible abandonar esta Europa. Dijeron que Inglaterra tendría un montón de problemas después del referéndum, y en cambio...» dice Maverick, un dependiente de 25 años que antes de votar a Grillo votaba a Berlusconi. «La Europa de nuestros padres era positiva, pero la de hoy en día es muy diversa y está dominada por la banca y los especuladores», nos cuenta su amigo Andrea, un emprendedor de 25 años. «Hemos dejado ya morir a Grecia por los criterios de Maastricht. Yo también estoy a favor de Europa, pero esta no me convence».

_

Publicado por la redacción local de cafébabel Palermo.