“Los paises del Sur esperan mucho de la UE”

Artículo publicado el 27 de Mayo de 2003
Publicado por la comunidad
Artículo publicado el 27 de Mayo de 2003

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Entrevista con Julien Luçon, miembro de la coordinación europea contra el G8.

¿Comó se organiza la cumbre contra el G8 al nivel europeo ?

La mayoría de la iniciativas están concentradas en Francia y Suiza, principalmente en Ginebra y a orillas de Lago Lemán. Las primeras concertaciones tuvieron lugar en Noviembre 2003, durante el Forum Social Europeo (FSE) de Florencia. Participaron Franceses, Suizos, pero también Belgas, Británicos, Italianos y Españoles ; luego, se vieron otra vez durante el Forum Social Mundial de Puerto Alegre.

La idea era crear un marco coherente para que puedan prepararse las diversas iniciativas, y hacerles converger hacia Evian.

¿Piensa usted que un verdadero movimiento europeo está perfilándose? ¿ O más bien que la iniciativas siguen estando dispersas a nivel europeo?

Existe una dimensión europea. No es totalmente europea todavía, pero ya no es exclusivamente nacional; proviene de la dinámica del Forum Social Europeo.

¿Dio de veras un impulso el FSE?

Sí. Ahora, las invitaciones, los informes, los textos, los avisos de iniciativas y movilización sobre el G8 circulan en listas europeas que cuentan millares de personas, no sólo en Europa occidental sino también oriental y en el Sur, en la región mediterránea.

¿Está aquí en juego una unidad europea?

La guerra en Iraq creó una situación inédita. Tuvo una gran influencia sobre el movimiento, unificándolo.

¿Era el nacimiento de una opinión pública europea...?

Y también, a mi parecer, de una opinión mundial, a través un movimiento anti-guerra amplio que ha consolidado al movimiento anti-globalización. Las cuestiones en relación con los derechos sociales y económicos son temas sensibles y movilizadores en Europa. Algo que se confirmó con el FSE.

En cuanto a la construcción europea, que anda en adecuación con la regresión social, existe una identidad de intereses de los movimientos europeos, paises candidatos inclusive, con relación a estos problemas. Ha empezado ya la reflexión sobre los servicios públicos, las pensiones, la financiación de las políticas públicas, el sistema de contribuciones...

¿Está cambiando la naturaleza de la movilización contra el G8 ? O sea: ¿De protestas amplias y muy visibles a través los medios, como Seattle o Praga, pasamos a iniciativas más estructuradas en términos de proposiciones, pero más discretas?

En lo tocante al problema de la organización, Génova estaba muy estructurado. Su preparacion era más visible que la nuesotra, y varios meses antes. Muchas cosas habían sucedido: no sólo manifestaciones masivas, pero también debates, exposiciones, iniciativas. Nosotros no lo hemos hecho tan bien en términos de visibilidad, pero las protestas de Evian serán visibles de todas formas. En cambio, se sitúan en un contexto diferente del de Génova.

Génova tuvo lugar antes de Setiembre 11, en un contexto de fuerte desarrollo del movimiento llamado “alterglobalización”, y venía a ser la culminación de las cumbres que se habían seguido. Además, no hay duda que la gestión de Génova por las autoridades italianas contribuyó mucho a deslegitimar aun más al G8.

Hoy en día, la situacion es muy diferente. El contexto internacional está marcado por la política exterior –agresiva, unilateralista, belicosa – de EEUU, por la crisis entre las grandes potencias que reveló la guerra en Iraq, pero también por problemas políticos fuertes en los diferentes paises - ya sean ricos o pobres – a causa de la súbida de los extremismos (extrema derecha, fundamentalismo) y una situación social marcada por la revolución conservadora neo-thatcherista. Estas cosas hacen que el movimiento sea todavía creible; pero ahora no tiene más remedio que tomar otros factores en consideración. Es mucho más difícil de manejar, políticamente.

¿Por qué contestar el G8 ? Después de todo, es un forum de intercambios, como Puerto Alegre.

Insistimos en la ilegitimidad del G8 porque no es sólo un forum de intercambios. Es un club que no resulta de una demanda democrática. Desde 1975 sigue el programa de los intereses de los paises industrializados. Los gobiernos del G8 tienen un peso considerable en las instituciones internacionales – ellos son los “principales accionistas” del FMI y del Banco Mundial – y en la riqueza mundial (uno 60% del PIB mundial). Lo que discutimos es el papel que se atribuyó a sí mismo el G8 en el funcionamiento del orden internacional. ¿En nombre de qué ocho paises deciden las políticas mundiales, fuera de todo debate político con otros paises, otros gobiernos y otros pueblos?

Pensamos que solamente existe una institución legítima para asumir este papel: las Naciones Unidas. Bien sabemos que es un marco imperfecto y una obra que poner en marcha. Además, si se considera el desfase entre las declaraciones políticas y la realidad, desde hace 25 años, la desapareción del G8 no tendría mucha importancia..

Sin embargo, el G8 sí ha tomado iniciativas, sobre la deuda por ejemplo...

¿Qué iniciativas? El G8 de Colonia (1999) llamó a una reducción de la deuda de los paises pobres. Pero es insuficiente con respeto a lo que necesitan y lo que está en juego. Hace mucho tiempo que exigimos una cumbre sobre la deuda. ¡ Que Jacques Chirac, anfitrión del G8, proponga una cumbre de las Naciones Unidas sobre la deuda! Una cumbre donde la sociedad civil pueda participar y donde nosotros tendremos muchas cosas que decir...

Hemos pasado de la « antiglobalización » a la « alterglobalización ». ¿ Cuáles son las proposiciones que ustedes quieren poner de relieve?

La cuestión de la gobernancia mundial, insistiendo sobre su carácter anti-democrático y tomando en consideración la cuestión de la hegemonía estadounidense.

La “cumbre para otro mundo” [organizada en el marco del contra-G8] se concentra en los temas propuestos por la presidencia francesa del G8: la NEPAD (Nueva Estrategia de Cooperación para el Desarrollo Africano), la responsabilidad civil de las empresas, el agua, los conflictos relacionados con la extracción minera, el terrorismo.

En términos de proposiciones, numerosos movimientos deseaban mostrar que era posible establecer relaciones sociales diferentes de las impuestas por el capitalismo: los pueblos alternativos de la contra-cumbre tendrán esa vocación en particular.

¿ Piensa usted que la UE puede jugar un papel con respeto a la hegemonía estadounidense sobre la gobernancia mundial ? ¿ O, después de todo, la UE no es más que otro marco que tiende al neoliberalismo?

Es un marco en el que se imponen políticas neo-liberales. Hay razones históricas... La UE sí puede tener un papel pero hay que ir un poquito más lejos. Hay que examinar las condiciones que le permitirían tener este papel, y empezar a trabajar, al nivel de las fuerzas sindicales, políticas y asociativas relacionadas con el movimiento alterglobalización, a fin de emprender una batalla política y transformar a la UE, su contenido y su papel, tanto en el interior como en el exterior de sus fronteras; para denunciar su carácter anti-democrático actual.