Los “paparazzi” del inmobiliario

Artículo publicado el 3 de Mayo de 2007
Artículo publicado el 3 de Mayo de 2007

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Con 1,8 millones de anuncios, la web Properazzi.com es como el Google del mercado inmobiliario: pequeños anuncios para toda Europa.

Yannick Laclau, de 33 años y fundador de Properrazzi.com, es un franco-brasileño criado en los Estados Unidos. Instalado en Barcelona, este emprendedor trotamundos ha lanzado en marzo de 2007 Properazzi.com, la primera agencia inmobiliaria virtual paneuropea. El concepto consiste en reunir en un sólo motor de búsqueda multlingüe todas las ofertas inmobiliarias –para compra como para venta– del Viejo Continente.

¿Por qué ha escogido la capital catalana para lanzar Properazzi.com?

Buscaba una ciudad cosmopolita que no fuera tan cara como Londres y ligada al mercado inmobiliario. En España, el mercado inmobiliario es el verdadero motor de la economía.

¿Qué ambiente se respira en Properazzi.com’?

Somos unas 20 personas de 13 nacionalidades distintas. Desde el principio, busqué montar una estructura internacional, pues creo en los beneficios de la diversidad. Aquí, el idioma de trabajo es el inglés, pero escuchas hablar francés, español, finés o catalán.

¿No se convierte la diversidad cotidiana en una barrera?

Por ahora no nos ha sucedido. Quizás porque somos una pequeña estructura. No somos una multinacional. Almorzamos juntos, salimos por la noche juntos...

¿Cómo se le ocurrió montar Properazzi?

Trabajaba creando webs para agencias inmobiliarias y en seguida se me ocurrió la idea de crear un portal que las reuniera a todas. Al principio, las agencias se mostraron reticentes ante la obligación de insertar en el portal todas sus ofertas y el gasto de tiempo que les suponía. Entonces, imaginé un código script que pudiera rescatar las ofertas de manera automática de las webs de las agencias: el precio, la descripción, fotografías..., etc. A partir de ahí, me pareció lógico ampliar el sistema a todos los países europeos. Hoy en día, uno que viva en Arizona puede tener acceso fácil al mercado inmobiliario de Nueva York. Al público europeo le hacía falta lo mismo.

¿Y ese nombre?

Properazzi es la unión del término inglés property que significa “inmueble” y paparazzi. Estos últimos son por lo general gente pesada, pero dispuestos a todo con tal de proporcionar informaciónn sobre los famosos.

¿Existe equivalente en los Estados Unidos?

Existe trulia.com, pero nuestro procedimiento es más bien original, y se basa en nuestras experiencias. En Europa se tiende demasiado a querer copiar lo de fuera. Qué triste. Hay que innovar, crear valor añadido. Somos capaces de ello. Si no, seremos siempre unos simples segundones.

¿El “.com” en vez del “.eu” es un signo de apertura al resto del mundo?

No nos hemos comido la olla con esto. La extensión de Properazzi al resto del mundo es posible, pero por ahora nos vamos a concentrar en Europa: desde Portugal a Rusia.

¿... hasta Vladivostok, entonces?

Si hay ofertas, sí.

¿Existen mercados prioritarios?

Sí, Rusia, por ejemplo: los Rusos adquieren mucho en el extranjero. Los ingleses también, claro. Y no que hay que olvidar a España: desde que la burbuja inmobiliaria ha empezado a aterrizar, muchos inversores han empezado a buscar pisos en otros lugares: Berlín, Praga, Bulgaria..., etc.

¿Qué objetivos se fija en términos de ofertas publicadas?

La web cuenta en la actualidad con unos 1,8 millones de ofertas publicadas. Sin embargo, queremos asegurar una cobertura total del parque inmobiliario europeo de aquí a finales de 2007: nadie conoce su tamaño exacto, pero creemos que asciende a entre cuatro y cinco millones de ofertas.

¿Cuál es vuestro modelo económico?

Queremos casar el modelo gratuito con el oneroso. El gratuito es necesario: el principio de todo motor de búsqueda es tener acceso a un máximo de información posible. Las agencias que quieran privilegiar la posición de sus ofertas deberán pagar por ello.

¿Quiénes son vuestros competidores?

A nivel nacional, existen muchos motores de búsqueda inmobiliaria. Ahora bien, según mis informaciones, no existe otro motor paneuropeo. Podríamos decir que nuestro principal competidor es...: Google.

¿... quieren, pues, encarnar a David contra Goliat?

En un sector limitado y vertical, como el inmobiliario, lo que queremos es que un español que busque piso en Praga, en vez de pasar por Google sin obtener resultados precisos, pueda encontrar mediante una herramienta única informaciones concretas y personalizadas.

Aunque nunca haya vivido en Francia, usted ha nacido en Francia y es francés. ¿Qué opinión tiene sobre la campaña electoral y su reflejo en Internet?

Ségolène Royal participa en Second Life y Sarkozy no deja de difundir archivos podcast. Así que la cosa promete. Aun así, creo que los candidatos no han comprendido del todo lo que significa Internet. Incluso yo, con 33 años, estoy al límite, pues descubrí Internet estando en la Universidad y no en el colegio como todos ahora. Hay que esperar aún 15 años para que los que han crecido con Internet lo incoproren en la campaña de una manera total.