Los siniestros zurdos

Artículo publicado el 12 de Octubre de 2005
Artículo publicado el 12 de Octubre de 2005

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Los prejuicios contra los zurdos han sido un tema recurrente en la Historia. Probablemente, tienen sus orígenes en la Antigua Roma, cuya ferviente preferencia por la derecha ha quedado hoy en día recogida en muchas lenguas europeas. La palabra latina para izquierda, sinistrum, significa también “amenazante”. Esta segunda connotación ha permanecido a pesar de la caída del imperio; en italiano es sinistro, en francés sinistre, en inglés sinister y en español siniestro, un mal augurio que motivó que en todas las lenguas ibéricas se optara por el término euskera izquierda. Por otra parte, dextera, la palabra latina para “derecha” se asocia al concepto de habilidad. Durante el último milenio, este término ha evolucionado hacia dexterity en inglés, destreza en español y portugués, y dextérité en francés. Sin embargo, los que se sientan discriminados como resultado de este capricho lingüístico pueden estar orgullosos: uno de los mayores emperadores romanos, Julio Cesar, era zurdo.