'Maidan': el punto de vista de Loznitsa sobre la crisis ucraniana

Artículo publicado el 1 de Abril de 2015
Artículo publicado el 1 de Abril de 2015

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

El miércoles 11 de marzo, en el Palacio de las Bellas Artes de Bruselas (BOZAR), el director de cine Sergeï Loznitsa presentó su documental Maidan ante una sala abarrotada. La proyección estuvo precedida de un debate sobre el tema Ukraine in the eyes of Eastern EuropeanIntelligentsia ('Ucrania vista por intelectuales de Europa del Este'), en presencia de periodistas rumanos, polacos y letones.

La intención del debate organizado por la red de institutos culturales nacionales de la Unión Europea (EUNIC, siglas en inglés de European Union National Institutes for Culture), entre los que se encuentra el Instituto Cervantes, era comprender cómo la intelectualidad de Europa del Este percibe la crisis social y política en Ucrania, dando voz a los que han ido allí para ser testigos directos de los cambios radicales y de la realidad de ese lugar. El objetivo es, ante todo, enriquecer el pensamiento de Europa occidental sobre la crisis ucraniana y no solamente arrojar luz sobre el escenario de la guerra. De hecho, el intérés del debate era descubrir las ideas y los argumentos de esos periodistas de Europa del Este con el fin de compararlos con los de los medios de comunicación de Europa occidental. 

Loznitsa, entre Ucrania y Rusia

Sergeï Loznitsa nació el 5 de septiembre de 1964 en Baránavichi, Bielorrusia. Su familia se trasladó a Kiev, en Ucrania, donde cursó la enseñanza obligatoria. En 1981, Loznitsa es admitido en la Universidad Politécnica de Kiev, donde estudia matemáticas aplicadas. Durante este periodo, desarrolla un gran interés por el cine, y en 1991 ingresa en la famosa escuela Russian State Institute of Cinematography de Moscú. En 1997, Sergeï se licenció con las mayores distinciones en produción y dirección cinematográfica.

El movimiento Maidán toma su nombre de la plaza de Kiev denominada hoy en día Plaza de la Independencia, y que fue el escenario de levantamientos populares desde noviembre de 2013 contra el régimen del presidente Yanukóvich y contra la firma de acuerdos de cooperación con la Unión Europea. En febrero de 2014 fue destituido por "abandono de sus funciones", a raiz de su huida a algún lugar desconocido, por la Rada Suprema (Parlamento) y en marzo su propio partido le expulsó de sus filas. En su huida se marchó a Rusia, donde el Kremlin se estaba preparando parar sitiar el este de Ucrania. 

El director de cine siguió los acontecimientos, cámara en mano, durante casi cuatro meses para mostrarnos el despertar de una nación. Las imágenes seleccionadas -sin análisis ni comentarios- testimonian la realidad sobre el terreno. Las largas secuencias fijas y las tomas de sonido sumergen al espectador en el corazón del movimiento. Nada de investigación ni de misterio, sino un simple aplazamiento o retraso de imágenes en el seno de un relato cuidadosamente dirigido que deja espacio a una problemática y a una pesada molestia durante toda la duración del documental.

Maidan e intelectualidad de Europa del Este en la misma longitud de onda

Para Sergeï Loznitsa, esta crisis era previsible. Los conflictos de identidad y territoriales son las consecuencias de las relaciones políticas entre Ucrania -apoyada por la Unión Europea- y Rusia, que comenzaron con la anexión de Crimea en marzo de 2014. Según él, la comunidad internacional, y sobre todo la Unión Europea, deberían actuar con mayor rapidez y en profundidad en Ucrania. Desde que comenzaron las protestas en noviembre de 2013, la situación no ha dejado de agravarse para la población, especialmente en la región de Dombass, donde la guerra hace estragos. Los acuerdos de Minsk, llevados a cabo bajo los auspicios de la Organización para la seguridad y la cooperación en Europa, no parecen suficientes para encontrar una solución duradera a la crisis ucraniana. 

Durante todo el debate, el discurso mantenido por los periodistas permitió comprender la posición de la intelectualidad de Europa del Este sobre la crisis ucraniana. En primer lugar, insistieron en la diferente interpretación que se hace de la crisis según los que informen sean medios de comunicación de Europa del Este o los de Europa occidental. Ello se debe a que unos y otros medios se apoyan en valores y normas culturales diferentes, siendo normal que la información no se trate de la misma manera en el conjunto del Viejo Continente. Además, los periodistas abordaron el tema del papel jugado por la Unión Europea durante este conflicto. Según su opinión, la UE se contentó con una acción diplomática cuando lo que se necesita sobre el terreno es una acción concreta. Su punto de vista sobre este asunto coincide con el de Loznitsa

A  continuación, puede ver el tráiler de la película: 

https://www.youtube.com/watch?v=JrZAnlIgZpg