“Majority”, la vida de un cobarde

Artículo publicado el 15 de Noviembre de 2010
Artículo publicado el 15 de Noviembre de 2010
“Majority” es un retrato más que una historia y más que acercarnos al personaje nos da ganas de sacudirle para que reaccione. Su protagonista es Mertkan. Tiene 21 años, un padre dominador, una madre que sufre, una novia a la que no quiere suficiente, y unos amigos con los que no puede ser él mismo. Y llora de vez en cuando. De impotencia o de desgracia, se supone. Pero no hace nada.
Ni por él, ni por los demás.

Con diálogos secos, silencios largos y una lentitud que acaba cansando, esta película turca, que transcurre en Estambul y que se ha presentado en el festival en la sección de First Film First, es el primer trabajo de Seren Yüce. En ella, intenta abordar temas como la dependencia de la familia, la sinceridad, o el egoísmo en las relaciones sentimentales y la problemática social del país que se refleja, sobre todo, en la historia de Mertkan y su novia kurda, a la que el padre del protagonista no quiere ver ni en pintura.

Como una de sus bazas, cabe decir que la película presenta bien y claramente a cada uno de los personajes, sin apoyarse apenas en los diálogos, sino más bien a través de sus acciones, decisiones y gestos. No obstante, la trama no engancha ni emociona y deja al espectador con una visión descarnada, desesperanzada y gris de la vida y del ser humano, mientras nos muestra a un protagonista que no apetece conocer ni siquiera desde la butaca.

Ester Araúzo