Mala pata

Artículo publicado el 16 de Agosto de 2006
Artículo publicado el 16 de Agosto de 2006

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

En Alemania las desgracias vienen rara vez solas. También en el ámbito anglosajón suele ocurrir, sólo que allí se dice: When it rains, it pours (“no llueve, llueve a cántaros”). Peor aún para los alemanes, que pasan de la lluvia al canalón.

Los franceses no son tan técnicos y recurren a la mitología: Tomber de Caribdis en Escylla: ¡se cae del peligroso remolino Charybdis a las fauces del monstruo marino de seis cabezas Scylla! ¿Hacen falta más pruebas para demostrar que en Francia las desgracias tampoco vienen solas? (Un malheur ne vient jamais seul). Pero, mientras el francés entiende la palabra malheur como desgracia o malandanza, en Alemania sólo significa percance (Missgeschick) o simplemente mala pata (Pech).

ESpañoles, alemanes, franceses e ingleses tenemos no obstante algo en común: la desgracia es literalmente una falta de gracia o de suerte, mal-heur o bad luck.