Mamoneo electoral en Bélgica

Artículo publicado el 18 de Julio de 2007
Artículo publicado el 18 de Julio de 2007
Tania Dervaux, candidata del partido Nee a las elecciones parlamentarias belgas, no ha dudado en prometer ciertos favores.

El sexo es política. La casquivana Tania Dervaux, representante del partido político belga NEE (un partido antisistema que se opone a las acciones de los demás), encontró un buen truco para dar que hablar a su candidatura a las elecciones legislativas belgas del pasado mes de junio. En su campaña electoral esta candidata al senado prometía 400.000 felaciones a los belgas que la eligiesen. En su página web lo dejaba todavía más claro: un voto, una mamada. Clic y trato hecho: más de 400.000 internautas guarrillos terminaron picando en el anzuelo.

Nada mojigata, Miss Mamada calculó que cumplir su promesa le llevaría 500 días a un ritmo de 80 felaciones diarias. Un ritmo que dejaría pasmado a cualquiera, y sobre todo decepcionados, pues todo se reduce a una broma virtual. En efecto, el invento de Dervaux consistió en llamar la atención sobre las promesas absurdas de los demás partidos políticos de cara a aquellas elecciones parlamentarias. ¿Para cuándo la coalición del “hombre objeto”?