Mapa de la semana: La pobreza de los jóvenes europeos

Artículo publicado el 9 de Abril de 2015
Artículo publicado el 9 de Abril de 2015

Se dice a menudo que el dinero no huele. Si alguna vez la pobreza llega a ser vista, no tiene ni color ni olor, lo que la hace extremadamente difícil de comprender cuando se intenta medir. Sin embargo, se estima que el 20% de los jóvenes europeos entre 15 y 29 años “vive en riesgo de pobreza”. Un problema lo suficientemente grave como para asignarle esa comparación.

Al no contar con un enfoque científico unánime y aun menos con una definición, la pobreza es un concepto difícil de entender. No obstante, lat enemos frente a nosotros. En cualquier lugar, tal vez más que nunca, la imagen de un joven con un letrero escrito sobre un cartón nos salta a la vista durante una vuelta por el continente. Como hay que llenar con algo la cosa, los institutos de estadísticas como el Instituto Nacional de Estadística y Estudios Económicos en Francia (INSEE) o el Eurostat, han acordado un enfoque en común. Así, el índice de riesgo de pobreza mide la proporción de individuos que tienen un nivel de vida inferior al umbral de pobreza, igualmente calculado, pero que no deja de ser una herramienta económica de valor relativo.

Esto no evita que se estime que un 20% de los jóvenes entre los 15 y 29 años de hoy en día esté en “riesgo de pobreza”. En el mapa, la pobreza de los jóvenes no sigue ninguna norma social establecida, es difusa y ningún país europeo puede enorgullecerse de su condición, ni siquiera los países escandinavos. Al margen de las cifras, la pobreza juvenil equivale al 10% de los jóvenes que no pueden pagarse una comida con carne o pescado y a un joven de cada 6 que no podrá comprarse nunca ni un ordenador ni un coche.

Cifras de Eurostat