Mapa de la semana: Los franceses de vacaciones

Artículo publicado el 29 de Julio de 2015
Artículo publicado el 29 de Julio de 2015

Cada año, pero especialmente este, un tercio de los franceses huyen de su país y de sus playas para colonizar las de sus vecinos europeos. En este caso: España, Portugal, Grecia, Italia y hasta Reino Unido. Hemos situado al pequeño bañista en el mapa de Europa y hemos pedido a aquellos que ya están instalados que nos expliquen por qué se exilian durante las vacaciones.

Henrique, promotor en Portugal

"Portugal tiene el encanto de lo antiguo en sus calles, donde las abuelitas en las ventanas se mezclan con la juventud omnipresente de las calles: Los grafitis y las macetas se mezclan sin que parezca molestar a nadie. Aquí, la vida es simple. Y además barata. En Lisboa se come bien por prácticamente nada, y puedes encontrar un alojamiento trendy vintage por lo mismo. Últimamente, la tendencia es mezclarse. No sólamente vives en la casa del propietario, sino que también alquilas un coche como los lisboetas en el pico de calor del verano y atraviesas el puente para llegar a los kilómetros de playa que hay junto a la ciudad. Lo mejor es que Lisboa aún es una ciudad auténtica. Es su carácter simple y exótico lo que la convierte en un destino sorprendente".

Nicolas, agente en Reino Unido  

"Las vacaciones suelen ser sinónimo de playa y sol, pero un poco de lluvia también puede funcionar. Inglaterra en general, y Londres en particular, son muy apreciadas por varias razones. Aunque si bien monumentos como Buckingham Palace o el London Bridge son colocados rápidamente como cabezas de cartel, el sur del país también tiene mucho que ofrecer. Tres destinos se ponen a la cabeza: Las playas de Cornwall, en la costa suroeste, la ciudad romana de Bath y el extravagante Brighton deberían estar entre vuestras consideraciones para vuestras próximas vacaciones".

_

 

_

Julia, jefa de prensa en España

"Vamos de vacaciones a España porque allí nos sentimos menos culpables que en Tailandia por aprovecharnos del 'baratismo'. Además, a veces, nos parece que el idioma se parece mucho al nuestro pero con una 'o' al final. Pero sobretodo, vamos a España para atiborrarnos de comida frita, algo que nuestra cara gastronomía francesa nos niega injustamente".

Marc, reportero en Italia

"Para un francés, 'vacaciones' rima necesariamente con 'sur', y más al sur de nuestro sur ¿qué tenemos el placer de encontrar? ¡Italia! Un país que nos permite exprimir libremente nuestra parte latina, todo ello en contacto con una gastronomía, un paisaje y una riqueza cultural que envidiamos en secreto... Jean Cocteau decía que el italiano era un francés contento, y eso se verifica cada vez que nosotros pasamos la frontera de Menton".

Katerina, consejera en Grecia

"Todo empezó aquí. El teatro, la filosofía, la democracia, los Juegos Olímpicos, la arquitectura clásica, las ciencias y mucho más. Grecia es nuestro patrimonio, es nuestra historia común, es nuestra cultura europea. El clima griego es terapéutico y la cocina es dietética, sana y deliciosa. Grecia ofrece una variedad de paisajes únicos que van desde el Monte Olimpo a sus playas paradisíacas. Todas las tonalidades de azul en un único país, en una playa. Grecia es un cruce entre Europa y Oriente que hace que nos sintamos siempre como en casa. Más allá de la belleza de sus paisajes -incomparable con el resto de Europa- la fruta, la verdura y los productos frescos, Grecia ofrece algo más de valor incalculable: La hospitalidad, o en griego 'la philoxenia', que significa 'amor al extranjero'".