Martin Schulz: adiós a la burbuja europea

Artículo publicado el 25 de Noviembre de 2016
Artículo publicado el 25 de Noviembre de 2016

[OPINIÓN] Es oficial: Martin Schulz, presidente del Parlamento Europeo deja Bruselas y se vuelve a Berlín. ¿Se acaba aquí el sueño europeo tal y como lo conocíamos? 

Ayer por la mañana, el diario alemán Süddeutsche Zeitung describía la vida de Martin Schulz. Un camino que tiene algo de sueño americano pero con un escenario europeo de fondo. De alcohólico desempleado a alcalde, presidente del Parlamento Europeo - y ahora, tal vez-, a futuro canciller de Alemania.

Schulz, que ha dirigido el Parlamento Europeo desde 2012, no pretende alcanzar un tercer mandato en las instituciones comunitarias. Según el mismo periódico, el miembro del Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD) tiene su mirada puesta en el Bundestag [la cámara baja del Parlamento alemán, Ed.] Corre el rumor de que a Schulz le gustaría ocupar el asiento de Frank-Walter Steinmeier, el actual ministro de Asuntos Exteriores, pero seguramente no se detendrá allí. El programa de televisión alemán heute-show ya lo decía en Twitter: "Martin Schulz quiere entrar en el Bundestag. La AfD [referido a Alternativa para Alemania, un partido ultraderecha, Ed] ya está echando humos: ¿un prófugo belga como canciller?".

La verdad: es una decepción muy grande. Lo que para él es un paso importante en su carrera, desde el punto de vista europeo, es un enorme paso atrás. Pese a lo que muchos digan y piensen, Martin Schulz es una de las pocas personas que ha encarnado lo mejor de la política europea. Un hombre que se mostró indiferente ante los insultos de Silvio Berlusconi, (que le ofreció un papel de capo en una película italiana sobre campos de concentración). Alguien que siempre ha luchado por los intereses de Europa. Que le plantó cara al primer ministro húngaro Viktor Orbán. Que expulsó de una sesion plenaria a un parlamentario del partido griego neonazi "Amanecer Dorado" tras decir que los turcos eran como "animales". Alguien que ha luchado siempre por el derecho de escrutinio del Parlamento Europeo. Y todo para liderar a Europa, un gigante descontrolado que salta de crisis en crisis. Antes de que él llegara, el Parlamento Europeo nunca fue tan humano. Y, precisamente llegó en uno de los momentos más delicados: durante una crisis financiera que parece no tener solución. 

En 2010, el diputado europeo Daniel Cohn-Bendit a Schulz: "¡Cállate la boca!"

Hasta pronto

Martin Schulz no podría haber elegido un momento peor para dejar las instituciones. El que un día fue librero, ha decidido hoy ocupar el cargo más importante de Alemania, el de canciller, lo cual es especialmente triste ahora que 2016 parece ser un año sin remedio. El Brexit, el escándalo en torno al TTIP y la crisis de refugiados han dividido profundamente a Europa. ¿Por qué ahora, a medida que el sueño europeo se convierte en una pesadilla y las voces populistas crecen con fuerza por todos lados? ¿Por qué sale Schulz ahora de Europa cuando cuando se le necesita más que nunca?  

Aunque siempre hubo rumores de que en algún momento Schulz volvería a la esfera nacional, él lo negó siempre y dijo que no le daría la espalda al proyecto europeo por un puesto en el Bundestag. Ayer, dijo que ser presidente del Parlamento Europeo era un gran honor, pero también una gran responsabilidad. ¿Acaso Martin Schulz se ha visto abrumado por el "gigante encadenado" de Europa?

Hay quienes creen que Schulz puede hacer más por Europa como canciller de Alemania que como Presidente del Parlamento. Tal vez le espera un gran destino. Pero esto no nos impide pensar que los proyectos futuros del ex-presidente como miembro de la élite política alemana no recuerdan a un sueño europeo, sino más bien a una "fabulosa" caída.