Medio Oriente (?) metanarrado

Artículo publicado el 3 de Julio de 2002
Publicado por la comunidad
Artículo publicado el 3 de Julio de 2002

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

La base de este texto es un ensayo que va intentar observar el modo en que el concepto de democracia es utilizado en los medios de comunicación occidentales, su exportabilidad y su exportación.

No me gusta Europa ni su euro centrismo, no me gusta escribir de nosotros, no me gusta escribir nosotros "los del Oeste", pero no puedo escapar del hecho de que soy un producto de una sociedad, y esta es esa sociedad que ha llenado los espacios en blanco de mi campo cognitivo con cualquiera de sus elecciones, puesto que era muy joven y demasiado ingenuo para negarme. En referencia a ciertos trabajos, mas abajo concretizo sentimientos y emociones que muchos de nosotros simplemente los emplazamos como xenofobia, convenientemente ignorada por la sociedad europea de la cual yo soy un producto. Lo que quiero que se discuta es que es corriente en la sociedad de hoy en día, que felizmente "metanarrativizamos" como globalización, y ha alcanzado consecuencias a las que tenemos que prestar atención.

Las corrientes que van mas allá de lo imaginable, lo concebible, las cuales hemos leído en periódicos o visto en los telediarios, donde se nos escapa lo que quieren decir, esas corrientes son invariablemente manifiestas en la sociedad del Oeste y se concentran en el imperialismo de hoy en día, que se extiende a lo largo del globo completamente interrelacionado en una red. En lugar de destruirse poco a poco, el imperialismo simplemente se está convirtiendo en más sutil, transformado en una manera de pensar y de actuar políticamente aceptable o peor aun "políticamente correcta" para esos sujetos y actores en el Este y los territorios adquiridos (el Este queda por adquirir). La base de este texto es un ensayo que va intentar observar el modo en que el concepto de democracia es utilizado en los medios de comunicación occidentales, su exportabilidad y su exportación. El ensayo transforma en una defensa del imperialismo oriental, las ideas que adoptamos en parte desde los textos de Edward W. Said, Bryan S. Turner, James Ngugi, Roger Owen, referencias de lo que se ha hecho, aunque el texto emane en gran parte de ideas nacidas durante las visitas al mundo en vías de desarrollo, los libros encontrados en Nairobi, panfletos leídos en Kampala, artículos de periódicos, extractos de noticias, conversaciones, películas, noticias de radio; pienso que la calve es entender "Orientalismo" (Said, 1978).

Para Said, el orientalismo no es una teoría, es un acto de pensar, escribir, investigar desde el Oeste, el Oriente, como un polo opuesto al Occidente u Oeste (en particular Europa). ¿Cómo pensar en definir el Oeste, si el polo directamente opuesto (las mentes orientales) es el Oriente? ¿Oeste o qué? ¿ Este o qué? ¿En el medio ó dónde? El cercano ó lejano Este; ¿Desde dónde o hacia dónde? Este tipo de lenguaje, excluye los análisis nativos o locales, este es uno de los puntos de Said que más tarde incluirá en el Orientalismo tal como expone en una lectura contrapuntual: la visión del exilio. Etiquetar una complejidad, lo desconocido, una lata que podría estar llena de gusanos, lo mejor es no abrirla: es decir es como archivar algo que no conoces y no deseas comprender bajo un velo de ignorancia que usted no necesita considerar. Esto es sintomático de la arrogancia occidental. La israeli dice: "El Este es una carrera" es quizás la manera en que deberíamos observar el asunto (tan complejo para ser entendido por un jurista, y ciertamente demasiado complejo para arrojar luz en un par de miles de palabras). Todo lo que puedo añadir es mi propia reflexión sobre esta cuestión del etiquetado. Pregunta a alguien de Arabia Saudita, de Yamén o de Argelia de dónde vienen, apuesto que su respuesta no será "el Oriente Medio", quizá un francés, un británico, pensarán que esas personas sí vienen del "Oriente Medio" .

Turner comenta lúcidamente: "En el análisis de Said sobre el discurso orientalista, el hecho crucial del discurso orientalista era que nosotros hablamos y sabemos a cerca de los orientales, mientras ellos ni siquiera se comprenden ellos mismos tampoco hablan de nosotros: En este lenguaje de diferencias, ellos no tenían aparentemente discursos occidentalistas. La sociedad, dónde las comparaciones son construidas, favorece la posesión de privilegios - racionalidad, progreso, instituciones democráticas, desarrollo económico - en términos en las que otras sociedades son deficientes o retrasadas. Estas características son importantes para el carácter particular de la sociedad occidental y explica los defectos de una alternativa social. Este sistema orientado intenta explicar las características progresivas del occidente y el estancamiento social del oriente... Dentro del cuadro de los contrastes entre occidente y oriente, el Islam siempre ha representado políticamente y culturalmente un problema para el sistema occidental. El Oeste ve todas las culturas no occidentales como culturas ajenas. Hablando en plata, usted y yo aquí y ahora, ¿qué significa? Cuando Europa se anexionó cerca de 85 por ciento de las colonias, protectorados, dominios dependientes y commonwealth, el imperialismo era más una mentalidad que un proceso económico siendo la fuerza que muestra el camino: esta mentalidad se refleja en las actitudes e influencias "de casa", arte y literatura son instrumentos para crearlos. Said considera el imperialismo como "...práctica, teoría y actitudes de dominio del centro metropolitano, dirigiendo un territorio a distancia", el análisis de los imperios europeos durante la época de los imperios nos lleva a la noción que la globalización moderna es resultado de la expansión y organización de los imperios occidentales.

"La experiencia americana, como nos demuestra Richard Van Alstyne en su libro Rising American Empire, fué desde el principio basada en la idea de an imperium - un estado dominado o la soberanía para expandir la población y territorio e incrementar la fuerza y el poder. Curiosamente, el discurso que insiste en la especialidad americana, el altruismo, y la oportunidad hace que el imperialismo sea una palabra o ideología que raramente aparece en la cultura, la política y la historia americana. Pero la conexión entre política imperial y cultura es asombrosamente directa. De las actitudes a la grandeza americanas, a las jerarquías de competiciones de los peligros de las otras revoluciones (la revolución americana es considerada única y en cierta manera irrepetible en cualquier parte del mundo) se quedó constante, ha dictado, ha oscurecido las realidades del imperio, con disculpas para los intereses americanos transatlánticos basadas en la inocencia americana, el deseo de lo bueno, de la lucha por la libertad." Si es eso, argumentó Said, la mentalidad y el arte de guiar el imperialismo y la construcción de un imperio, seguramente podremos deducir que los Estados Unidos caminan, en cierto modo, hacia un imperio moderno. Hay muchos ejemplos de este tipo siempre que miramos alrededor, tanto en el mundo desarrollado como en el mundo en vías de desarrollo.

La cultura Disney favorece mi odio: Los animales americanos parlantes y cantarines en Savannah, el escenario protagonizado por una lucha donde el bien va a ganar contra las fuerzas del mal inevitablemente. Personificación de los ambientes más hostiles de la tierra para los humanos se volvió un campo de juegos en la mente, donde su carácter de mascota, en las que la gente se ha reconocido, llega a ser el rey del grupo.

La tendencia se repite en los medios, la música, la tecnología, etc., naciones como Francia hacen leyes restringiendo el uso de idiomas extranjeros para prevenir los anglicismos y americanismos; Internet y el mundo de la tecnología informativa está dominada por el idioma Américo-inglés, esfera dominada por una nación y ambicionada por el resto del mundo. Malborough es la marca líder mundialmente, seguida de cerca por Coca-Cola, dispositivos de la "grandeza" americana encontrados en cualquier rincón del mundo. No es sólo "the States", sino también la dispersión de la mentalidad consumista/capitalista/americana. ¿Pero este no será la manera mas adecuada de rechazar, para mí, poseedor de un pasaporte británico, cualquier responsabilidad en la construcción de imperios contemporáneos, por la creación de colonias, de protectorados, o dependencias? Esto, desafortunadamente podrá ser muy interesante en otro ensayo. Lo que probablemente es mas apropiado aquí es el uso de la democracia por el Occidente. ¿Cómo es el alcance de la influencia americana? ¿Por qué los americanismos son tendencias mundiales? ¿Cómo los gobiernos permiten la cultura, los productos, los coches americanos se transformen en símbolos para las personas que difícilmente pueden mantenerlos a causa de la inflación? ¿Existirá algo mas que el amor a primera vista, una razón profunda para la americanización de los terceros y la inmensa mayoría del mundo? Esta parte que Said ve como una global lucha de poseo del territorio y de difusión de ideas. "... la Tierra es un único mundo, donde no existe virtualmente lugares vacíos y inhabitados. Tal como ninguno está fuera de la geografía, ninguno está libre de la lucha contra la geografía. Esta lucha es compleja e interesante porque no es sólo soldados y cánones sino también ideas, formas, imágenes y iconos. Donde se considera los Estados Unidos un país rico, fuerte, técnicamente una nación "inteligente", cual es su influencia sobre otras naciones a parte de ellos? ¿Dónde terminan las ayudas financieras y empiezan los pagamientos para la difusión de una ideología? ¿Fuimos testigos de un mundo donde las pequeñas y pobres naciones, mas debiles financieramente que otros actores internacionales, han aceptado un crédito de los grandes prestadores para publicitar una ideología en lugar de otra? ¿Qué medios fueran utilizados para negociar los precios bajos?

La América de la guerra fría podría justificar lo alistamiento de millones de $ en el Tercer Mundo para sustentar la democracia, o su idea de democracia. Las élites dominantes, que reciben los donativos en los países, están felices de llenar sus bolsillos con migajas americanas y de mostrar al mundo la faz de la "democracia"; en cuanto disfrutan lo piensan ser los efectos colaterales de la democracia, del capitalismo y del consumismo, los Estados Unidos ceban su población con ideales capitalistas, venden los productos americanos y explotan el trabajo barato y recursos, gracias capitalismo! Subrayo que esto no es especulación. Cualquier economista interesado en las economías "abiertas", o naciones que intercambien productos fuera de sus fronteras, estará familiarizado con la noción de Dualismo, característica de numerosos países subdesarrollados. La economía dual se constituye por dos sectores, un moderno, constituido por compañías y capital extranjero que explotan los recursos primarios locales y lo trabajo barato. Entre tanto este sector exporta su producción para el mercado occidental. Donde el imperialismo juega el papel principal en la separación del sector moderno del tradicional o local, paralelamente los beneficiarios de las ganancias las gastan en importaciones, modas, productos occidentales: comparando los símbolos de status lo ofrecido por el mercado local, es muchas veces de poca utilidad.

Entre tanto el sector tradicional no se ve afectado por los efectos de las inversiones extranjeras, produciendo productos para el consumo local, principalmente por pequeños comercios locales y caracterizados por un ratio bajo de productividad. Basta pensar en los billones de $ invertidos en petróleo comparativamente al nivel económico individual de los que no están trabajando en este sector cerrado. Pero hay más participantes en este juego que los billetes verdes. La cultura occidental crecientemente dominada por la imagen y la prensa. Por ejemplo, la foto de un estudiante besando el suelo americano cuando fue "evacuado" en 1983 por la "misión de rescate" en Granada (la cual derribó el régimen marxista), fue suficiente para convencer 250 millones de americanos que la política de Reagan era sensata. (El hecho del Congreso descubrir que los Estados Unidos estaban en guerra a través de la televisión no fue preocupante). Tal como las fotos y las historias del Kosovo fueron suficientes para convencer a los pueblos de la OTAN de que la OTAN llevaba a cabo una acción de justicia, los análisis de los gobiernos o los informes de la ONU que intentaban encontrar retrospectivamente la verdad de una serie de acontecimientos no tuvo efectos en los diarios o fueran enterrados en la página "26".

El tiempo óptimo para el tratamiento de una información según la CNN es 17 segundos, y los periodistas intentan condensar los viejos conflictos de hace siglos y introducirse en la psique de millones de personas durante el tiempo de emisión. Nuestra "democracia" fue juzgada con los detalles escogidos por los diarios esporádicamente. Quién son los occidentales para promover la democracia cuando, son los intereses comerciales los que dictan nuestras reflexiones; y tenemos nociones romanticistas de la igualdad, de la democracia, cuando nuestro contrapoder frente al gobierno depende de los medios de comunicación y que sólo podemos ejercer algo de ese poder cada cinco años. Para defender que el comercio domina todo, Clinton, durante su viaje en la primavera del 2000 a Asia, hizo publicidad de la democracia y de los derechos. El viaje se terminó en Arabia Saudí, uno de los más representativos mundialmente del no respeto de los derechos humanos, donde el único tópico de conversación fue el mantenimiento del precio del petróleo en los EE.UU. par que se mantenga estable o bajo en vista a unas elecciones en el futuro. "Más importante que su propio pasado...es las consecuencias de sus actitudes culturales en el presente. Los legados del colonialismo y del imperialismo en el cual se basa son diferentes del espíritu de los ex colonizadores y ex colonizados: por un lado el pensamiento y las vidas de los pro imperialistas, por otro aquel de los colonizados recientemente.

Estos efectos van de flujos migratorios al Oeste, al puesta en duda de, la manipulación, de la tradición, de la cultura, de las costumbres. El Occidente conservador puede sentirse amenazado por las culturas no occidentales, y una visión estructural del mundo oponiendo el Norte al Sur, puede ser un catalizador de la guerra. El autor de orientalismos es él mismo un actor no occidental cuestionando por culpa de la tradición, es también un exiliado, por algunas razones: "los problemas de democracia, de desarrollo, de destino (...) revelados por la persecución de los intelectuales que desarrollan sus pensamientos y sus acciones" son la causa de "las dificultades experimentadas en la tentativa de crear relaciones polarizadas, radicalmente desequilibradas, y que se recuerdan diferentemente". Entonces el imperialismo nos viene del pasado, influencia el presente y constituye un diálogo de diferencias. "El trabajo de Said, orientalismo, reconfigura el discurso europeo y americano a propósito de las culturas y de los pueblos del Medio Oriente, redefiniendo el estudio del Oriente dentro del contexto del imperialismo occidental.

Los textos históricos y literarios son construidos dentro de contextos políticos, creando así un discurso a cerca del oriente como el 'otro cultural'". El s.XXI ofrece mas que interpretaciones literarias y artísticas del imperialismo, el valor de los intelectuales y de los políticos está en vías de cambio por la economía mundial. Los mercados mundiales han sustituido la política en la lucha para la supremacía, esto reduce la frontera entre las esferas de la política nacional e internacional, lo que significa también que un sistema de valores se ha impuesto a cada uno, nación o zona de intercambio que quiere conseguir económicamente importancia. Para alcanzar éxito económico la modernización tecnológica, la inversión en infraestructuras vistas en la televisión, internet, vídeo, etc., es esencial. El éxito económico es la única manera de adquirir una credibilidad política en el nuevo siglo, y mientras que los líderes teocráticos parecen carecer de legitimidad al nivel ideológico, el flujo de las ideas, de los individuos y las redes mundiales de comunicación devoran lentamente la ideología, como la economía devora la política en las culturas donde las muelas de la ideología no son profundas. Mientras que las fuerzas del imperialismo circulan por la superficie del globo, ellas son llamadas diferentemente según las culturas y las circunstancias. Lo que los manifestantes en Seattle y Praga han llamado "mundialización" podría llamarse "mercantilismo" par los economistas o "imperialismo" para los orientalistas.

Esto nos conduce a dos conclusiones. Primeramente, hay una tendencia pesada a la metanarración, y la clave para entender nuestro mundo reside en la destrucción en lugar de una palabra que llame la atención tal como "mundialización". En segundo lugar la tecnología moderna, la imposición de ideas, de valores, de aspiraciones, y de ideales occidentales afecta a los espíritus de todos los individuos del planeta de la misma manera, aunque este individuo sea un trabajador de una economía dualista o aquel que dispara a Shawn Jones, 13 años, Detroit 1985, para robarle sus zapatillas deportivas.