Meet My Hood: El barrio Salamanca en Madrid

Artículo publicado el 27 de Julio de 2015
Artículo publicado el 27 de Julio de 2015

El barrio Salamanca, en Madrid, tiene fama de ser el Notting Hill de Londres en versión española, con todos los clichés que eso conlleva. Sin embargo, nos preguntamos si realmente esta zona del centro de la capital hace honor a sus estereotipos más enraizados. Para ello, damos una vuelta multimedia por las calles de este lugar para deshacer o confirmar los mitos que rodean a este barrio.

Aburrido, pijo, elegante o exclusivo son algunos de los adjetivos que con frecuencia se escuchan al hablar del barrio Salamanca. Nos dirijimos a la Plaza de Manuel Becerra, en esta zona, para entrevistar a quienes viven en él. Ellos desmontan y verifican algunos de estos tópicos y explican las razones de por qué han decidido vivir o trabajar en este barrio.

¿Cuál es el precio medio del café, un apartamento y la caña? 

El precio medio del alquiler de un apartamento en el barrio Salamanca está en torno a los 400 euros por una habitación en un apartamento de 100 metros cuadrados. Para que os hagáis una idea de lo que supone, una habitación en un piso de las mismas características en Moncloa, el barrio universitario por excelencia, ronda los 300 euros. En cuanto a la cerveza, es posible pedir una caña por 1,90 euros. ¿Dónde? Os sugerimos dos locales, en los que además por cada consumición ofrecen una tapa gratis: Entre Cáceres y Badajoz y Los montes de Galicia. Por último, un café os costará entre 1,30 y 2 euros, y como opciones os proponemos tomarlo en la conocida chocolatería Valor o en la cafetería Fonty

Un lugar emblemático: la pastelería Animari

Quienes viven en este barrio "de toda la vida" conocen la pastelería Animari a la perfección. Se trata de una cadena de locales con varios años de historia que se encuentran principalmente en esta zona de la ciudad. Con los años, se ha convertido en uno de los lugares de referencia para comprar pasteles de sobremesa, platos de comida preparada o simplemente para tomar un café. Fuera del barrio, Animari pierde toda su tradición y se convierte en una gran desconocida, ajena a lo que pasa en el resto de la ciudad.  

Gente de hoy y de siempre

Vidal, 23 años

Vidal tiene 23 años y es de Toledo, a unos 70 kilómetros de Madrid. Estudia Turismo y ADE en la capital y siempre ha vivido de alquiler en el barrio Salamanca. Según él, la razón es la buena comunicación con el centro, al que llega en 15 minutos, y a su universidad, en 25. Reconoce que los pisos son más caros que en otras partes "porque se paga la zona". Lo que menos le gusta es la presencia policial "porque si no das esa apariencia de 'postureo' y dinero, te interpelan por cualquier cosa".

Maite, 40 años

Maite tiene 40 años y vive en el barrio desde hace 37. Trabaja como funcionaria en el Ayuntamiento de Madrid. Lo que más le gusta de Salamanca es la seguridad y los servicios que ofrece. Lo que menos, "la suciedad que hay últimamente, a pesar de tratarse de un barrio que tiene mucha presencia y fama". Aun así, insiste en que hay muchos clichés y "gente de todas las condiciones económicas y sociales" que no se ajustan a ese perfil único de clase adinerada. 

Mª Angeles, dueña de una sombrerería

Mª Angeles es dueña de una sombrerería en el barrio, City Sport, desde hace 8 años. Lo que más le gusta de la zona es que "está en el centro, es elegante y todavía tiene ese sabor de barrio de tiendas tradicionales y gente que se saluda". Lo que menos, es lo "dejado que está últimamente" y la cantidad de negocios que cierran por efecto de la crisis, "a pesar de que se trata de un barrio de clase media-alta".

Jesús, 79 años

Jesús tiene 79 años y lleva viviendo en el barrio más de 50. Asegura que la zona "tiene de todo": comercios, restaurantes, parques y "casi todo lo que uno quiera". También le gusta la seguridad que ofrece porque puedes "moverte por el barrio sin ningún problema". Reconoce que es algo caro, pero en su opinión "compensa porque la calidad de vida es mejor".