Meet My Hood: Józsefváros, Budapest

Artículo publicado el 29 de Febrero de 2016
Artículo publicado el 29 de Febrero de 2016

Es uno de esos lugares a los que te prohibían ir de pequeño. El distrito VIII de Budapest era conocido por ser peligroso, estar lleno de personas extrañas y ser un semillero de delincuencia. Por eso, los jóvenes húngaros aprovechaban cada oportunidad que se les presentaba para descubrir esta magnífica parte antigua de la ciudad.

Józsefváros está dividido en dos partes. Se trata de una separación entre "los que tienen" y "los que no tienen". Una es la zona más "gánster": Un barrio lleno de pubs extraños, plazuelas oscuras y otros aspectos de la calle que hacen que la zona sea interesante. En cambio, la otra es más elegante y está llena de bares caros, palacios antiguos, museos, universidades y bibliotecas. 

La diferencia entre ambas no está tan marcada como hace unos años, pero sigue siendo una de las áreas con más contrastes de Budapest. Józsefváros alberga las cafeterías artísticas más famosas de los siglos XIX y XX. Es el distrito donde surgieron las llamas de las revoluciones más importantes de Hungría y donde existe la mayor tasa de delincuencia denunciada desde hace 50 años. ¡Bienvenidos al barrio!

Cuando te fijas en Józsefváros como la suma de sus dos partes, tienes una visión de conjunto mucho más clara. En la región tradicionalmente más pobre se están llevando a cabo intensas obras de reconstrucción, pero aún mantiene su esencia, pues sólo hay una pequeña zona moderna con un centro comercial y una calle peatonal llena de bares sofisticados y pastelerías. De hecho, a pesar de la gentrificación, todavía quedan huellas de la antigua separación. La plaza mayor, que tomó el nombre del Papa Juan Pablo II, ha sido uno de los principales puntos de asentamiento de refugiados debido a su proximidad a la estación de tren.

Gracias a la presencia de cinco universidades en una zona relativamente pequeña del distrito, Józsefváros también alberga a la mayor parte de la población estudiantil de la ciudad. Puedes ir tu pub de siempre, beber en cafeterías y bares innovadores y comer en los nuevos restaurantes especializados en menús de estudiantes.

¿Cuánto cuesta?

Puesto que el "distrito de los palacios" se encuentra en el centro, no se puede decir que sea el barrio más barato de la ciudad. Ocupa una gran parte del corazón de Budapest y se está volviendo cada vez más popular entre los estudiantes como lugar para vivir. Aun así, los prejuicios de la generaciones más mayores siguen presentes y muchos aún tienen miedo de pasear solos por sus calles.

No te pierdas...

Gólya: El Gólya, fundado en 1906, era un pub muy famoso hasta que cerró y fue reabierto por estudiantes del barrio cuyo deseo era crear una comunidad que organizase eventos culturales, conciertos y otras actividades artísticas. Es una magnífica mezcla entre pub y centro comunitario. Actualmente tiene mucho éxito y nunca se sabe lo que te puedes encontrar: Un taller de estarcido, un grupo de adictos a los juegos de mesa o incluso una reunión de una ONG.

Fecske: Situado en la Plaza Kálvin, entre una facultad y la biblioteca más grande de la zona, este pequeño lugar siempre está lleno de gente. Gracias a las ofertas especiales para estudiantes, no sólo es un paraíso para los hipsters, sino también un bar muy asequible. 

Sirius Teahouse: Si buscas algo diferente, este es tu sitio. Es, sin duda alguna, el mejor lugar para mantener una conversación con un amigo. Se abrió hace casi 15 años y cuenta con 80 variedades diferentes de té (una taza para cada ocasión). Sin embargo, lo verdaderamente curioso es que, tras las mesas y las sillas, se encuentra una sala alfombrada con pequeños recovecos, lo cual la hace ideal si quieres pasar un rato tranquilo.

Müszi: El Művelődési Szint es mucho más que un simple bar. Es la sede de varias ONG y otras asociaciones, y tiene una sala de cine y un espacio dedicado a exhibiciones artísticas y presentaciones. Además, es uno de los lugares más acogedores de la ciudad: Puedes traer a tu perro y pasar el día tumbado en uno de los sofás.

Auróra: Se trata de uno de nuestros nuevos lugares favoritos del distrito VIII. Es una mezcla entre bar y centro comunitario que atrae tanto a colaboradores de distintas ONG como a vecinos del barrio. Puedes conocer a gente de todo tipo y condición, pues no está orientado solo a los jóvenes, sino que también ofrece actividades para niños, familias y mayores.

---

Este artículo forma parte del nuevo proyecto de cafébabel: Meet My Hood. El objetivo es descubrir los barrios menos conocidos de las principales ciudades europeas. ¡Participa tú también, estés donde estés!