Meet My Hood: Praga Północ, Varsovia

Artículo publicado el 16 de Octubre de 2015
Artículo publicado el 16 de Octubre de 2015

"El barrio del proletariado", "la escalera de servicio de Varsovia", "el barrio es tan inseguro que ni la policía va por allí". Las malas lenguas dicen que, en realidad, la policía tiene miedo de acercarse a este barrio. ¿De verdad?

A decir verdad, Praga Północ (Praga Norte) ha gozado desde los mismísimos comienzos de su existencia de fama de antro (no del todo seguro) y de un lugar ideal para comerciar (no siempre legalmente). Las primeras menciones sobre el barrio, que en aquel entonces constituía un pueblo aparte, son del siglo XV y están dedicadas principalmente a una famosa taberna y a los negocios dirigidos por los comerciantes locales. Hoy la calle central lleva el nombre de Targowa (Mercado) y es precisamente allí donde se encuentra la puerta principal de entrada para el Bazar Różyckiego, el legendario mercado varsoviano, donde siguen vivos los vestigios del folclore del barrio de Praga.

En los últimos años, el ayuntamiento de la capital polaca ha tratado de cambiar la imagen del barrio de Praga. El centro de cultura y eventos de la calle Ząbkowska goza de gran popularidad. Los antiguos e históricos edificios residenciales que conocieron la Varsovia anterior a la Segunda Guerra Mundial, van siendo remodelados poco a poco. En los inmundos patios comienzan a operar activamente los animadores culturales enviados por las ONG. Su principal objetivo es realizar actividades en favor de Praga y sus vecinos. Incluso las estadísticas de la policía muestran que ahora los robos ocurren más a menudo en el barrio de Wola, y uno puede acabar llevándose un par de tortas más fácilmente en el céntrico Śródmieście. Es decir, Praga está cambiando, y lo hace para mejor.

Pero cuesta un poco más cambiar la mentalidad de la gente. La imagen de los demacrados lugareños con dentadura incompleta, echando un buen chorro de vodka a la bebida energetizante Tiger, comprada a precio rebajado, sigue siendo la realidad más cotidiana y una de las estampas más populares de las calles de Praga Północ. Con los vecinos de la orilla izquierda del Vístula pasa lo mismo. A la mayoría de ellos les cuesta imaginarse dando una vuelta por "la orilla mala del río" y pasa su tiempo libre en el barrio de Powiśle.

No obstante, hay que recordar que Praga, repleta de repugnantes puertas de la época anterior a la Segunda Guerra y de característicos patios con estatuas de la Virgen María donde uno se puede topar con individuos de pinta sospechosa, es sobre todo un barrio con un ambiente único que ya tiene sus seguidores en la capital polaca. El fermento creativo aumenta y el potencial artístico del barrio puede llegar a ser el arma principal de la lucha por un futuro mejor.

Los precios de Prada Północ

Los rostros de Praga Północ

Sus estampas

Lugares que merece la pena visitar

Museo del barrio de Praga, en la calle Targowa 50/52.

Museo de carteles luminosos: Una iniciativa privada de Ilona Karwinska y David Hill, cuyo objetivo es proteger y documentar la publicidad luminosa posterior a la Segunda Guerra Mundial. SOHO factory.

Bazar Różyckiego: Si queréis disfrutar del folclore local y charlar con los vecinos de Praga, no encontraréis un sitio mejor. Se entra por la calle Targowa o Brzeska. Lo mejor es coger la segunda línea de metro y bajar en la parada de Dworzec Wileński.

Calle Ząbkowska (Opary Absurdu, Łysy Pingwin, Bal Bar): Los mejores sitios para tomar unas cañas son los bares Opary Absurdu (Los Vahos de lo Absurdo) y Łysy Pingwin (El Pingüino Calvo), y si os apetece una comida vegana con una copita de vino griego, pasáos por Bal Bar.  

Fabryka Wódki Koneser: La bella arquitectura de estilo neogótico sedujo a los promotores de Varsovia, quienes decidieron transformar la antigua fábrica en modernos lofts. Afortunadamente, no todas las estancias serán convertidas en modernas viviendas. El antiguo recinto de la casa Koneser albergará un museo dedicado a la marca de culto del vodka polaco.