Merci Sarkozy: 8 castigos alternativos por la expulsión de romaníes

Artículo publicado el 5 de Octubre de 2010
Artículo publicado el 5 de Octubre de 2010
El 29 de septiembre, la Comisión Europea retiró su amenaza de castigar a Francia por la expulsión de personas romaníes. Ya que a los comisarios les falta imaginación, he aquí algunos castigos alternativos propuestos por eurófilos de todas partes.

Así son las cosas, ya lo sabemos: La Unión Europea no tomará jamás medidas contra Francia, que ha expulsado a miembros de la comunidad romaní que vivían en su territorio; los envió a Rumanía y Bulgaria, los países europeos donde se concentra la mayor población de romaníes en todo el continente. Una pena. Esta era una buena ocasión de generar un debate paneuropeo con criterios claros para todos. La gran reprimenda se basa en “la aplicación incorrecta del derecho europeo a la libre circulación de ciudadanos europeos”. Francia debe adoptar un calendario para esta aplicación antes del 15 de octubre. Pero a los ojos de tantos jóvenes europeos exasperados, es una medida insuficiente. La reacción francesa a la acción de la comisaria de Justicia y Derechos Humanos, Viviane Reding, es en sí misma una razón suficiente para que un puñado de europeos propongan sus propias sanciones contra Francia.

Emmanuel, Francia

"¿Recuerdan a Nicolas Sarkozy dándoselas de gran lector cuando criticó el clásico francés La princesa de Clèves, lo reconvirtió en un best-seller y acabó quedando como un inculto? Pues la sanción ligera sería una lectura pública de “Raza e Historia” de Claude Lévi-Strauss (obra maestra de la tolerancia) frente a los padres de alumnos romaníes (o sea discriminados) que residan en Francia. A continuación, como pena capital, una mesa redonda en Bucarest con Rudolf Sarközi, el portavoz más conocido de la comunidad romaní en Austria".

Federico, Italia

Un castigo justo para Nicolas Sarkozy "Una proposición 'modesta' para la Comisión Europea sería obligar a Nicolas Sarkozy y Carla Bruni a pasar 24 horas en una caravana; estarían obligados a acostarse juntos al menos una vez. Luego podríamos publicar en la revista Courrier International (una revista semanal sobre cuestiones internacionales) la cara de Bruni teniendo un orgasmo para ilustrar así el problema de la condición femenina en Occidente”.

Daiva, Lituania

"Poner fin a estos ridículos vaivenes del Parlamento europeo por: (1) No tener una postura fija y andar de un lado a otro como un péndulo, algo demasiado romaní, y Francia no quiere un Parlamento al estilo romaní; (2) Una insitución democrática de la Unión Europea no puede dudar constantemente sobre la libre circulación de ciudadanos europeos. Así que bye bye Estrasburgo, ¡el Parlamento se debe establecerse en Bruselas!".

Gretchen, Reino Unido

"Reemplazar la Marsellesa por la música mani, un estilo comercial romaní que hacía fruncir las cejas incluso a los ciudadanos rumanos cuando intenté hacerme con uno de sus discos en Bucarest. ¿La música de los Gypsy Kings rumanos sería demasiado buena para Francia? Pues venga: un mes de ritmos mani en lugar de la sangrienta Marsellesa. Podrían reunirse DJ's europeos alternativos para crear un himno nacional francés con una dosis de mani. Daríamos una pequeña cucharada de humor a este asunto tan siniestro".

Katharina, Alemania

Yo recomiendo una terapia de grupo europea de un mes donde los demás jefes de Estado y de Gobierno jueguen al "teléfono escacharrado" iniciado por Nicolas Sarkozy el pasado 16 de septiembre, y escuchar esas horribles verdades que, al final, salen al otro lado del teléfono. Aparentemente, ya jugaron a eso en una cumbre europea sobre los romaníes y terminaron así: “La Señora Merkel me transmitió su voluntad de proceder en las próximas semanas a desalojar los campamentos romaníes”. ¿Quién lo supera?

Matthieu, Francia

Nicolas Sarkozy quería que la comisaria europea de Justicia acogiese en su país, Luxemburgo, a todos los romaníes de Francia. Devolvámosle el reto, y propongámosle organizar una jornada de puertas abiertas en el Palacio del Elíseo para árabes, africanos, asiáticos, romaníes y turcos de toda Europa. Cuando llegue la noche, fiesta extranjera.

Aleksandra, Polonia

El Parlamento europeo debería tener una sesión especial durante la cual su presidente, Jerzy Buzek, sacaría a Sarkozy a la pizarra para escribir esto 100 veces: liberté, egalité, fraternité. ¡El castigo del presidente francés sería retransmitido en directo por EuroparlTV!

Alexander, Rumanía

De hecho, hay fenómenos más ultrajantes en el seno de la UE que no son abordados. La cuestión de los romaníes está siendo tratada de manera muy superficial por la mayor parte de los países europeos, que no sabrían decir ni dos frases coherentes sobre los gitanos. Esto realmente empieza a enervarme. Incluso con la bola de nieve mediática actual, no es un tema tan importante; no considero que Francia haya hecho nada ilegal. Estoy convencido de que, delante de un tribunal digno de ese nombre, el país no habría sido juzgado. Eso sólo podría ocurrir, QUIZÁS, en una corte europea de los Derechos del Hombre apartada de la realidad.

Fotos: (cc)jack-i/flickr; (cc)Happy loves Rosie/flickr