Michael Kohlhaas, Un documental en el siglo XVI

Artículo publicado el 16 de Noviembre de 2013
Artículo publicado el 16 de Noviembre de 2013

“Un documental en el siglo XVI”, así es como define su director, Arnaud des Pallières, esta película que nos habla de la justicia y del precio a pagar por conseguirla.

Basada en la novela homónima de Heinrich von Kleist, “Michael Kohlhaas” es una película intemporal, sobria y elegante que rompe con los esquemas de las películas históricas al uso.

Ficha técnica

Título: Michael Kohlhaas

Año: 2013

Duración: 125'

País: Francia

Director: Arnaud des Pallières

Guión: Christelle Berthevas y Arnaud des Pallières

Reparto: Mads Mikkelsen, Mélusine Mayance, Delphine Chuillot, David Kross, Bruno Ganz,

Denis Lavant, Roxane Duran, Paul Bartel, David Bennet, Swann Arlaud, Sergi López, Amira Casar,

Jacques Nolot, Christian Chaussex, Richard y Nicolas Capelle y Guillaume Delaunay

Productora: Co-producción franco-alemana: Les films d'ici, Looks Filmproduktionen, Arte France

Cinéma, ZDF/Arte, Rhône-Alpes Cinema, Hérodiade y K'ien Productions

Género: Drama épico

Hay otras maneras de narrar “historias de época”. Nos lo demuestra Arnaud des Pallières con esta asombrosa película que, intencionadamente, presta, a diferencia de lo que estamos acostumbrados, una menor atención al vestuario y a los escenarios, “ambos a menudo se convierten en el centro de la película y como remedio a esta enfermedad de las películas de época yo propongo hacer una especie de documental en el siglo XVI, pero no sobre el siglo XVI”, asegura.

La sobriedad, la importancia de la naturaleza y la ausencia de artificios hacen de esta película una interesante propuesta que nos invita a reflexionar sobre el sentido de la justicia. Michael Kohlhaas, basada en la novela homónima de Heinrich von Kleist, nos cuenta la historia de un comerciante de caballos que un día ve violados sus derechos por un señor feudal. Ante la imposibilidad de recibir justicia en los tribunales, decide obtenerla por su cuenta.

Pero, tal y como dice el propio Arnaud des Pallières, “la historia de Michael Kohlhaas no es la historia de un revolucionario, es la historia de un hombre que se rebela y que no tiene conciencia de la parte política de su revuelta, que es una especie de animal pre-político, pre-revolucionario”.

Kohlhaas, interpretado por un excelente Mads Mikkelsen, pagará un alto precio por hacer lo que su

conciencia le dicta.

Una historia que nos habla de nuestra primigenia toma de conciencia política y del sentido de lo justo que habita en cada uno de nosotros. Al final, nos dice el director, el siglo XVI no es lo importante, “lo que es importante son los personajes, los sentimientos, las emociones y ese asunto de la justicia”. El siglo XVI no es más que una excusa “para contar una historia de castas y comprender bien la diferencia de castas”.

Una historia que cautivó a su director cuando tenía 25 años y que ha estado madurando 25 años más para que el espectador olvide que estamos en el pasado. Una forma diferente de contar las “historias de época”, centrada en lo universal, en lo que todos los seres humanos podemos entender, experimentar y sentir desde el inicio de los tiempos hasta hoy.

Antonia Ceballos