Milagro en Europa

Artículo publicado el 25 de Octubre de 2007
Publicado por la comunidad
Artículo publicado el 25 de Octubre de 2007
A la mayoría de la gente con la que comento las noticias, ver el telediario le resulta un sufrimiento cada día mayor. Leer los periódicos, un aburrimiento. El objetivo del periodista hoy en día es la catarsis dramática en cada noticia y no hay, no existe, no lo encuentro oiga, ha desaparecido el sentido del humor. El fin del mundo ya está aquí y parece todos iremos al infierno.
Atentados terroristas, enfermedades incurables, violencia, racismo, homofobia, tsunamis y derrotas en la Champion’s League… tarde o temprano, a todos nos tocará sufrir. Menos mal que nos queda el consuelo de que, si bien muchos iremos al infierno, según aquel está dividido en varias plantas pero sólo la última, donde hace más calor y la tortura es irresistible, estará reservada a los periodistas.

Si te gusta el cine pero estás harto de que te cuenten siempre la misma película. Si te gusta estar enterado de lo que pasa, pero estás harto de que te cuenten siempre las noticias como si fuera siempre la misma película. Si te gusta el cine. Si te gusta la música. Si no te gustan los blogs. Pasa, y diviértete. Woody Allen

Aunque todo es del color del cristal con que se mire. Hace poco ha tenido lugar un acontecimiento muy importante para los europeos, pero casi ni nos hemos enterado, precisamente porque no ha sido una noticia dramática. Magdalena, la niña desaparecida que, como su propio nombre indica, tanto hace llorar a todo el mundo es mucho más importante y no abandona la primera plana de los medios de comunicación. Y en esa línea de desinformación, la semana pasada nuestros presidentes de gobierno llegaban a un acuerdo sobre la futura . La verdad es que realmente es un logro aprobar una constitución para 450 millones de personas sin que estas puedan ni siquiera votar. Más que un logro, yo diría que es un milagro que parezca que todos estemos de acuerdo y que nadie haya protestado. Aunque han intentado cambiarle el nombre para disimular que han escuchado a los ciudadanos (ahora la llaman Tratado de Reforma), en realidad el texto es casi idéntico al que rechazaron los franceses y los holandeses hace dos años y medio, con la principal diferencia de que se ha eliminado la que en un principio se pensó incluir (sí, casi mejor dejar fuera a los humanos, que bastantes preocupados están ya con ). Y a mi este tema me recuerda un poco a la grandiosa escena del camarote de los en su película “”…”…

Constitución EuropeaCarta Europea de los Derechos HumanosMagdalenaHermanos MarxUna noche en la Opera

A lo mejor estoy un poco desequilibrado, pero estaría bien que se fueran acostumbrando a eso. El caso es que esta escena me parece que tiene mucho que ver con la Constitución Europea, que es el como el equipaje que apenas deja espacio a para respirar.

Groucho Marx

es un poco el ciudadano europeo, que habita tranquilamente en su diminuto camarote (¡anda, como los europeos! primera coincidencia) y que de repente encuentra con un equipaje que no entiende, que no ha elegido y del que no paran de salir y salir invitados. Su hermano mudo y sonámbulo, que lo único que hace es molestar (como ha estado haciendo el ex - presidente de Polonia), dos chicas que vienen a hacer la cama y a intentar arreglar el desaguisado (como los presidentes de Portugal y Alemania, que han tenido que hacer de diplomáticos durante todo el año para conciliar las posturas de los otros Estados), un fontanero, una limpiadora, los camareros, y hasta una joven, un poco perdida, que pregunta por su tía Michaella, que me recuerda un poco al , pues nadie sabe muy bien que pintan en todo esto. Los símiles son muchos, solamente tienen que dejarse llevar por la imaginación.

GrouchoReino Unido

Pero , como los europeos, se lo toma con humor, y no suelta el puro ni la sonrisa. Su solidaridad por esos polizones desconocidos que de repente forman parte de su camarote es tal que incluso le pide a la señorita de la manicura que le deje las uñas cortas porque no hay mucho espacio en la habitación. El final, ya lo han visto. Europa revienta por los aires.

Groucho

Tom WolfEl milagro

le pregunta al botones antes de meter el baúl en su camarote: “¿No le sería más fácil meter el camarote dentro del baúl? ”. Un milagro claro, como ha sido la constitución, que acabará por reventar. Aunque el verdadero milagro ha sido que 200.000 personas se manifestaran pacíficamente en las calles de Lisboa la semana pasada a pocos metros de donde se decidía el futuro de Europa y ni un solo medio de comunicación informara de ello. Sin embargo, el periódico austríaco “” (por poner un ejemplo) prefirió reportar sobre una manifestación violenta de 300 anti-europeos que tuvo lugar ese mismo día en París. Parece que para hacerse escuchar en Europa hay que comportarse como un chimpancé, destrozar el patrimonio público e ir cagando por la calle.

GrouchoDer Standard

Y en eso estamos, en intentar un milagro: recuperar los 3 grandes principios de . Este señor, con apariencias de superventas en discos de gasolinera, fue en realidad el padre del nuevo periodismo y dijo eso que pocos han puesto en práctica: informar, divertir e innovar todo el tiempo. Solamente que, humildemente, aquí le vamos a echar un poco más de arte. Ni más ni menos.

Tom Wolfe