Milli Görüs, islam turco a la conquista de Europa

Artículo publicado el 7 de Febrero de 2007
Artículo publicado el 7 de Febrero de 2007
La comunidad islámica más grande de Europa, Milli Görüs, tiene sedes en once países europeos. En Alemania, la Oficina Federal de protección de la Constitución la considera un grupo radical común.

Nese Gündüz tiene más de 30 años, es una mujer simpática y discreta pintada con un pañuelo claro en la cabeza, cuyas hijas asisten a las clases de apoyo que organiza la mezquita Milli Görüs del barrio de Nippes, en Colonia. Su madre afirma que muchos no van bien en las escuelas alemanas. No se preguntaría si llevaría a sus hijas a una guardería alemana, pues por motivos religiosos, no pueden participar en las clases de natación y gimnasia, y tampoco pueden ir a los cumpleaños de los niños, ni aprender poesías del programa escolar que no traten de costumbres religiosas.

300.000 miembros en toda Europa

Para poder convencer a las autoridades escolares, la familia Gündüz, cuenta con la ayuda de la sección jurídica de la comunidad islámica Milli Görüs (que significa “visión nacional” en turco). Los abogados de la comunidad religiosa apoyan a sus miembros en cuestiones de la vida diaria, además cuentan con clases de religión islámica en las que se tratan cuestiones como el sacrificio de animales y los problemas con la adquisición de la nacionalidad alemana. Esta comunidad apoya a las mujeres musulmanas incluso en los casos en los que no obtienen un empleo debido al velo islámico que llevan.

A las hijas de la familia Gündüz les encanta ir a las colonias de vacaciones de verano para niñas y los cursos de informática de la Comunidad religiosa Islámica Milli Görüs. “Estamos muy contentas y nuestros padres no tienen que pagar mucho por esto”, cuentan. Alrededor de 20.000 jóvenes turcos en Alemania pasan cada año cuatro semanas en un campamento de verano de la comunidad islámica, y cada uno paga en cuestión de alojamiento, comida y excursiones un total de 350 euros.

Milli Görüs cuenta con alrededor de 300.000 socios en toda Europa. Aparte de Alemania, están presentes también en Francia, Holanda y Austria. Además, mantiene pequeñas sedes en Dinamarca, Suecia, Noruega, Inglaterra, Italia, Bélgica y Suiza. Su bandera muestra una Europa verde islam sobre fondo blanco, desde Portugal hasta los Urales, con la media luna islámica a la izquierda. La Europa ampliada organiza actos multitudinarios de la Comunidad Islámica Milli Görüs, como los días de las mezquitas abiertas o competiciones sobre conocimientos del Corán.

En Alemania, esta comunidad tiene alrededor de 500 mezquitas e instalaciones para el rezo, además de asociaciones deportivas y una sección de la mujer, la juventud y los estudiantes. El secretario general de la comunidad islámica Milli Görüs, Oguz Ücüncü, señala: “Animamos a nuestros miembros a participar en esta sociedad, a responsabilizarse y mostrar que los musulmanes tenemos algo que dar”. En Alemania, los problemas de integración son importantes, ya que en este momento, los jóvenes turcos presentan dificultades en la escuela y más tarde no logran encontrar trabajo o caen en la criminalidad.

Milli Görüs sabe venderse de cara al público occidental, pero si uno se fija bien, empieza a tener dudas. El periódico turco de tirada nacional Milli Gazete es considerado el portavoz de la comunidad, y en Alemania sale a la calle con una tirada de 3.000 ejemplares. Formalmente, no está vinculado con la comunidad islámica Milli Görüs, sin embargo, la Oficina Federal de protección de la constitución de la región alemana Renania del Norte-Westfalia parte de la base de que existen numerosos enlaces personales, así como ayuda masiva financiera y logística de la comunidad islámica Milli Görüs hacia Milli Gazete. El ex presidente de Milli Görüs, Osman Yumakogullari, fue después el director de Milli Gazete. En una edición de este periódico podemos leer: “Milli Görüs es un escudo que protege a nuestros conciudadanos de la asimilación en la bárbara Europa”.

Luchar por el orden establecido

La mayoría de los miembros de Milli Görüs son emigrantes, buscan solidaridad en la comunidad Görüs para superar con éxito su díficil vida diaria en el extranjero. Las ofertas económicas o de ocio de esta comunidad no excluyen el componente ideológico. Se inculca que sólo una vida hacia los valores islámicos reconocidos por la comunidad islámica Milli Görüs, se considera una vida mulsumana, auténtica y digna.

Milli Görüs dice que en su ideología, el Estado de Derecho, la democracia, los Derechos Humanos, los principios de igualdad y libertad no tienen valor”, asegura la Oficina Federal de protección de la Constitución. A finales de los años sesenta, el político islámico, Necmettin Erbakan (fundador del partido político Refah, prohibido en 1998 por el Tribunal Constitucional turco), estableció estos objetivos en la fundación de Milli Görüs en Turquía. En el manifiesto se establece que el “Orden justo” debe remplazar al “Orden vacío” de Occidente, pues se basa en la violencia, la injusticia y la explotación. Por estos motivos, la Oficina federal alemana de protección de la Constitución sigue con lupa los movimientos de Milli Görüs. Su actual presidente, Mehmet Sabri, es el sobrino de Erbakan.

No sólo en Alemania llama la atención Milli Görüs por su fundamentalismo anticonstitucional. En su encuentro anual de 2002, en Arnheim (Holanda), surgieron artículos antidemocráticos, campañas antisemitas y manifestaciones violentas. En Francia, un funcionario del Milli Görüs llamó a sus miembros a votar por el Saadet Partisi, un partido radical sin relevancia en Turquía. Sus argumentos se basaban en la afirmación siguiente: “La yihad ha comenzado”.

Artículo publicado por vez primera en el suplemento cafebabel.com de El Correo de Andalucía con motivo del Día de Europa, el 9 de mayo de 2006