Moda, Bread & Butter: el nuevo lujo de las marcas tradicionales

Artículo publicado el 10 de Febrero de 2010
Artículo publicado el 10 de Febrero de 2010
Del 20 al 22 de enero, el histórico aeropuerto Berlin-Tempelhof volvió a abrir sus puertas. El recinto fue, por segunda vez, el escenario de la Bread & Butter: la feria más importante para moda urbana y contemporánea. Cafebabel.com presenta tres iniciativas de la moda europea

El área L.O.C.K., siglas que responden a Labels of Common Kin, situada en un hangar en la parte oeste del recinto, fue el aspecto más novedoso. Allí se concentraban las marcas con un denominador común: productos auténticos creados con procesos de fabricación tradicional. ‘The Original’, el eslogan de la edición de invierno de 2010, está muy presente en la Bread and Butter. El director de la feria, Karl-Heinz Müller, que después de varias ediciones en Barcelona, volvió a Berlín, explica el concepto de la tradición hecha lujo: “El consumidor elige. Le gusta la autenticidad y quiere saber cuál es la procedencia de lo que compra. La tradición y el trabajo artesanal son mucho más importantes que las tendencias pasajeras”. Esa es la teoría que hemos buscado en la feria mediante tres marcas europeas.

Edsor Kronen (Berlín): La búsqueda de ‘lo auténtico’

“¡Mire qué tacto!”, dice un joven con gafas de pasta y corbata roja, mientras mete la mano en un montón de tela de colores chillones y la deja deslizar entre sus dedos. “Auténtica seda italiana. ¡Se nota la calidad!”, añade. El joven es Jan-Henrik M. Scheper-Stuke, de 27 años y, desde prinicipios de año, gerente de la firma Edsor Kronen, toda una institución en Berlín. La empresa produce corbatas, lazos y chals desde 1909. La marca vivió su punto álgido durante los ‘dorados años 20’, un tiempo en que se valoraba mucho la ropa elegante. Hoy les gustaría trasladar a los clientes a esa década mágica.

En Kronen, cada pieza se trabaja artesanalmente. La seda viene de Italia y el diseño y la costura se realizan en Alemania. Eso es algo muy importante para la empresa, que tiene 30 trabajadores. Los clientes de Kronen son tanto compradores privados como grandes cadenas de ropa alemanas. ¿Es realmente rentable ese modo de producción en los tiempos de la globalización? “La calidad siempre es importante”, afirma Schleper-Stuke de manera optimista. La empresa incluso ha sobrevivido bien a la crisis y las ventas se han mantenido constantes. Y no sólo eso, según el economista, es justamente en los tiempos inestables cuando la necesidad de calor, continuidad y autenticidad tiene más importancia. “La gente está harta del consumo en masa y de la nivelación en todas las áreas. Buscan algo con lo que identificarse. Algo que les permita decir:”¡Este soy yo!”.

Wannabesociety (Liubliana): Muestra lo que eres, muestra lo que quieres ser

En un extremo del antiguo aeropuerto, en el área Street Fashion, se encuentra el stand de Wannabesociety, de Liubliana. Son los primeros y únicos expositores de Eslovenia, comenta orgullosa Tanja Kranjec. Al lado del joven berlinés, Tanja va vestida de manera bastante discreta. Sin embargo, lleva un jersey negro con puntos blancos que encaja muy bien con el fondo del stand. En él hay colgadas camisetas blancas y negras con inscripciones como ‘Happy’, ‘Fresh’ o ‘Headbanger’. “No hacemos moda clásica”, asegura Tanja desde un principio. “Se trata más bien de un concepto, de una filosofía”.

La idea es la siguiente: el cliente escoge la palabra que mejor le describa de la base de datos que se encuentra en www.wannabesociety.com. Ya sea un deseo, una intención, un objetivo. La palabra escogida se imprime en camisetas de manga corta, de manga larga, pantalones de deporte o bikinis. Y todo en blanco y negro, ya que todo lo demás, distrae la atención del mensaje. Según lo denominan sus propios creadores, se trata de diseño invisible. Para aquellos que no encuentran la palabra idónea entre las 1.309 que aparecen en la base de datos, existe también la posibilidad de presentar sus propias propuestas. Una vez ésta es aceptada, se añade a la lista de palabras que, por cierto, está encabezada por ‘loved’.

Para los creadores, la idea no se limita a la impresión de camisetas, sino que para ellos “es muy importante el hecho de que uno sienta que pertenece a una ‘comunidad’, comenta Tanja. Entretanto, la marca tiene ya seguidores de todo el mundo, desde Nueva York hasta Kuala Lumpur. “Nuestro sueño es unir a las personas creativas de todo el mundo, aquéllas para las que el contenido es más importante que la forma”.

Sébola (Lille): Moda para el alma

Sébola deja claro que la moda no sólo está sujeta a criterios estéticos. La marca francesa, proveniente de Lille, va más lejos. “Moda con estilo, práctica, ecológica: moda para el alma”, así describe el director de la marca, Loïc Pollet, su filosofía, mientras se apoya desenfadadamente ante sus camisas sport y sus pantalones de deporte. Pollet, de unos 40 años, viste ropa deportiva y lleva una medalla de oro colgada al cuello, con una inscripición que dice: “La persistencia convierte a todo el mundo en ganador”. Sébola (la ‘é’ busca recordar la procedencia francesa de la marca) apuesta por el diseño ecológico. Se trata de un planteamiento global que tiene el objetivo de disminuir la contaminación del aire y el agua y de tratar con cuidado los recursos naturales.

En otras palabras: Sébola ofrece ropa de deporte ligera y transpirable hecha con polyester reciclado, así como moda lifestyle hecha 100% con algodón biológico. Éste se planta en Turquía –con el fin de utilizar los recuros naturales y reducir el efecto gas invernadero– y se transporta a Francia en barco. Para Sébola es importante el apoyo a la industria local, por lo que el acabado de todas las piezas se lleva a cabo en Roubaix, que es la meca de la industria textil francesa. En Francia, la marca se ocupó de que sus diseños se vendieran en internet y en una boutique parisina, precisamente para dar ejemplo. Así, en el Ethical Fashion Show 2008 fue distinguida con un premio. “El pensamiento ecológico se está introduciendo en los últimos cuatro o cinco años en la industria de la moda”, afima Loïc. “De todos modos, en Alemania y Escandinavia van mucho más por delante. A nosotros todavía nos queda un poco para que la gente entienda que es más importante sentirse bien que estar guapo”.

Fotos: ©breadandbutter.com; Edsor Kronen; WNBS; Sébola vía Facebook. Vídeos: ©sebolacollection; wannabesociety vía Youtube