Monica Frassoni: “Si los verdes fueran mayoría, el lobby automovilístico no cantaría victoria”

Artículo publicado el 1 de Junio de 2009
Artículo publicado el 1 de Junio de 2009

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

La líder de los Verdes en Europa está cansada de que Durão Barroso sea liberal un día y al siguiente estatalista. Para ella, ha llegado la hora de que una mujer presida la Comisión Europea

Hubiera podido ser una gran presidenta de la Comisión Europea, según sus compañeros de partido. Sin embargo, la italiana Monica Frassoni, copresidenta de los Verdes europeos, no podrá ni siquiera repetir como europarlamentaria tras las elecciones europeas de junio de 2009. A pesar de que se presenta por los verdes en su país, la nueva ley electoral aprobada hace seis semanas borrará de un plumazo la presencia de los pequeños partidos en el hemiciclo europeo: el umbral para acceder a él en Italia se ha aumentado a 4%.

Imagine que los Verdes ganaran las elecciones de Europa en junio…

Tres cosas cambiarían muy rápido: la cuestión medioambiental, la de las energías y la de los derechos individuales. Son los temas por los que hemos batallado estos últimos cinco años, sobre todo contra la derecha.

Sin embargo, no negará que este Parlamento y esta Comisión de derechas han sido bastante sensibles a vuestro discurso ecologista…

Se equivoca, este Parlamento y esta Comisión están compuestos por seres humanos racionales que no han podido negar los hechos, las evidencias y los informes científicos, de modo que han tenido que aceptar que había que hacer algo. Pero poco más: aún hay una escasa percepción de la urgencia de este problema climático.

¿Entre quiénes?

Entre la mayoría de los que deciden a nivel europeo [léase, los gobiernos del Consejo Europeo]. Una cosa son los objetivos declarados y otra muy distinta las normas aplicadas. Por ejemplo, hemos aprobado una estrategia sobre las energías pero con elementos muy ambiguos que nos pueden conducir en una mala dirección. Consiste en definir como urgente la inversión de dinero público en el famoso Sistema de Almacenamiento de Carbono. Es decir, un despilfarro inimaginable para Europa, ya que la tecnología no estará lista antes de 2050 como poco, solo incumbe a un material fósil y estaríamos desviando recursos indispensables de la investigación y el desarrollo de energías renovables y de campañas de eficiencia energética.

En cuanto a la victoria de los lobbys de la industria automovilística, el ejemplo es todavía más claro: si nosotros tuviéramos mayoría en el Parlamento, el Consejo Europeo no hubiera aprobado con tanta facilidad las ayudas a cambio de nada que han dado a la industria del automóvil.

¿No cree que la industria del automóvil merezca esas ayudas?

(Foto, MF)La idea de Sarkozy en Francia es la misma que la de Brown en el Reino Unido: “British works for british workers” (Trabajo británico para trabajadores británicos”. Muy miope. Yo, en vez de darle dinero a la industria del automóvil a fondo perdido pensaría más en reconvertir a sus trabajadores.

¿Cree que habría que ‘comunitarizar’ la energía?

Creo que hay que dar más competencia a Europa para decidir las líneas básicas de la política energética y que esta política esté gestionada a nivel europeo. No como ahora. Hay que constituir reservas comunes de gas y petróleo para situaciones como la del invierno pasado en la que se echó en falta más solidaridad entre los países afectados por el corte de gas ruso. En cambio, si un Estado no quiere apostar por la energía nuclear, no hay que obligarle. Y en todo caso, estoy en contra de que la Unión financie el desarrollo de la energía nuclear.

¿Siente que con la crisis del clima la gente se toma más en serio a los Verdes?

¡Qué va! Sigue habiendo países, como Alemania, en el que el 50% de la población considera necesario escuchar a los Verdes para enfrentarse al cambio climático; países como España o como Italia, en los que no hay sensibilidad ninguna o cada vez menos; y países como Francia, en el que ha habido una contaminación de las ideas ecologistas en los grandes partidos.

Según sondeos, en varios países da la impresión de que los dos grupos europeos que pueden salir ganando en las elecciones son los Verdes y Unión de Europa de las Naciones (UEN). ¿Le asusta el panorama?

No tengo esa percepción. Los partidos antisistema y euroescépticos como UEN aumentan en representantes si hay baja participación en las elecciones. En todo caso, la idea de renacionalizarlo todo me preocupa. No me gusta eso que dice Sarkozy de “achetez français” (comprar francés).

¿Considera que Durão Barroso se merece otro mandato al frente de la Comisión europea?

Para nada. Hay que lanzar cuanto antes una campaña ‘Stop Barroso’. Habría que pensar en una candidata alternativa, y digo candidata porque ha llegado el momento de tener una presidenta de la Comisión. En cambio, es cierto que me preocupa que la izquierda, y en especial los socialistas, no presenten la batalla: Zapatero ha dado su apoyo a Barroso. Como Brown. Es muy grave.