¡Mucha suerte!

Artículo publicado el 24 de Mayo de 2006
Artículo publicado el 24 de Mayo de 2006

Muchos europeos tienden a percibir el Viejo Continente como cuna de la racionalidad donde las ideas medievales, tales como las supersticiones, pertenecen al pasado. Sin embargo, solemos tocar madera, nos ponemos nerviosos los viernes día 13 y evitamos pasar por debajo de escaleras. De modo parecido, lo último que hacemos al desear que algo pase es que lo digamos en voz alta.

Así que no nos sintamos amenazados cuando un británico nos desea una grave lesión justo antes de salir al escenario. "Break a leg" (“Que te rompas una pierna”) es su forma de desear buena suerte. Es parecido el caso de alemanes y húngaros que no se conforman sólo con la pierna sino que casi se mandan a urgencias con maldiciones como “Que te rompas un brazo y una pierna” ("Hals und Beinbruch" y "kéz és labtörést"). Los italianos, tan dramáticos ellos, esquivan el espíritu maligno del destino poniéndonos en boca del lobo ("In bócca al lupo"), a lo que hay que contestar con un “que muera el lobo” ("crepi il lupo"). Los franceses, infames poetas, sólo dicen "merde".