Mundial femenino de fútbol: siempre positivas, nunca negativas

Artículo publicado el 6 de Julio de 2011
Artículo publicado el 6 de Julio de 2011
Para la mujer y para el fútbol en los medios, no es solo un beso robado entre Gerard Piqué y Shakira, una imagen de Sara Carbonero y Casillas o una foto de la última novia de Cristiano Ronaldo posando desnuda; es una competición internacional. ¿Quién lo hubiera pensado?
El fútbol femenino consigue que cada vez se hable más de él, sobre todo en Alemania, donde ya se está disputando la Copa Mundial femenina.

16 equipos compiten durante las tres semanas que dura la Copa Mundial Femenina 2011 de la FIFA por el título de campeones del mundo. Desde la creación en 1895 en Inglaterra del primer equipo oficial de fútbol femenino, las British Ladies, el deporte ha ido evolucionando poco a poco. Pensemos, por ejemplo, en que hasta 1970 el fútbol femenino estaba prohibido en Alemania. ¿El motivo? “ La gracia femenina se ve perjudicada en la lucha por el balón, el cuerpo y la mente, inevitablemente, sufren un daño y la exposición del cuerpo es una afrenta a la decencia y el decoro”

En la actualidad, el equipo femenino alemán, encabezado por su gran estrella Birgit Prinz, es junto con el de Brasil y Estados Unidos el mejor y el más regular de todos los equipos nacionales. Campeona del mundo en dos ocasiones (la última vez, en 2007), siete veces campeona de Europa y la consagración de Alemania como el único país del mundo cuyos equipos masculino y femenino han ganado el campeonato de Europa y el mundial. Unas buenas bases para que el público se interese cada vez más en el fútbol femenino, y lo haga no sólo en Alemania.

El sexo vende

Portada de Playboy, ¿la mejor manera de hacerlo?Hay grandes proyectos a la vista. Con la copa del mundo, el fútbol femenino debería por fin salir de la sombra. Por primera vez, todos los partidos serán retransmitidos en directo por la televisión alemana, el entusiasmo mediático en su punto máximo, hombres de la política y grandes empresas se confiesan aficionados del equipo femenino. Hay también, como no podía ser de otra manera, aspectos negativos: las críticas alegan lentitud en el juego e incluso los comentaristas hombres apoyan esta afirmación, como el humorista alemán que declaró que “los hombres tienen 100 gramos más de cerebro, donde se encuentran, entre otras cosas, las reglas del fuera de juego”. Incluso ciertas acciones que nacen de buenos sentimientos caen en saco roto…Los clichés son difíciles de romper. Uno de los partenaires de la competición es la revistaBrigitte, conocida principalmente por su “régimen Brigitte” o sus artículos de moda a la antigua. El equipo nacional representa a una cadena de tiendas de electrodomésticos bajo el eslogan “la más bella copa del mundo de todos los tiempos”. Cinco jugadores alemanas posan, no muy vestidas, para Playboy como si este deporte debiera pasar, para establecerse, por la caja de"el sexo vende".

“No es lo mío, pero cada uno hace lo que quiere”. Sabrina Großer no forma parte de los que juzgan las fotos de las jugadoras de fútbol desnudas. La defensa del club berlinés de tercera liga FC Union acaba de terminar el bachillerato y juega al fútbol desde los diez años. Cuando nos la cruzamos por la calle, no parece que su pasión sea un deporte de pelota. Muy a menudo, la imagen de “máquina de guerra” asociada a la apariencia masculina está todavía presente en las mentes, pero esta pequeña rubia no correponde en absoulto a este cliché. Hasta ahora, no ha tenido que escuchar muchos comentarios idiotas y, cuando es el caso, “digo simplente: ven a vernos jugar y ya verás, y la gente cambia ráidamente de opinión”. No encuentra tampoco una gran diferencia entre el fútbol masculino y el femenino: “Claro, el fútbol femenino a veces parece un poco más estático, sobre todo por la tele. El juego es más lento pero, en conjunto, es el mismo deporte, ¡entrenamos exactamente de la misma manera que ellos”!. Su colega, Josephine Westphal, que defiende la portería, piensa de la misma manera: “como los físicos son diferentes, el fútbol femenino no es tan rápido pero, sin embargo, es más táctico. La comeptición es también menos desleal y hay menos faltas graves”. “¡Hacedlo mejor y hablamos!”, les responde a los dubitativos y a los escépticos.

Considera que el fútbol femenino necesita mucha publicidad

1% del salario masculino

La principal diferencia entre jugadores y jugadoras sigue siendo el salario. Mientras que Bastian Schweinsteiger, jugador profesional alemán, gana según la prensa alrededor de 12 millones de euros, su homóloga femenina, Birgit Prinz, apenas gana el 1% de esa suma. ¿Injusto? Quizás, pero desde una perspectiva meramente económica, un Schweinsteiger reporta mucho más en productos derivados que una Prinz. Las sumas varían también según los continentes: en Estados Unidos, las jugadoras ganan cada temporada una media de 40. 000 dólares (alrededor de28. 000 euros), bastante más que la mayoría de las profesionales europeas. Muchas jóvenes tienen también otro trabajo además de su carrera deportiva: Sabrina Großer tiene un pequeño trabajo en un supermercado mientras espera para comenzar sus estudios en la Escuela de Policía y Josephine Westphal es fisioterapeuta.

Joséphine se queja también de que la cobertura mediática de los partidos de fútbol masculinos sea siempre mayor que la de los femeninos: “Apenas oímos hablar de la primera liga, por ejemplo, y la publicidad de la Copa del Mundo ha comenzado bastante más tarde de lo que lo hizo hace dos años para la Copa del Mundo masculina”. ¿Juega como Beckham? ¡Juega como Prinz! Así decimos, al menos en Alemania, y si las suecas, las francesas y los noruegas luchan con valentía, algo habrá ganado ya el fútbol femenino en Europa.

Fotos: Portada (cc)visiticeland/flickr; WM-Song (cc)YouTube; Birgit Prinz ©birgitprinz.de; Playboy ©playboy.de; Lira Bajramaj ©Offizielle Homepage lirab.com; Video Liras Manifest (cc)YouTube