MyRefuge: Una aplicación para ayudar a los inmigrantes a encontrar refugio

Artículo publicado el 25 de Septiembre de 2015
Artículo publicado el 25 de Septiembre de 2015

A pesar de la generosidad de los ciudadanos, muchos refugiados aún buscan un lugar seguro para quedarse en Europa. La aplicación MyRefuge quiere ponerles en contacto con gente que está dispuesta a compartir su casa. Una ronda de crowdfunding para financiar los costes iniciales les ha llevado a cumplir su objetivo inicial tras sólo ocho días. Cafébabel ha hablado con su fundador, Sholi Loewenthal.

Cafébabel: Cuéntenos un poco sobre sí mismo.

Sholi Loewenthal: Tengo 32 años y nací y crecí en Londres. Estudié sobre sociología, política, globalización, gobierno y esfera pública. Entonces trabajé en una comunidad durante algunos años -my trabajo consistía en ayudar a organizar colaboraciones entre organizaciones del sector público y privado, organizaciones benéficas y dedicadas a la comunidad. Y he estado muy interesado en el papel de Internet durante los últimos 10 años; bueno, en realidad, desde que empecé a utilizarlo en los años 90.

Cafébabel: ¿Cuándo y cómo tuvo la idea de crear una aplicación que ayudara a los refugiados a encontrar refugio?

Loewenthal: He visto expandirse la crisis de los refugiados, y entonces vi algunas de las historias de gente que ofrecía sus casas. Vi que "Refugees Welcome" en Alemania había conseguido emparejar a 132 refugiados. Para varios miles de refugiados, parecía que era necesaria una plataforma donde aquellos que buscan refugio pudieran conectar con los que lo ofrecen, lo que facilitaría más acogidas, especialmente si encontrábamos la forma de integrar en la plataforma una manera de que las ONG ayudaran a formar esas relaciones -tal como lo hacen ahora al facilitar el acercamiento.

También me daba la sensación de que necesitábamos una plataforma global que permitiera a los ciudadanos de todo el mundo jugar un papel en la ayuda a los refugiados. No es bueno que sólo Europa tenga que soportar esta carga. Hay otras partes del mundo donde puede haber una buena caldiad de vida para los refugiados y donde ellos pueden jugar su papel en contribuir a la sociedad. El mundo tiene que actuar en conjunto para salvar las vidas de la gente y necesitamos una herramienta que funcione a nivel local y que utilice la tecnología de los smartphones para que sea factible.

Cafébabel: ¿Hay más gente trabajando en el proyecto?

Loewenthal: Hay dos desarrolladores, amigos, Nelson Yeung y Cas Nadel, que han estado cediendo parte de su tiempo libre para desarrollar la aplicación. Otros amigos y otras personas que han sido inspiradas por el proyecto también están ayudando, llegando a más personas, etcétera.

Cafébabel: Eres el director de Humanity Online, ¿cuál es la idea detrás de esta compañía? ¿Es tu compromiso con Humanity Online una de las razones para tu empatía con los refugiados?

Loewenthal: Humanity Online es una compañía que desarrolla tecnología para ayudar a la gente a colaborar, para que finalmente sean capaces de afrontar de forma efectiva y concreta los grandes asuntos de nuestro tiempo. Nuestro principal proyecto, actualmente en proceso de desarrollo y que recibió fondos de la UE, es "engage.re". Se trata de una red social de colaboración que comprende la gestión de proyectos desde el punto de vista de la comunidad, y que permite a los individuos y a las organizaciones trabajar juntos para conseguir objetivos comunitarios, que son establecidos de manera conjunta. Es una herramienta emocionante que creemos que supondrá una intervención radical en el mundo de las redes sociales y que esperamos empezar a probar en los próximos meses. 

Cafébabel: ¿Cuál es el principal objetivo de MyRefuge?

Loewenthal: Queremos que MyRefuge sea una forma para que los ciudadanos puedan jugar un papel individual en ayudar a los refugiados. Porque al final, incluso aunque los Gobiernos tengan buenas intenciones para ayudar a los refugiados, serán las comunidades quienes les darán la bienvenida en su entorno y quienes harán de este esfuerzo humanitario todo un éxito, en lugar de una catástrofe. Además, las soluciones de alojamiento que se les ofrecen a los refugiados no son ideales y animan a las comunidades de recién llegados a permanecer aislados, en lugar de involucrarse en las comunidades a las que llegan. 

Que los ciudadanos jueguen un rol activo al prestar sus hogares -cuando es posible- soluciona estos dos problemas. En primer lugar, los refugiados se sentirán mejor acogidos en sus casas y, por tanto, en las comunidades como compañeros y amigos de sus anfitriones. Segundo, serán menos propensos a formar comunidades aisladas. Igualmente importante, los ciudadanos pueden proporcionar una fuente a los Gobiernos sobre quién puede aceptar más refugiados.

Cafébabel: ¿Qué funciones tendrá la aplicación y por qué será percibida como un progreso comparada con la situación actual?

Loewenthal: La situación actual es que hay muchas organizaciones benéficas que están prestando su apoyo a los refugiados y que quieren ayudarles. Sin embargo, su forma de trabajar y la naturaleza fragmentada de la comunidad presentan una serie de problemas. Primero, un refugiado necesitará acudir a varias organizaciones al principio y con el planteamiento actual ellos no pueden ayudarles. Además, este problema se multiplica si el refugiado está buscando asilo en varios países o ciudades.

Segundo, es difícil para un ciudadano que proporciona refugio obtener un sentimiento inmediato de cuán poderoso está siendo como parte de una comunidad colectiva, porque las estadísticas de cada organización tienen que ser actualizadas constantemente. En tercer lugar, es más difícil para las organizaciones que apoyan a los refugiados encontrar ciudadanos que proporcionen refugio porque los que están registrados lo están en varias páginas web diferentes. Y cuarto, es extremadamente difícil para los Gobiernos mantener un registro de lo que está pasando con los refugiados en su país; quién los aloja, qué organizaciones y servicios de primera necesidad se están relacionando con aquellos que proporcionan apoyo.

Cafébabel: ¿Cuál es su visión para MyRefuge?

Loewenthal: Nuestra visión es que sea una parada única para los solicitantes de asilo y los que proporcionan refugio, una herramienta de colaboración a medida para Gobiernos y ONG para que trabajen con los ciudadanos como elemento clave del alojamiento. Para los Gobiernos, para validar a los solicitantes de asilo como ciudadanos, y para las ONG, para proporcionar un apoyo relevante una vez que las relaciones se hayan asentado y su ayuda sea necesaria. Y finalmente, es una forma fácil para que los ciudadanos de todo el mundo se unan en una comunidad y sean capaces de entender claramente lo que han conseguido gracias a sus esfuerzos colectivos.

Cafébabel: ¿Cómo funcionará en la práctica? ¿Podría dar un ejemplo claro sobre una persona que llega de Siria a Gran Bretaña?

Loewenthal: Abdu llega desde Siria y es actualmente un refugiado en un campamento de las Naciones Unidas. Inicia sesión en MyRefuge y encuentra un anfitrión que tiene un espacio disponible para él. El anfitrión accede a alojarle durante seis meses y a mostrarle la comunidad. El Gobierno de Reino Unido, con su nuevo programa para permitir la entrada de más refugiados en su territorio, inicia sesión en MyRefuge. Entonces la aplicación le enviará notificaciones cada vez que se establezca una relación entre un solicitante de asilo y un anfitrión, para que puedan validar que este solicitante ya tiene asilo. El Gobierno, en el caso de Abdu, valida su solicitud de asilo. 

Mientras tanto, las ONG que están ayudando a los refugiados también se han registrado en MyRefuge. También se les notificará cuando se forme esta relación entre anfitrión y refugiado para que puedan proporcionar el apoyo adecuado. El solicitante de asilo y el que lo proporciona recibirán también información sobre las organizaciones que están disponibles para ayudarles. Las entidades sociales disponibles ahora le notifican a Abdu que tras su llegada al país tiene la oportunidad de unirse a varios talleres.

Y mientras, su anfitrión es invitado a un grupo de trabajo junto con otros anfitriones donde pueden discutir qué esperar y qué problemas pueden surgir.

Cafébabel: ¿Estará disponible sólo en Reino Unido o en toda Europa? ¿Lo estará en varias lenguas, incluidas algunas de las que hablan comúnmente los refugiados?

Loewenthal: MyRefuge será una plataforma global. Dicho esto, será lanzada en inglés y quizás también en árabe. Tenemos un voluntario que ha aceptado traducirlo al árabe y al griego. Nuestra intención es traducirlo también a muchas otras lenguas.

Cafébabel: ¿Por qué decidieron usar crowdfunding?

Loewenthal: Para crear conciencia sobre la iniciativa y permitir a la gente que colaborara con nosotros en esta misión humanitaria tan especial. 

Cafébabel: ¿Para qué se van a usar las 1.000 libras que han recogido en Indigogo?

Loewenthal: Este dinero nos permitirá pagar los costes iniciales del servidor y ayudarán a acelerar el desarrollo para un lanzamiento rápido. Los tres estamos cediendo nuestro tiempo libre fuera de nuestros trabajos a tiempo completo, construyendo lo que es efectivamente una versión gratuita de AirBnB. Cuanto más ganemos, más capaces seremos de seguir construyendo para lanzar la versión beta, y más tendremos de sobra para desarrollar la aplicación más allá.

Cafébabel: ¿Serán 1.000 libras suficientes para terminar el desarrollo de la aplicación? Si no, ¿cómo obtendrán más fondos? 

Loewenthal: Las organizaciones con las hemos hablado nos han mostrado su deseo de invertir en el proyecto. También esperamos que, si la página empieza a ser utilizada, poder solicitar a los refugiados registrados que ayuden con una contribución, si está dentro de sus posibilidades. Mientras tanto, el crowdfunding permanecerá abierto a nuevas contribuciones hasta el final de la campaña, de manera que la comunidad global podrá seguir contribuyendo al proyecto si consideran que es algo que añade valor.

Cafébabel: ¿Cómo esperan llegar a los refugiados y a las personas que ofrecen sus casas? ¿Necesitarán publicidad para recibir atención? 

Loewenthal: Estamos empezando a hablar con ONG relevantes y a establecer relaciones con ellos, con ciudadanos de Reino Unido, el Boaz Trust, iniciativas de base en Islandia y Nueva Zelanda y conexiones con el norte de Irak. Esto es algo que por supuesto se irá centrando cuando el prototipo del proyecto esté listo.

Cafébabel: Ya existe Refugees Welcome en Alemnia y Austria, un sitio donde la gente puede ofrecer sus casas a los refugiados. ¿Funciona su proyecto de forma separada a la de ellos o pueden trabajar juntos?

Loewenthal: No estamos trabajando con ellos directamente por el momento, pero estaríamos encantados de colaborar con Refugees Welcome o con ONG similares. Su modelo es diferente al de MyRefuge, ya que ellos proporcionan la información de forma manual mientras que MyRefuge permitiría a los que solicitantes de asilo contactar directamente con quienes ofrecen refugio.

No obstante, queremos integrar a las ONG en el sistema para que puedan proporcionar el tipo de ayuda en los que Refugees Welcome son expertos para los solicitantes y los anfitriones que están estableciendo relaciones. Al final, creemos que trabajar juntos para enfrentarnos a este reto tan colosal y esta terrible situación humanitaria sólo puede que mejorar los resultados para todos los implicados.

Cafébabel: ¿Cree que iniciativas como la suya solucionarán la crisis de refugiados o necesitamos una mayor solución política?

Loewenthal: Definitivamente se necesitan mayores soluciones políticas, decisiones que deben ser tomadas a nivel de Gobierno. Pero creo que los Gobiernos sólo pueden tomar decisiones basadas en las fuentes que creen que tienen disponibles. MyRefuge les proporciona pruebas factuales de dos fuentes: La voluntad de su electorado para aceptar refugiados y un listado de los lugares donde los refugiados pueden vivir.

Cafébabel: ¿No cree que es trabajo del Gobierno encontrar refugio para los refugiados? ¿Por qué involucrar a la sociedad? 

Loewenthal: Uno puede argumentar que la única manera real de que un Gobierno pueda determinar si existe una voluntad de su electorado de apoyar a los refugiados es si los ciudadanos están dispuestos a abrir sus hogares. Dicho esto, es cierto que ante la ausencia de hospitalidad ciudadana, un Gobierno debe tomar acciones de apoyo a los refugiados cuyas vidas están en peligro.

Somos seres humanos y tenemos empatía, y es nuestra responsabilidad cuidar a nuestros semejantes en tiempos de necesidad -la historia es testigo de ello. Al mostrar amabilidad, también nos aseguramos de que aquellos a quienes ayudamos jugarán un papel positivo y contribuirán a la sociedad económica, social y políticamente de una manera constructiva.

-

MyRefugee está actualmente construyendo su prototipo para su página web.