Ñam Ñam: 6 aperitivos europeos

Artículo publicado el 23 de Febrero de 2015
Artículo publicado el 23 de Febrero de 2015

¿Qué comen los polacos, los franceses o alemanes a la hora del aperitivo? Hacemos un pequeño viaje por Europa para conocer qué se sirve en distintos países para abrir boca. ¡Buen provecho! 

Lorneta z meduzą - Polonia

La traducción literal de este snack polaco es 'prismáticos con medusa'. El viscoso animal hace referencia a un pequeño cono hecho a base de gelatina y pollo mientras que los prismáticos son los dos vasos de vodka que la tradición manda poner junto a este tentador aperitivo. La lorneta z meduzą hace pensar a los jóvenes polacos en sus abuelos y es que en la época comunista era el tentempié típico, por ser fácil de preparar y económico, para abrir el apetito. 

Pâté en croûte - Francia

Este 'paté en corteza' es una especialidad francesa que comenzó a prepararse por primera vez en la Edad Media. En aquella época, consistía en un aperitivo señorial ligeramente distinto al que se conoce en la actualidad porque la corteza que recubría al paté, no era comestible sino que servía para conservar el interior en buen estado. Ahora, se trata de una masa de hojaldre y pasta quebrada que puede rellenarse de paté o carne. Como curiosidad, indicar que existe un concurso a nivel mundial de este snack en el que el ganador del 2014 fue el chef japonés Hideyuki Kawamura.

Taralli - Italia

Los taralli son el típico aperitivo italiano del empezar y nunca acabar. Esta especie de rosquilla pequeña es tradicional del sur de Italia y consiste en una variante del pan. A la masa se le puede añadir todo tipo de especias y adimentos como cebolla deshidratada, cayena, romero, tomillo y todo lo que se quiera para hacerlo más atractivo. En la región de Puglia existe además una variante dulce que se puede hacer al vino, al limón, a la uva o a gusto del consumidor.

Crumpet - Reino Unido

En Reino Unido es habitual encontrar este tentempié en las baldas del súpermercado o a la hora de tomar el aperitivo entre amigos. Se trata de un pequeño pastel hecho con harina y levadura que se puede mezclar con cualquier acompañamiento salado o dulce. Su preparación no dista mucho de la de un pancake o un crêpe francés, así que no hay excusa para no hacer de anfitrión al más puro estilo 'british'.

Cortezas de cerdo - España

Uno de los aperitivos más típicos de España son las cortezas de cerdo, un snack salado no apto para escrupolosos. Como su nombre indica, están hechas a base de la corteza del cerdo, es decir, de la piel del animal que, después de cocida, se fríe en aceite a altas temperaturas. La industria alimenticia ha visto un suculento negocio en este tentempié y se ha encargado en meterlo en bolsas prefabricadas que se compran en casi cualquier tienda de comestibles. Sin embargo, la verdadera receta, sin colorantes ni conservantes, se sirve en algunos bares y hace las delicias de los paladares españoles.

Erdnussflips - Alemania

Aunque para los alemanes no es una costumbre enraizada eso de tomar el aperitivo, sí tienen el -complicado de pronunciar- erdnussflips. Se trata de pequeños copos de harina de maíz con sabor a cacahuete. En el país germano se suelen tomar en lo que se conoce como la Feierabendbier y que viene a ser un encuentro con unas merecidas cervezas después del trabajo. Aunque este snack tiene un aspecto atractivo e inofensivo, es altamente calórico, una apreciación que a la tercera o cuarta cerveza pierde importancia o incluso tiende a olvidarse.