Natalie Weiss: Vivir de lo que escribes (sobre moda), es posible

Artículo publicado el 8 de Septiembre de 2010
Artículo publicado el 8 de Septiembre de 2010
Esta joven de 22 años, colabora con el blog más popular de moda en su Alemania natal, LesMad (Les Mademoiselles), desde el año 2008. En su propia bitácora Schnati à Paris (‘Schnati en París') presenta sus propios outfits, comparte inspiraciones e información

Schnati es una asidua de las tiendas 'vintage', pero también de H&M“Siempre pensé que era una broma eso de que París parece muerta en agosto”, dice Natalie, conocida como Schnati, mientras echa un vistazo a la multitud de turistas que se abren paso a través del barrio parisino del Marais en este cálido día de verano. Se echa a reír por un momento: “Pero es cierto, no hay nadie aquí”. Nos acomodamos en un bar y pide agua y una baguette. “Lo siento, todavía no he comido nada en condiciones hoy”.

Estudiar una temporada en París le dio la oportunidad de bloguear directamente desde la capital de la moda. Se mudó a la ciudad francesa a principios de año, donde tiene previsto quedarse hasta mediados de octubre. Schnati estudia Ciencias de los Medios de Comunicación e Informática de los Medios en Colonia, Alemania (“Lamentablemente, a partir del otoño tendré demasiada informática”) mientras asiste a cursos de cine en la Sorbona. El principal motivo que le llevó a pasar aquí su semestre de intercambio como estudiante Erasmus fue su novio francés. “Y, por supuesto, París, que es una absoluta metrópolis de la moda”. La verdad es que no ha visto mucho de la típica vida de Erasmus. “Es bastante diferente cuando vives aquí con tu novio. Pero, casi todos mis asignaturas y cursos pueden convalidarse para mi carrera en Colonia”.

Una bloguera remunerada

Fotografía de la serie 'Gipsy', realizada por la pareja de SchnatiHoy, Schnati lleva una blusa negra con lunares y pantalones pitillo color beige, cabello un poco recogido y un collar largo del que cuelgan muchas llaves pequeñas. Schnati publica fotos de sus outfits en Schnati à Paris varias veces por semana y los lectores pueden compartir sus críticas sobre ellos. “Las opiniones son siempre radicales. La gente, o bien piensa que algo es absolutamente grandioso, o se quejan. Desgraciadamente, la crítica constructiva es muy rara. Con algunas personas tengo la impresión de que están celosos, quizás porque ellos también querrían ganar dinero con su blog”, comenta la joven.

Es cierto. El caso de Schnati es todavía raro, al menos en Alemania, porque le pagan por bloguear. “Se oyen muchas tonterías acerca de eso”, dice, demostrando que todavía tiene que enfrentar el tema. “Mi hermana Jessica y Julia Knolle crearon LesMads en 2007. Hablaron con la editorial de Burda desde el principio. A la empresa le gustó y se unieron al negocio”. Queda claro, por algunos comentarios en el sitio web, que lo que se critica es esta dependencia del negocio que tiene el bloguero. “Tenemos una enorme libertad para escribir, es casi ilimitada. Además, en el sitio web se aclara bien que somos empleados. Pero somos fieles a nosotros mismos, la editorial no interfiere con eso”.

Blogueros a los 13

Las invitaciones para acudir a eventos de moda no paran de llegarPara Schnati bloguear es, por el momento, “sólo” un empleo de estudiante, mientras su hermana Jessica trabaja a tiempo completo para LesMads. “Por supuesto, durante el semestre, no puedo pasar mucho tiempo blogueando. Ahora invierto casi todo el día en ello. Generalmente se subestima la cantidad de trabajo. La gente ve el artículo en la página web, pero no ve que has pasado horas navegando en internet y leyendo para crearlo”. Le pregunto si siente que es aceptada en el sector de los medios como bloguera. Lo piensa durante un momento. “Sí, nos están empezando a considerar más seriamente y recibimos montones de invitaciones de los diseñadores y las marcas”. En Estados Unidos, esto estaría mucho más avanzado. “Las respuestas allí son muy diferentes. En Alemania no se aceptaría a una chica de 13 años que bloguea y va a desfiles de moda. En Estados Unidos, los blogueros están más entusiasmados, el fenómeno no es tan fuerte en Europa; pero al otro lado del Atlántico también es más normal que los blogueros se contacten entre sí”.

Lo mismo se puede decir sobre blogosfera europea en sí. Según Schnati, existe algo, “pero más que nada a nivel nacional. Hay que reconocer que hay un intercambio en los encuentros de los blogueros a nivel europeo. Eso alienta los intercambios más allá de las fronteras nacionales”. Por cierto, hay diferencias específicas entre los diferentes países. En Francia, por ejemplo, los lectores comentan mucho más. Quiero saber si París ha cambiado el estilo de Schnati en cuanto a su concepto de moda. “Por supuesto, la ciudad donde vives te cambia”, admite. “Sin embargo, si ya has encontrado tu propio estilo en algún momento, la ciudad sólo es secundaria”. Por cierto, ella nunca “va demasiado de compras sin comprar realmente”, como aquí en la capital francesa. Todo es un poco más caro que en Alemania. ¿Qué otras diferencias ha notado? ¿Cuándo se siente especialmente alemana? “Cuando otras personas no son de fiar. En Alemania, las promesas cuentan mucho más, son más vinculantes”. Schnati sonríe. “Por otro lado, me he acostumbrado mucho a los modales franceses. Después de todo, hoy he llegado tarde”.

Fotos: ©Natalie Weiss/Schnati à Paris