NAVEGANTES DE AYER... Y HOY

Artículo publicado el 9 de Octubre de 2014
Artículo publicado el 9 de Octubre de 2014

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Si es usted aficionado al mar, aún dispone de diez días para disfrutar de una insólita ex­po­si­ción en el centro de Bruselas. ¿Por qué no aprovechar la ocasión durante las vacaciones de Semana Santa?

La exposición Nau­ti­lus-Na­vi­ga­ting Greece, inau­gu­rada en el Bozar (Palacio de Bellas Artes de Bruselas) el pasado 24 de enero dentro del marco de la pre­si­dencia griega del Consejo de la Unión Europea, se clausurará el 27 de abril y,  tal como se considera allí, será una lástima no contar con ella.

¡No cuente, por supuesto, con vi­si­tar una especie de Museo de la Acró­polis en mi­nia­tura! Lo que les espera es más bien un recorrido te­má­tico, a veces in­tui­tivo, durante el cual recorrerá la his­toria del Medi­ter­ráneo y de las ci­vi­li­za­ciones he­lé­nicas que lo surcaron desde el tercer milenio antes de nuestra era.

Una ex­pe­riencia que tiene el mé­rito de no aburrir al vi­si­tante pro­fano: a lo largo de las diferentes salas descubrimos una pa­no­plia de ac­ti­vi­dades –co­mer­ciales, ar­tís­ticas, pis­cí­colas– y viajes que mar­caron la his­toria del Mare Nos­trum. Resaltamos, en par­ti­cu­lar, las obras del arte cicládico como los ídolos, y una serie de distinguidos jarrones mi­noicos de tipo rhy­ton pro­ve­nientes de los pa­lacios cretenses.

Además de piezas ar­queo­ló­gicas que abarcan hasta el periodo clá­sico ¬verdadero apo­geo del poder ma­rítimo ate­niense¬ y hasta el pe­riodo grecorro­mano, Na­vi­ga­ting Greece también muestra obras contem­po­ráneas como pin­turas, fo­to­gra­fías y videos. Esto nos recuerda­ que el mar conti­núa desempeñando un papel fundamental no solo en las eco­no­mías de nuestros países, sino también en las mi­gra­ciones humanas, en su relación con la na­turaleza y en sus in­ter­ro­ga­ntes me­ta­físicos.

El vínculo entre el hombre y el elemento acuá­tico es pro­fundo y mis­te­rioso, tal como nos lo sugiere el montaje de E­mi­lia Pa­pa­fi­lip­pou, Salt Tes­ta­ment–Chess conti­nuum, que a la vez abre y pone punto final a nuestro pe­riplo.

¡Feliz na­vega­ción a todos!

Alice S. et Mi­khail K.