Ndeye Andújar: "es necesario un feminismo islámico"

Artículo publicado el 17 de Noviembre de 2009
Artículo publicado el 17 de Noviembre de 2009
El seminario “Musulmanes en Oriente” acogido por la Fundación Tres Culturas en Sevilla trae a expertas en mundo islámico para poner algunos puntos sobre las íes en temas de género y pluralidad del islam.
“En una sociedad multiétnica y multireligiosa como la malaya, la religión es el parámetro más importante a tener en cuenta”, cuenta , investigadora asociada en el IRASEC (Instituto de investigación en el Sudeste asiático contemporáneo). El artículo 3 de la Constitución de Malasia establece el Islam como religión oficial, y según el artículo 160 todos los malayos son musulmanes.

Sophie Lemière

Por tanto, “no es socialmente aceptable abandonar el Islam”, explicita la investigadora. Se establece así una división clara y controvertida entre musulmanes y no musulmanes. Mientras los primeros encuentran ventajas económicas y administrativas, “los no-musulmanes tienen que atender a dificultades para celebrar sus cultos, entre otras cosas”. Todo contrasta con la libertad de culto que pese a todo garantiza la Constitución., cofundadora y vicepresidenta de la Junta Islámica y directora de Webislam, recalcó el papel que juega el musulmán en Occidente y el papel del resto de los ciudadanos ante este hecho cada vez más extendido. Con una media de un millón y medio de musulmanes practicantes en España, “el deber de integración es básico y esencial para una buena convivencia entre musulmanes y no musulmanes”, asienta Andújar, quien también instó a un feminismo islámico que se hace necesario a la par que creciente.

Ndeye Andújar

“Hay un gran movimiento de mujeres organizadas a escala nacional e internacional en lucha de sus derechos, y son muchas las que se apoyan en la interpretación del Corán para sostener la idea de igualdad o complementariedad entre mujer y hombre”, argumenta. Escritoras como Fatima Mernissi o la turca Hidavet Tuksal han rechazado la autenticidad de ciertos que van en contra de la mujer y sus derechos.

hadiz

Andújar apuntaló igualmente en pro de los derechos de la mujer que la situación de acceso a la máxima autoridad en las mezquitas debe cambiar, para conseguir así un diálogo fructífero con el Estado español en aras de una buena convivencia. Las relaciones con el Estado español siempre son llevadas a cabo por el imán de la mezquita y estos cargos están reservados a hombres se produce una marginación absoluta de la mujer en la esfera política. En este punto coincidía , profesora de estudios árabes e islámicos en la Universidad de Barcelona, que estableció la importancia de la interpretación del Corán de acuerdo con los tiempos que corren. Bramón también señaló la existencia de una diferencia sutil entre conceptos como ‘Islam’ y ‘musulmán’. Hay muchas interpretaciones del Corán y muchas formas de ser musulmán, cada una de ellas condicionada por el lugar, la cultura, las tradiciones. Del mismo modo, tampoco es igual el papel de la mujer en la sociedad en todos los países árabes.

Dolors Bramón

Eugenia Jiménez Pariente