Netaudio Festival: una bofetada a la industria del disco tradicional

Artículo publicado el 19 de Noviembre de 2009
Artículo publicado el 19 de Noviembre de 2009
Mientras las casas de discos estilo tradicional se sumen más y más en su crisis, las nuevas formas de distribución musical en internet se regodean de su éxito en un concurrido festival de Berlín con proyectos de futuro. ¿Un nuevo camino a explorar o el fin de una era?

En octubre se celebró en Berlín el Netaudio Festival 09: cuatro días de actividades diurnas y nocturnas en torno en una nueva forma de entender la distribución musical, el netlabel. Para los que desconozcan este concepto musical cada vez más en boga, “el netlabel se refiere a sellos discográficos digitales que permiten bajar su música legalmente y (casi siempre) de forma gratuita, para que sus creadores se beneficien posteriormente a través de otros canales, como los conciertos”. Habla Antina Michels sentada en el club Maria, situado a la orilla del berlinés río Spree, donde se celebró el encuentro. Antina, una de sus organizadoras, sabe de lo que habla: escribió el trabajo final de su carrera como etnóloga sobre el fenómeno netlabel, distribuido ahora también de forma gratuita bajo los principios de Creative Commons.

"Los netlabels son una alternativa al capitalismo y a la industria del disco tradicional"

“A través de sus cerebros activos y creativos, el formato de netlabel contiene un potencial que funciona como un modelo de micro estructuras. […] Supone una oposición al concepto capitalista de beneficio y ofrece una alternativa a la industria tradicional”. Es un fragmento del libro de Antina que contiene de forma fidedigna la esencia del netlabel. No parece casualidad que el año en el que el primer gran festival de netlabels (con un presupuesto de unos 50.000 euros) tiene lugar en la capital alemana, se haya tenido que cancelar el Popkomm, el evento berlinés por excelencia de la industria del disco tradicional. En su lugar se celebró el All together now, un intento de integrar las nuevas formas de distribución pero respetando las estructuras tradicionales de la industria musical.

Crisis y alternativas

“Está claro que el netlabel es una seria alternativa a la industria tradicional, cuyas estructuras están obsoletas y, por ello, se encuentra en una profunda crisis. Decir ahora que Internet tiene toda la culpa de esa crisis me parece injusto”, dice Antina. Sabe de lo que habla: tras años de investigación sobre el tema, ha conocido a numerosos músicos cuyas obras jamás serían editadas y distribuidas por los grandes sellos. Y sin la reputación que comporta la distribución, el trabajo de un músico se queda en nada. “No sé decirte si la cancelación del Popkomm fue una buena señal para el mundo del netlabel, pero desde luego fue una señal de que las cosas están cambiando”.

Suena como una bofetada a las grandes disqueras, que cada vez miran más angustiadas a este tipo fenómenos. La cuestión es si la creciente influencia del netlabel le hará perder ese espíritu subversivo que lo hace tan seductor. Antina cree que será complicado, sobre todo porque la esencia anárquica y autogestionada de la red hará muy difícil que la industria tradicional se apodere de las estructuras netlabelianas. 

De momento, el festival pretende perpetuarse. próximo festival Netaudio se organizará en Londres en 2010, gracias a la cooperación entre el círculo de netlabels alemán y el británico. A partir de ahora, y si todo sale como está previsto, el festival se irá celebrando intercaladamente en ambas capitales. En 2011, Berlín volverá a acoger el Netaudio Festival. De todas formas, no se descarta que empiecen a sumarse otras ciudades a la iniciativa: hay netlabels en todo el mundo.