Ni Gauck, ni Merkel, ni Reding: la Eurocopa en Ucrania, ¡boicoteada!

Artículo publicado el 30 de Abril de 2012
Artículo publicado el 30 de Abril de 2012
A unas semanas del campeonato europeo de fútbol, los jóvenes intelectuales y periodistas ucranianos temen ver cómo su país se hunde en el aislamiento.
Ya no se trata de que el presidente de la República Federal de Alemania, Joachim Gauck, haya anulado una visita a Ucrania; la canciller alemana, Angela Merkel, y la comisaria europea de Justicia, Vivianne Reding, amenazan con no asistir a los partidos que se juegan en el país. Todos señalan con el dedo la inestabilidad del gobierno ucraniano y el maltrato que sufre su opositora, Yulia Timoshenko.

“Escribir la historia juntos”. Éste es el eslogan del campeonato de Europa que se desarrolla este año en Polonia y en Ucrania. A seis semanas del pistelotazo inaugural, muchos ucranianos se preocupan por la imagen de su país. El presidente alemán, Joachim Gauck, ha anulado una visita a Yalta prevista para mediados de mayo. La razón, según la administración de la presidencia federal, una viva preocupación sobre la situación de la líder de la oposición, Julia Timoshenko, encarcelada desde agosto de 2011.

“No es la primera vez que se anulan las visitas de jefes de Estado, asegura Konstantin Usov, periodista de la cadena de televisión ucraniana TVi. Hace mucho tiempo que Viktor Yanoukovitch está aislado”. Los jefes de Estado se limitarían a un mínimo de contactos con el presidente ucraniano. “Cuando va al extranjero, da apretones de manos y se hace sacar una foto, es todo”, declara Usov. Según él, a Yanukovitch solo le interesan el dinero y las ventajas personales que le proporciona su función de presidente.

“El presidente de la República Federal de Alemania tiene razón", estima Irina Krawtschuk. una estudiante de 24 años que ha pasado un semestre en Fribourg. “Nuestro gobierno empaña la imagen de Ucrania en el extranjero”, añade. Alemania disfruta de una alta consideración en Ucrania. En términos de relaciones diplomáticas, los dos países están estrechamente ligados gracias a programas de intercambios y proyectos culturales comunes. Irina Krawtschuk teme que el gobierno de Yanukovitch ponga en peligro estas buenas relaciones. “Deberíamos liberar a Timoshenko“, dice.

“Nuestro gobierno empaña la imagen de Ucrania en el extranjero”

La cancelación de la visita de Joachim Gauck es un problema serio para Yanukovitch. Todo hace temer que la crítica se extienda a nivel internacional. En ese caso, muchos ucranianos considerarían a su presidente responsable de la degradación de la imagen del país. Por eso, Yanukovitch intenta minimizar el problema. De cara a la cada vez mayorpresión internacional, evita el tema. Declara “querer esperar a que la Fiscalía examine el caso”, pero podemos pensar que utiliza los días festivos del mes de mayo para aplazar el tema. Las primeras semanas de mayo, la mayoría de los ucranianos está de vacaciones, los periódicos no se publican e incluso el engranaje de la política se para.

Elecciones después de la Eurocopa

Los diplomáticos extranjeros no creen que se vayan a producir protestas masivas antes del campeonato de Europa. “Un gran estancamiento reina el país”, analiza el diplomático alemán que desea permanecer en el anonimato. La oposición está dividida y los jóvenes licenciados que tienen una buena formación buscan un futuro en el extranjero.

Pero la situación bien podría cambiar después del campeonato de Europa. Las elecciones legislativas se celebrarán en octubre. Antes, se prevén movimientos de protesta que podrían provocar la caída del gobierno, añade el diplomático: “si Yanukovitch lleva al país al aislamiento, la gente le culpará, y no solo un poco”.

El autor de este artículo, André Eichhofer, es miembro de la red de corresponsales en Europa del Este n-ost.

Fotos: (cc)photocapy/flickr, Video: euronews/YouTube