No olvides la brújula

Artículo publicado el 15 de Marzo de 2006
Artículo publicado el 15 de Marzo de 2006

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Viajar alrededor de Europa no es cosa fácil cuando no se tiene en cuenta las diferentes denominaciones de los lugares entre los idiomas europeos. Siebenbürgen para alguien que tenga un libro de expresiones alemanas puede parecer un refugio campestre rodeado por "siete castillos", pero sería mejor asegurarse de estar bien provisto de ajo, como de hecho ocurre con la palabra alemana para Transylvania. Del mismo modo, ¿quién asociaria Pressburg (otra vez, el nombre alemán) con Bratislava, la capital de Eslovaquia? Y tengamos cuidado al tomar los trenes en Italia. Creeremos ir a Mónaco, pero los italianos llaman Mónaco al Principado en el sur de Francia y a la ciudad alemana de Múnich, ¡podemos ir a parar a cualquiera de las dos! Florence en francés suena también sustancialmente diferente de la italiana Firenze. Para terminar, los británicos a veces tienen dificultades con la geografía europea, incluso en su propio idioma. Una lección rápida de geografía: Viena no tiene canales como Venecia, y Estocolmo no es la capital de Suiza, sino de Suecia.