No se puede gobernar a base de decretos

Artículo publicado el 5 de Diciembre de 2010
Artículo publicado el 5 de Diciembre de 2010
Tras dos jornadas de incertidumbre aérea, más de 600 afectados, y pérdidas de órdago en el sector turístico español, el Gobierno de Rodríguez Zapatero parece no darse cuenta de que ya el pueblo no está con él. “No se puede gobernar a base de decretos” repite con indignación Lola, funcionaria sevillana compuesta y sin embarque.
A la espera del restablecimiento del tráfico aéreo, se pone en tela de juicio la actuación tardía del Gobierno y sus consecuencias.

El diálogo y la tolerancia, del que siempre ha hecho alarde este mandato, brilla por su ausencia. El debate ya no es la aberración civil y moral que supone el status laboral de los controladores aéreos en este país, sino la actuación a destiempo y tajante del Ejecutivo que no repara en daños. Según la patronal de agencias de viajes AEDAVE, para estos cinco días festivos, se dejará de ingresar unos 250 millones de euros, peccata minuta, en los tiempos que corren.

Motivo de la ‘indignación’ de los controladores

Colas_Ryanair.jpg El Consejo de Ministros ratificó el viernes 3 de diciembre, primera jornada de uno de los puentes más largos del año, un real decreto de medidas económicas donde el máximo de horas que pueden realizar los controladores de tránsito aéreo será de 1.670. Desde entonces, se decreta el cierre del espacio aéreo de los aeropuertos de Barajas, Baleares, Canarias y Galicia, alterando el funcionamiento del resto de puntos aeroportuarios de todo el país. Esta tarde, más del 90% de los impulsores de esta “huelga salvaje”, calificada así por el Gobierno, volvieron a su trabajo. Ayer sábado, en el aeropuerto de San Pablo de Sevilla, la mayoría de los vuelos fueron cancelados, eso sí, con la promesa de un reembolso íntegro del importe del billete, o un aplazamiento a partir de hoy domingo con 24 horas de demora. Éste es el caso de un grupo de gaditanos y extremeños con destino directo a Argelia, cuya misión humanitaria tendrá que esperar por la falta de diligencia en esta crisis ya intuida. “Nos piden que guardemos los tickets y facturas del alojamiento de esta noche, pero a posteriori, no me creo nada”, explica una voluntaria de Badajoz.

Colas ante el mostrador de Ryanair

Una amenaza esperada

Elevar a Estado de Alarma el caos actual no exime de responsabilidad al Gobierno, aunque sí sea un intento de limpieza de imagen. El conflicto con este gremio, sabedor de su imprescindible labor, no daba lugar a sorpresas como las de ayer. "Estas movilizaciones suponen que en caso de no acudir a su puesto de trabajo, los controladores estarían incurriendo en un delito de desobediencia tipificado en el Código Penal militar", afirmó esta mañana el vicepresidente primero y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. “Si no hubiese sido en este puente de diciembre, habría sucedido en Navidades…ha pasado en Francia y muchas más veces en España ¿qué hacen los más de 600 asesores del Gobierno para que se tenga que llegar a un decreto?” se pregunta Lola de Sevilla despidiéndose de Barcelona por el momento. A lo que añade, “no defiendo a los controladores, ni mucho menos, pero cuando se actúa con fuerza, se reacciona con fuerza. Tengo suerte porque en este viaje no se me va la vida, pero ¿qué me dicen de tantos y tantos ahorradores a los que hoy se les cae el mundo?” Esta mañana se han reanudado todos los vuelos con normalidad desde el aeropuerto de la capital hispalense, incluso han salido algunos de los vuelos cancelados ayer. Las compañías de bajo coste devuelven el importe o emplazan a sus pasajeros a otras fechas. De momento, solo Iberia ha hecho un esfuerzo extra al flotar para la noche de ayer a las 23.00 horas uno de sus ascensos.

Clara Fajardo