Nokia, suicidios y asesinatos: ¿Finlandia es el mejor país del mundo?

Artículo publicado el 31 de Agosto de 2010
Artículo publicado el 31 de Agosto de 2010
Una finlandesa de 27 años posgraduada en Ciencias Sociales y Economía acepta nuestro desafío de dejar a un lado los tópicos y describir el país en que nació, que la revista estadounidense Newsweek votó como ‘el mejor del mundo’

Me sorprendió que Finlandia estuviera clasificada como 'el mejor país del mundo' por la revista estadounidense Newsweek. De acuerdo con que esté entre los diez mejores, pero, ¿número uno? Estados Unidos está en el puesto 11 e Israel en el 22, pero no creo que estos países lo merezcan, por lo tanto dudo de que el reportaje refleje la realidad. Newsweek clasificó la calidad de vida en 100 naciones tras analizar categorías de bienestar social como salud, educación, calidad de vida, competitividad económica y entorno político.

Mientras tanto, en el sur solo dura seis horasAunque no lo parezca, tenemos problemas sociales. Aislados en el norte de Europa, no estamos acostumbrados a ver gente de diferente origen y etnias entre nosotros, así que nuestra historia multicultural es bastante reciente. Hay muchos prejuicios e incluso racismo hacia los inmigrantes, que encuentran muchas más dificultades para conseguir un empleo. Según las estadísticas de diciembre de 2009, la comunidad de inmigrantes más numerosa es la rusa, seguida de cerca por la estonia, la sueca y la tailandesa. Los inmigrantes con estudios de enfermería, medicina, ingeniería o magisterio muchas veces acaban trabajando como personal de limpieza o permanecen desempleados.

Alcoholismo y violencia

Luego está el problema de los ‘sin techo' y la delincuencia (en 2009 la tasa de asesinatos fue 2,1 por cada 100.000 personas, de las más altas en Europa occidental junto a Portugal y Escocia, que tienen el mismo índice, según el Daily Telegraph). El nivel de violencia, especialmente contra las mujeres (40% del total de la población femenina habría sufrido algún tipo de agresión en 2008, de acuerdo a datos publicados por The Guardian). Todo esto podría estar relacionado con el alcoholismo, que fue la primera causa de muerte en 2006 y que tiene un coste innegable para la sociedad. Si a esto se suma el presupuesto destinado a la salud mental pública (la tasa de suicidio es alarmantemente elevada y en 2008 estuvo entre las cinco más altas en la Unión Europea). Así que, yo no diría que Finlandia es número uno en el mundo en lo concerniente a bienestar.

Finlandia está bastante dividida geográficamente. Las zonas rurales viven una realidad bastante diferente a las urbanas. A menudo los problemas sociales se concentran en las pequeñas poblaciones, especialmente en la zona este y norte, donde la mayor parte de la población son personas de la tercera edad, ya que los más jóvenes se marchan a ciudades más grandes y con mayores oportunidades de empleo. El invierno es muy largo, oscuro y frío. Puede afectar mental y psíquicamente a las personas. Muchas personas sufren de un trastorno afectivo estacional y se deprimen cuando no hay luz solar. Yo pillo la gripe y tengo fiebre muy a menudo; el clima es una razón por la que me gustaría mudarme.

Estado de bienestar social

Como las que se registraron en el año 1985Pero las ventajas generalmente superan a los contras. Gracias a nuestra tradición democrática y social, tenemos unos servicios públicos excepecionales, con un buen sistema de protección social, sanidad pública, subsidios por desempleo, becas para estudiantes, ayudas a la vivienda, para familias pobres, etc. Lo más importante es que la educación es gratuita en institutos y universidades, lo que permite la igualdad de oportunidades. Provengo de una familia monoparental bastante pobre y no habría tenido los recursos para estudiar si las universidades hubieran tenido tasas de matrícula elevadas. Además, tenemos buenas escuelas y universidades públicas. Finlandia es reconocido como un país de alta tecnología, con gente trabajadora y de alta cualificación, especialmente en el sector de las telecomunicaciones, como lo demuestra el caso de Nokia.

Después que Finlandia fuese proclamado como ‘el mejor país del mundo', nuestro ministro de Asuntos Exteriores, Alexander Stubb, afirmó que ahora deberíamos estar orgullosos de ser finlandeses. No estoy segura de que sea la palabra apropiada para describir mis sentimientos. Sin duda, soy una privilegiada, aunque mi origen es humilde. Pero temo que esta clasificación de Newsweek sea un poquito maniquea y presente un cuadro demasiado simplificado de la realidad. No me molesta que esté en el número uno, aunque Finlandia, al fin y al cabo, no es el país de las maravillas.

Fotografías: principal ©Kettukusu; hombre en el tubo ©Sunset Chaser, todas a través de Flickr