Nuevo partido político en Reino Unido que lucha por la igualdad de la mujer

Artículo publicado el 25 de Junio de 2015
Artículo publicado el 25 de Junio de 2015

Con el crecimiento de partidos con intereses particulares en la política del Reino Unido, el Women’s Equality Party ha entrado en escena con el firme objetivo de crear una sociedad más igualitaria para el año 2020.

La figura más reconocible del partido es la cofundadora Sandi Toksvig, comediante que ha sido capaz de atraer millones de oyentes semanales al programa satírico de radio BBC Radio 4 News Quiz. 

Cuando habló para la BBC a principios de mayo, confesó que, tras 9 años, dejaría el programa para entrar en la esfera política. “He bromeado sobre política continuamente pero, para estas elecciones, me he cansado y he decido que, en vez de hacer bromas al respecto, debo participar. Así que estoy involucrada en la fundación de un partido político nuevo llamado Women’s Equality Party; es un grupo de mujeres estupendo, y de hombres también, que ha decidido que ya hemos tenido suficiente y es momento de hacer algunos cambios", afirmó Toksvig.

Toksvig ya plantó las semillas en marzo de este año cuando “creó” un nuevo partido político, el Rescue Party (partido salvador), durante un sketch; incluso reunió un gabinete “de ensueño” formado solo por ministras. Catherine Mayer, exponente del movimiento feminista y antigua editora de la revista Time, se encontraba en el panel de discusión del mismo festival. Lo que era un comentario espontáneo, “formemos un partido de mujeres y veamos lo que pasa: estaré en el bar después”, dio lugar a una sesión inaugural seguida de una conferencia informal en abril, presidida por Sandi Toksvig y con la escritora Stella Duffy como ponente principal, y un foro de políticas. El interés por el partido ha sido inmenso; ya existen sedes regionales y locales por todo Reino Unido, antes de que se produzca la presentación oficial en septiembre.

WE (Women’s Equality) puede que se haya perdido las elecciones generales de 2015, pero las cofundadoras parecen tener confianza en que presentarán candidatos en 2020. La declaración de principios del partido expuesto en su página de Facebook dice así: “La igualdad para la mujer no es un problema de la mujer. Cuando las mujeres desarrollan su potencial, todos se benefician. Igualdad significa una política mejor, una economía más dinámica, una fuerza de trabajo que saque provecho del talento de toda la población, y una sociedad en paz consigo misma.”   

Sus objetivos principales incluyen la lucha por una representación política igualitaria, igualdad en negocios y educación, así como a nivel salarial y en derechos de paternidad y acabar con la violencia hacia la mujer. Sobre todo, el partido intentará atraer y movilizar al 9,1 millón de mujeres que no votó en las elecciones generales pasadas, en comparación con los 7 millones de hombres.

Cuando le preguntaron el motivo por el que creía que los ciudadanos no se sentían vinculados con la política, Tovskig respondió que sucede porque las personas que se presentan a las elecciones no simbolizan la diversidad del país. “La mayoría de los partidos dominantes tratan los problemas de las mujeres como si fuera un grupo minoritario cuando la realidad es que constituimos la mayoría del país. Por eso vemos manifiestos de mujeres de manera independiente o cómo se habla del cuidado de los niños como si solo fuera cosa de la mujer".

Hay 31 millones de hombres y 32 millones de mujeres en Reino Unido, pero solo el 29% de los miembros del parlamento son mujeres. La elección en mayo dio como resultado un incremento de mujeres en el Parlamento, hasta un 23%, siendo el mayor aumento desde que la victoria del Partido Laborista de Blair en 1997 supuso un 173% más de mujeres en el Parlamento. El miembro del parlamento más joven desde 1667 es la estudiante de 20 años Mhairi Black, miembro del Partido Nacional Escocés. Sin embargo, aunque hubiese aumentos similares entre los representantes de cada elección, la presencia de las mujeres no alcanzaría el 51% hasta el 2035. En la actualidad, 3 de los partidos políticos: el Liberal Demócrata, el UKIP y el DUP, no tienen miembros femeninos en el Parlamento.

La representación de las mujeres en política varía en toda Europa. Como era de esperar, los países escandinavos marcan la norma para la igualdad de género; Suecia cuenta con el 45% de representación femenina en la Cámara Baja del Parlamento y Finlandia el 42,5%. Irlanda (15,1%), Rumania (11,2%) y Chipre (10,7%) son los países europeos que están a la cola, según las estadísticas de Naciones Unidas.

En los últimos años, la política británica ha vivido un crecimiento de partidos con intereses particulares, como ha sido el caso del Partido Verde, el Partido Nacional Escocés y el Plaid Cymru, el Partido de Gales. Su éxito indica que la mejor forma de perseguir la igualdad de género es contar con un partido de mujeres comprometidas con impulsar una agenda desde fuera y lograr que los partidos dominantes presten atención. Sin embargo, se les ha acusado de no ser un partido “inclusivo” al estar formado solo por mujeres. ¿Por qué llamarse Women’s Equality Party en vez de Equality Party?

La cofundadora Stella Duffy compartió sus pensamientos en un post de su blog: “Lo primero que me sorprende es que si esta pregunta fuese dirigida al colectivo LGTB, a los discapacitados, a las minorías étnicas o a grupos de igualdad de clase social, se tacharía, y con razón, de absurdo (y ofensivo), por ejemplo, preguntad a un grupo activista por los derechos de los negros “¿por qué os interesa solamente la desigualdad que afecta a las personas negras?” y aún así existe la suposición de que la mujer debería trabajar y/o ocuparse de TODAS las desigualdades.” Catherine Mayer añadió, “#WE aspira a ganar, a traer un cambio real. Eso requiere enfoque y claridad.”

Con las mujeres cobrando un 35% menos que los hombres en trabajos a tiempo parcial en Reino Unido, el partido WE podría llegar a producir cambios importantes.