Old Continent: "LA UE NO ES UN SUPERHÉROE"

Artículo publicado el 9 de Enero de 2014
Artículo publicado el 9 de Enero de 2014

¿La es­tra­te­gia de co­mu­ni­ca­ción de la UE? "In­efi­caz". ¿El des­em­pleo? "No es una pre­rro­ga­ti­va co­mu­ni­ta­ria". Van Rom­puy, Bar­ro­so, "¿quié­nes son?". Gau­thier Bas es fun­da­dor de Old Con­ti­nent, agen­cia de co­mu­ni­ca­ción con sede en Bru­se­las. Hablamos sobre Eu­ro­pa, sus ins­ti­tu­cio­nes y las elec­cio­nes al Par­la­men­to Eu­ro­peo de 2014. 

El vien­to gé­li­do que re­co­rre las ca­lles de Bru­se­las a prin­ci­pios del mes de di­ciem­bre des­cri­be per­fec­ta­men­te el calor que emana de las ins­ti­tu­cio­nes eu­ro­peas a lo largo del año. En la calle Bai­lli, en el ba­rrio de Ixe­lles, lejos de las som­bras de los edi­fi­cios de tec­nó­cra­tas, tras una pe­que­ña puer­ta de ma­de­ra, se es­con­de la agen­cia de co­mu­ni­ca­ción Old Con­ti­nent. Es­pe­cia­li­za­da en "Bran­ding Eu­ro­pe", como anun­cian en su sitio web, cons­ti­tu­yen un pues­to avan­za­do para aque­llos que pien­san que la Eu­ro­bub­ble está a punto de ex­plo­tar si no cam­bia rá­pi­da­men­te su es­tra­te­gia de co­mu­ni­ca­ción po­lí­ti­ca.

UNA GA­RAN­TÍA PARA EU­RO­PA

Sep­tiem­bre de 2013. La UE lanza su pri­mer vídeo pro­mo­cio­nal para las elec­cio­nes de 2014:  un anun­cio de blo­ck­bus­ter en el que las es­ce­nas de ca­tás­tro­fes se mez­clan con mi­ra­das in­te­rro­ga­ti­vas y son­ri­sas happy endChar­lé­lie Jour­dan (30 años) y Gaut­hier Bas (28 años) - los dos so­cios que fun­da­ron Old Con­ti­nent en abril del año pa­sa­do- ni si­quie­ra tie­nen aún una opi­nión clara. "Vale, la be­lle­za de las imá­ge­nes es in­sid­cu­ti­ble, y téc­ni­ca­men­te no hay nada que decir... Pero sin­ce­ra­men­te, este vídeo me pro­vo­ca el mismo efec­to que si al­guien trata de ven­der­me un se­gu­ro a pie de calle! No en­tien­do por­ qué la UE in­ten­ta ven­der­se como su­per­hé­roe”, afir­ma Gaut­hier be­bien­do su té. Es­ta­mos sen­ta­dos en el salón, si­tua­do junto a la sala de ope­ra­cio­nes de la agen­cia. De­trás de la puer­ta, 3 or­de­na­do­res con las al­fom­bri­llas de los co­lo­res eu­ro­peos. La luz es tenue y el frío pun­zan­te de la ca­pi­tal belga no es más que un re­cuer­do. ¿Qué men­sa­je ex­pre­sa­riais para con­ven­cer a los ciu­da­da­nos de ir a votar en las pró­xi­mas elec­cio­nes par­la­men­ta­rias?  "No somos se­xies, lo sa­be­mos, pero al menos ha­ce­mos cosas úti­les! Si quie­res re­unir ciu­da­da­nos, ne­ce­si­tas dos cosas: trans­pa­ren­cia y ho­nes­ti­dad". Dicho y hecho: Old Con­ti­nent ha rea­li­za­do un vídeo sa­tí­ri­co que pa­ro­dia el vídeo of­fi­cial. ¿Re­sul­ta­do? Las ins­ti­tu­cio­nes se lo agra­de­cen y un buen número de los tra­ba­ja­do­res de cue­llo blan­co des­cuel­gan sus te­lé­fo­nos para ad­mi­tir que tie­nen razón.  "En el fondo, les ayu­da­mos gra­tui­ta­men­te", afir­ma Gaut­hier echán­do­se a reír. Pero en­ton­ces ¿por qué el Par­la­men­to, la Co­mi­sión y el Con­se­jo eu­ro­peo no cam­bian de es­tra­te­gia y con­ti­núan pro­yec­tan­do los ór­ga­nos tec­nó­cra­tas? "En el seno de las ins­ti­tu­cio­nes eu­ro­peas se en­cuen­tran tan­tos ni­ve­les de de­ci­sio­nes po­lí­ti­cas que la in­no­va­ción es im­po­si­ble", afir­ma con pinta de saber lo que se cuece den­tro. 

VAN ROM­PUY & CIA

En con­tra de lo que pu­die­ra pa­re­cer, Gaut­hier no ve la UE con malos ojos. Nunca ha par­ti­ci­pa­do en mo­vi­mien­tos re­vo­lu­cio­na­rios y no ha lan­za­do hue­vos a Ba­rro­so en su vi­si­ta a Lieja. Pa­ra­dó­ji­ca­men­te, tiene pinta de hom­bre de ofi­ci­na. Ca­mi­sa blan­ca y pan­ta­lón azul os­cu­ro, un hom­bre joven en la vein­te­na con una tra­yec­to­ria per­fec­ta: es­tu­dios eu­ro­peos, Eras­mus en Praga -  donde en­con­tró a su socio, Char­lé­lie - y un mas­ter en Es­tras­bur­go.  Más tarde, una beca en la Di­rec­ción ge­ne­ral de Co­mu­ni­ca­ción de la Co­mi­sión Eu­ro­pea, se­gui­do de un tra­ba­jo como asis­ten­te par­la­men­ta­rio. ¿Por qué en­ton­ces aban­do­nar­lo todo? Un día de puer­tas abier­tas en el Par­la­men­to Eu­ro­peo cam­bió la cosa. Para ese even­to, la ins­ti­tu­ción de­ci­dió fi­nan­ciar la pro­duc­ción de una serie de ca­mi­se­tas con fines. Se apre­su­ra a decir que él "jamás las lle­va­ría des­pués de ese even­to. La apa­rien­cia tiene cier­ta im­por­tan­cia". Un con­cep­to sim­ple, pero im­po­si­ble de in­cul­car a Van Rom­puy & Cía. Cuan­do le pre­gun­to cual de las instituciones - Co­mi­sión, Par­la­men­to o Consejo - uti­li­za la peor es­tra­te­gia de co­mu­ni­ca­ción, res­pon­de con sar­ca­mo: "¿Por qué, les has oído co­mu­ni­car­se ya?" 

EU­RO­PA NO COM­BA­TE EL DES­EM­PLEO

Bro­mas apar­te, Char­lé­lie y Gaut­hier no muer­den la mano que les da de comer. Sus ser­vi­cios, están di­ri­gi­dos pre­ci­sa­men­te a or­ga­ni­za­cio­nes ba­sa­das en Bru­se­las: desde lobbys a sin­di­ca­tos, pa­san­do por las ins­ti­tu­cio­nes. Por tanto, si de­ci­den hacer un vídeo que pro­mue­ve las elec­cio­nes eu­ro­peas sin re­mu­ne­ra­ción es úni­ca­men­te por pa­sión. De Eu­ro­pa, lo que ellos creen ver­da­de­ra­men­te es que es "uno de los cen­tros de poder más trans­pa­ren­tes que exis­te hoyPue­des en­con­trar todos los do­cu­men­tos que ne­ce­si­tes en línea", afir­ma se­ria­men­te antes de ir más allá, "el pro­ble­ma es la falta de ho­nes­ti­dad". ¿Abo­lir el des­em­pleo ju­ve­nil? ¿Ven­cer los pro­ble­mas so­cia­les? "¡Eso es una es­tu­pi­dez! Cuan­do la UE pro­me­te so­lu­cio­nes, lo hace a la li­ge­ra. Su rol es crear un mer­ca­do único con el fin de evi­tar ten­sio­nes eco­nó­mi­cas que se trans­for­men en ca­tás­tro­fes mun­dia­les".  Para Gaut­hier, el ros­tro po­lí­ti­co de Eu­ro­pa está su­je­to a la toma de de­ci­sio­nes sobre la re­gu­la­ción del mer­ca­do, pero no en la prác­ti­ca. "Di­fi­cul­ta­des téc­ni­cas con con­se­cuen­cias po­lí­ti­cas", afir­ma.

El 14 de mayo de 2014 se­re­mos lla­ma­dos a las urnas en las elec­cio­nes eu­ro­peas, y el di­ri­gen­te de Old Con­ti­nent no pa­re­ce muy se­reno. "Si no im­pli­cas a los ciu­da­da­nos, solo irán a votar quie­nes de­tes­tan Eu­ro­pa", afir­ma. Su ceño frun­ci­do le da un aire desa­fian­te. Añade: "Eu­ro­pa corre el ries­go de des­truir­se por el voto ex­tre­mis­ta. Nues­tra cons­tri­bu­ción tiene como ob­je­ti­vo in­vi­tar a la gente a votar para que no dejen a otros de­ci­dir en su lugar". El dis­cur­so de Gaut­hier es poco ha­bi­tual, com­bi­na de­cep­ción y rea­lis­mo, deseo de ac­ción y con­cien­cia po­lí­ti­ca. Antes de de­cir­me adiós, me cuen­ta la his­to­ria de su fa­mi­lia. Su bi­sa­bue­la nació en Al­sa­cia, y entre 1870 y 1945, entre la gue­rra, la Ocu­pa­ción y la Li­be­ra­ción, ella ha cam­bia­do veces de na­cio­na­li­dad. Al final, pro­ba­ble­men­te no se sen­tía ni ale­ma­nia ni fran­ce­sa, sino úni­ca­men­te "eu­ro­pea". Para Gaut­hier, vol­ve­rá a ser lo mismo.

Todas las de­cla­ra­cio­nes fue­ron re­co­gi­das en Bru­se­las por A.D.R.