Olivia Ruiz: música, inmigración y franquismo

Artículo publicado el 1 de Febrero de 2017
Artículo publicado el 1 de Febrero de 2017

La cantante francesa, autora de La femme chocolat y de À Nos Corps Aimants es capaz de fundirse en distintos estilos y géneros para luego deshacerse de ellos. Sin embargo, hay algo que siempre queda intacto: sus orígenes españoles y la historia complicada de su familia de inmigrantes, fuente de inspiración para Volver, su último espectáculo. Impactante.

cafébabel: En muchas ocasiones has hecho referencia a tu condición de hija de inmigrantes españoles. ¿Hasta qué punto te define esto como persona?

Olivia Ruiz: Cuando construyes tu personalidad criándote entre personas que sufrieron un desarraigo, experimentas algo difícil de explicar. Para mí, este tipo de sensación se asemeja a una búsqueda de legitimidad, que tal vez no sea la mía. Me parece que cuando perteneces a una familia de inmigrantes, no sólo experimentas el sentimiento de carecer de legitimidad en cualquier parte, sino que tienes que demostrar lo que vales, incluso más que los demás. Tal vez sea esto lo que me hace ser tan trabajadora y luchadora. 

cafébabel: ¿Te sentías diferente de la gente de tu edad?

Olivia Ruiz: Era más consciente de la necesidad de trabajar mucho, pero era más bien algo que yo misma me imponía. En ningún momento me puse a luchar contra la sociedad. Cuando eres blanca y llevas un apellido francés [el apellido original de Olivia no es Ruiz, sino Blanc, ndlr]), no sufres rechazo.

cafébabel: Tus abuelos son exiliados franquistas. En una ocasión dijiste que "cargas con el peso del exilio familiar"...

Olivia Ruiz: Es cierto, pero lo hago por la gente a la que quiero, y no por cómo pueda influir eso en mi vida. Me acuerdo de mis abuelos, de cómo me ayudaron, y me pregunto cómo habría sido su vida si, cuando llegaron a Francia, se les hubiera acogido de otra forma. Tengo el deber de recordar.

cafébabel: ¿Cómo te transmitieron su historia?

Olivia Ruiz: Por partes. Un primo mío indagó en la historia familiar y nos contó lo que realmente había ocurrido. Pero incluso ahora, cuando hablo con mi abuela de 87 años de su infancia y del contexto que vivía España cuando se marchó, se echa a llorar. La herida sigue abierta, como si hubiese ocurrido ayer. La salida del país, la llegada a Francia para reunirse con su hermana enferma... Lo que me más me llama la atención es el sufrimiento de todos ellos. En general, no se marchaban en familia. Primero se iba un hijo y después el otro, abandonando para siempre el nido familiar. 

Olivia Ruiz - "À nos corps aimants"

cafébabel: De ahí sacaste la inspiración para crear Volver, la obra de teatro escrita e interpretada por ti, que cuenta el viaje de una muchacha exiliada. ¿Cómo elaboraste el guión del espectáculo?

Oliva Ruiz: Las canciones nacen de mis cuatro primeros álbumes, y fue Jean-Claude Galotta (coreográfo del espectáculo, ndlr) quien las eligió. En la selección, por ejemplo, está la canción "Les Vieux Amoureux", que relata la historia de dos ancianos que, por temor a morir separados, deciden suicidarse juntos. Necesitaba encontrar un vínculo con la Historia, así que conté que Franco había puesto precio a su cabeza, y por eso, ante el temor de morir separados, prefirieron plantearse el suicidio. Me inspiré en el relato de una de mis tías abuelas, perseguida por dirigir el despacho de las juventudes republicanas. A continuación, en el espectáculo, la muchacha exiliada se queda embarazada. Si en el momento de escribir la historia, yo no estado embarazada también, no lo habría incluido. Pero Volver nace de la historia de mis abuelos desde el momento en que la protagonista reniega por completo sus raíces. Uno de mis abuelos siempre me decía: "Yo no soy español". Tanto había sufrido cuando llegó aquí que se pasó la vida renegando de sus orígenes. Se refugiaba en la idea de ser un auténtico francés. De hecho, aunque mis padres sean españoles, mi madre no habla español ya que su padre lo rechazaba. Muy inspirador.  

cafébabel: Y duro también. ¿Te costó mucho escibir la obra?

Olivia Ruiz: Pues no, todo lo contrario. La hice por necesidad.  

cafébabel: ¿Qué opinas de la crisis migratoria en Europa?

Olivia Ruiz: A veces me siento muy orgullosa y otras no. Mi hermano es psicólogo y trabaja con jóvenes inmigrantes, y cuando le veo trabajar, pienso: "Qué bonita es mi Francia". Ha accedido a muchos fondos para poder alojarlos y para que terminen los estudios. Francia no deja a un menor en situación precaria, sea cual sea su origen. Por el contrario,todo este rechazo hacia los inmigrantes me hace perder la esperanza. Quieren que creamos que somos un país en crisis pero esto nunca justificará el negarse a acoger a 50.000 personas. Nos han comido el coco con "las hordas de migrantes a las puertas del país". Primero, eso no es cierto y, segundo, el bienestar de Francia no radica en acoger o no acoger a unas cuantas miles de personas. 

cafébabel: ¿Aprobarías la idea de una plataforma cívica o política para encontrar una solución?

Olivia Ruiz: Puede parecer raro querer robar una idea de antiguas dictaduras, pero siempre podríamos habitar edificios vacíos. En París, por ejemplo, hay muchas casas así. Yo vivo en una zona muy bonita del distrito 18 (Buttes-Montmartre), y en mi calle hay edificios enteros que sólo se habitan una vez a la semana.

cafébabel: ¿Cómo reaccionas ante la crisis?

Olivia Ruiz: Con tristeza y culpabilidad ante mi propia impotencia. 

cafébabel: Y como artista, ¿cuál es tu forma de expresar ese sentimiento?

Olivia Ruiz: Escribiendo "Volver". La obra concluye con un texto que dice: "500.000 personas murieron tras la Guerra Civil española. La Historia vuelve a repetirse y cae en sus mismos errores". Al finalizar la obra, tal vez la gente salga reflexionando gracias a esta frase. Era instintivo. Ni siquiera me paré a pensarlo. Tenía que incluirlo.

___

Ya está a la venta 'À nos corps aimants' de Olivia Ruiz (Polydor/TF1 Musique/2016)