Ópera prima de la croata Bodrozic: Hablar del pasado para afrontar el futuro

Artículo publicado el 5 de Diciembre de 2011
Artículo publicado el 5 de Diciembre de 2011
Una poetisa residente en Zagreb y escritora de drama no apto para menores de edad se ha convertido en el tema central de un evento literario celebrado en París.
Aunque su primer libro permanece fiel a la tradición de la literatura de ficción contemporánea croata, esta escritora de 29 años de edad se ha hecho con el público francés en seguida con historias en las que se entremezclan el amor, las mujeres, el pasado y el futuro inevitable.

A sus 29 años, IvanaBodrozic esta poetisa y escritora residente en la ciudad de Zagreb se sienta junto a su traductor en un seminario literario en París y lee pasajes de su primera novela, Hotel Zagorje, nombre del hotel en el que vivió durante su situación de refugiada en el este de Croacia. Minutos más tarde, su intervención es seguida por la de una actriz, que hace una lectura dramática en lengua francesa. Hemos sabido que Bodrozic acaba de aceptar que el título del libro para la versión francesa, que publicará la editorial Actes Sud en 2012, se reduzca a Hotel Z.

Z for Croatia

Solo unos pocos de los asistentes han tenido la oportunidad de leer el libro. En presencia del embajador de Croacia en Francia, el Departamento de Traducción de la Comisión Europea y el presidente de la Maison de l’Europe, el lugar donde se celebra el seminario, se informa al público, por medio de laboriosas presentaciones, de que la joven escritora tiene un nombre un tanto complicado de pronunciar y que procede de un país que hace dos décadas se vio azotado por una guerra y un régimen comunista. Asimismo, se anuncia que Croacia será el próximo y, por lo tanto, vigésimo octavo país en adherirse a la Unión Europea (“Bueno, mejor no hablemos de este asunto esta noche”) . Sin embargo, el vestíbulo está repleto de gente del barrio judío y gay de la ciudad: es evidente que la autora y su historia despiertan una gran curiosidad. Asimismo, se recuerda que hace poco, el pasado 17 de noviembre, se conmemoraba el vigésimo aniversario de la caída de la ciudad de Vukovar, un suceso de gran simbolismo en la lucha por la independencia de la antigua Yugoslavia.

Hasta hace relativamente poco, Bodrozic era conocida por ser la autora de colección de poemas Primer paso a la oscuridad (Korak u tamu), por la que recibió sendos premios. En sus versos, así en como su prosa, se refleja la pérdida de su padre (supuestamente asesinado en la masacre de Ovcara) y la ansiedad que le causó el haber vivido en el exilio. Su primera novela se ha convertido en otro éxito: en 2010, Hotel Zagorje ganó –entre otros– el premio literario Kiklop al mejor libro croata. Esto es todo un logro teniendo en cuenta que, según la propia población, los croatas no compran más de tres libros al año. Mientras, el director bosnio Jasmila Zbanic está trabajando en un guión basado en el libro para llevar Hotel Zagorje a la gran pantalla en 2012.

Croacia: más allá de la ficción

La historia comienza cuando la narradora tiene nueve años. La niña está preparando el equipaje con su hermano de 16 años para irse de vacaciones junto al mar cuando las fuerzas militares serbias irrumpen en su cuidad, Vukovar. Bodrozic es honesta en lo referente a las fuente empleadas para escribir esta historia, en la que una familia se ve obligada a dejar atrás, sin saber que sería para siempre, a su padre. La historia continúa con el relato del periodo en el que la niña crece en Zagreb y, luego, en el norte de la capital, en un centro para personas desplazadas ubicado en la región de Zagorje. Los refugiados son alojados en un antiguo colegio que servía como lugar de reunión para el partido comunista y lugar de nacimiento de su camarada Tito. "La novela se basa en mis experiencias personales, pero he intentado hacerla ficticia", declara la escritora, que es también esposa y madre de dos hijos. Esto pone de refuerza la creencia de que la literatura contemporánea croata continúa siendo neorrealista. “He vivido en refugios durante casi siete años; he visto lo que el destino le ha deparado a unas cuatrocientas personas que vivían allí. He recopilado esas historias y las cuento a través de los diferentes personajes de la novela. No quería que esas historia cayeran en el olvido con el tiempo”.

Leer la entrevista con la escritora croataOlja Savicevic en cafebabel.com

Cafebabel.com pudo hablar más tarde con un filósofo croata que clasifica este género de libro como “repelente”; algunos críticos añaden que la audiencia europea podría alimentar las historias de guerra yugoslavas hasta que las ranas críen pelo. No obstante, generaciones enteras de lectores croatas han dejado que las ventas del libro hablen por sí solas y sus compañeros, escritores contemporáneos como ella, insisten en que hablar del pasado ayuda a afrontar realmente el futuro. Para Croacia, el futuro no significa la integración del país en la UE a mediados de 2013. Después de todo, deberíamos aprender finalmente a pronunciar apellidos escritos en caracteres latinos y no reducir los títulos a iniciales.

Fotos: cortesía del © Departamento de traducción de la Comisión Europea