Oscar a la carrera de Ennio Morricone

Artículo publicado el 22 de Febrero de 2007
Artículo publicado el 22 de Febrero de 2007
El 25 de febrero, en Los Ángeles, la entrega de la estatuilla al famoso compositor romano.

Él ha dicho que no se lo esperaba, sin embargo ha llegado. Ennio Morricone tiene 78 años y después de 45 años de gran música regalada a los cinéfilos de Italia, de Europa y del mundo entero recibirá el próximo 25 de febrero en Los Ángeles el Oscar por su carrera.

De Pasolini a Roman Polanski

El gran compositor, nacido en 1928, inició su carrera musical muy joven, siguiendo las huellas de su padre, músico de orquesta. El debut cinematográfico le llegó en 1961 con la película El federal, de Luciano Salce. El gran éxito, no obstante, lo vivió como compositor de la música de las películas de Sergio Leone, el director de los “Spaghetti western” rodados en España. La colaboración entre los dos comenzó en 1964. Entre las inolvidables estaban: El Bueno, el feo y el malo, Por un puñado de dólares y Érase una vez en América, la última película del gran director.

No pasan muchos años desde los primeros trabajos con Leone cuando ya Morricone empieza a definirse como firma reconocida y autorizada en el panorama de la música cinematográfica internacional. Por un lado, gracias a las intensas colaboraciones con directores italianos como Pier Paolo Pasolini, Bernardo Bertolucci, Dario Argento y Giuseppe Tornatore y, por el otro, por las espléndidas bandas sonoras compuestas para contar grandes historias junto a directores americanos y europeos del calibre de Terence Malick, John Carpenter, Brian De Palma, Roman Polanski, Roland Joffé.

300 bandas sonoras

El Oscar le llega ahora después de 45 años de carrera, 300 bandas sonoras compuestas para el cine y muchos premios recibidos en todo el mundo. Entre los reconocimientos más importantes recogidos están ocho Nastri d’Argento, seis David de Donatello y, en 1995, el León de Oro a su carrera en la Mostra de Venecia. A nivel internacional, la Academia de Cine Británica lo premió en más ocasiones, en 1985 por Érase una vez en América; en 1986 por La Misión, por la cual recibió también un Globo de Oro; en 1988 por Los intocables, por la que recibió asimismo un Grammy y, en 1990 por la obra maestra de Giuseppe Tornatore Cinema Paradiso, por la cual se le otorgaron varios premios entre ellos el Premio Fondation Sacem del 43° Festival de Cannes. Nominaciones al Oscar, ha recibido cinco entre el 78 y el 2000. Pero el Oscar no llegaba nunca.

El 25 de febrero será la definitiva. La Academia, de hecho, ha explicado la asignación del premio en base a la contribución “magnífica y multifacética” que Morricone ha aportado a la musica cinematográfica. Para el presidente del prestigioso organismo, Sid Ganis, “La Academia quiere de este modo reconocer, no sólo el importante número de bandas sonoras compuestas por Morricone sino también el hecho de que muchas de ellas son obras maestras muy conocidas y apreciadas”.

Dicho esto, en la carrera del compositor italiano aún no está escrita la palabra “fin”. Entre sus proyectos, dos nuevos e importantes trabajos: la secuela de Los Intocables (The untouchables: Capone rising) y el gran compromiso, una vez más junto a Tornatore, para la banda sonora de Leningrado, película que narrará el asedio a la ciudad soviética por parte del ejército alemán durante la segunda guerra mundial.