Oscar a 'La Grande Bellezza'

Artículo publicado el 4 de Marzo de 2014
Artículo publicado el 4 de Marzo de 2014

Un apunte sobre los Oscar 2014: Italia vuelve a estar en lo más alto del cine mundial, gracias a la estatuilla lograda por la última película de Paolo Sorrentino ¿Y qué ha cambiado desde la última vez que ocurrió?

15 años han te­ni­do que pasar. De Be­nig­ni a So­rren­tino, de 'La vita è bella' a 'La gran­de be­llez­za'. Si hay algo de lo que Ita­lia no puede es­ca­par, es del so­ni­do re­don­do y agra­da­ble de la pa­la­bra. Ya sea en­to­na­da a modo de sa­lu­do en el bar de la es­qui­na, ya sea un pi­ro­po lan­za­do con descaro al chico o la chica que cruzan la calle, ya sea el pa­la­bro aso­cia­do a una de tan­tas piz­zas en el menú del res­tau­ran­te: la ca­te­go­ría de 'bello' o 'bella' -no im­por­ta si como ad­je­ti­vo o sus­tan­ti­vo- está pe­ga­da a Ita­lia como el ad­he­si­vo que se es­tam­pa sobre el la­te­ral de una Vespa.

Sin em­bar­go, si in­ten­ta­mos re­la­ti­vi­zar lo acon­te­ci­do, no está de más re­cor­dar que en la antigüedad el 'bello' era sólo uno de los tres va­lo­ros su­pre­mos junto al 'vero' (lo ver­da­de­ro) y el 'buono' (lo bueno). Para los grie­gos y los ro­ma­nos, el tér­mino tenía una con­no­ta­ción más am­plia de la que le asignamos hoy en día: de los ob­je­tos a las ideas, el 'bello' era una ca­te­go­ría más bien vaga que en­con­tra­ba en la pro­por­cio­na­li­dad su re­la­ti­vo fí­si­co.

Es cierto que el saber popular ya había incorporado la amplitud al concepto en el dicho 'no es bello lo que es bello, es bello lo que gusta'. Todo nos lleva a pensar que con 'La grande bellezza', los italianos se han vuelto a reunir alrededor de un concepto indefinido, antiguo, inquietante y ancestral. Y aunque Paolo Sorrentino haya declarado a Reppublicatv que su película "no es una crítica de Italia, sino que represente el amor por el país", todavía los hay que querrían que dentro de 15 años Italia sea un poco menos 'bella' y un poco más 'vera' y 'buona'.