Palabra de Berlusconi: "Nunca comprendí lo que es la satisfacción cuando te falta el placer de la conquista"

Artículo publicado el 25 de Junio de 2009
Artículo publicado el 25 de Junio de 2009
El primer ministro italiano Silvio Berlusconi se encuentra cada vez en más apuros debido a su vida privada. La prostituta Patrizia D'Addario (42) ha declarado a la Policía que pasó una noche en la residencia privada de Berlusconi en Roma. En una entrevista para la revista Chi publicada el miércoles 24 de junio, Berlusconi habla de difamación.
La prensa europea analiza los aspectos políticos y privados del escándalo Berlusconi

Helsingin Sanomat - Finlandia

El periódico Helsingin Sanomat dirige su mirada hacia Italia con un gesto de desaprobación: "En su variopinta carrera, [el jefe de Gobierno Silvio] Berlusconi logró ejercer también de animador y productor. Ahora parece haber vuelto a ese sector. Su estilo es esta vez burlesco, haciendo lo serio risible. [...] El tiempo libre del dirigente político con más poder deja de ser vida privada cuando, al disfrutar de compañía femenina –sobornada de diferentes maneras– no está en condiciones de contestar con honestidad cuando se le pregunta por la naturaleza de esas relaciones. [...] Berlusconi, que hará de anfitrión el próximo mes en la cumbre del G-8 en Italia, es uno de los hombres de Estado más conocidos de la UE y, por eso, un representante visible de los llamados valores europeos en el resto del mundo. Un mal modelo. En el tercer periodo legislativo de Berlusconi se ha hecho evidente que, además de a las mujeres, solo sabe ver la justicia y la libertad de expresión desde un único punto de vista: el suyo propio".

25/06/2009

Corriere della Sera - Italia

El periódico liberal conservador Corriere della Sera lamenta que la personalización de la política en Italia haya llegado a un "nivel patológico": "En lugar de cultura y partidos políticos [...] se ha instalado una nada generalizada. Solo han quedado las personas, y las personas desnudas (¡hay que decirlo!). Desde este punto de vista, [el primer ministro Silvio] Berlusconi está lejos de constituir el mal. Representa sólo el síntoma. [...] En esta deriva italiana hay algo en común con la antigüedad. La política se dispersa y vemos reaparecer una Italia que pensábamos que habíamos dejado a nuestras espaldas: un país en manos de pocos, de oligarcas interesados únicamente en su propio poder; un país marginal, extraviado del mundo y que ha perdido además el sentido de un destino común, sin ambiciones ni proyectos de futuro; un país que no se estima y que no parece ser capaz de pedir nada de nadie ni de sí mismo. Un país que deja ver por la vacuidad de su política algo muy similar a un vacío de voluntad, a un vacío moral".

25/06/2009

Ernesto Galli della Loggia

La Repubblica - Italia

El escándalo en torno a Berlusconi habría puesto también a la Iglesia en aprietos, escribe el teólogo Vito Mancuso en el periódico liberal de izquierda La Repubblica. El redactor jefe de la revista semanal católica Famiglia Christiana, Don Antonio Sciortino, había llamado a la Iglesia a que tomara partido: "[Con ello] se expresa una clara posición de condena pública del comportamiento del actual jefe de Gobierno debido a su desprecio de la moral católica. [...] La respuesta [de la Iglesia] depende de cuál de las dos vertientes del alma católica se acabe por imponer –la política o la profética. [...] Es probable que venza [...] el alma política en su línea de concesiones. [...] El jefe de Gobierno seguirá contando como hasta ahora con el apoyo discreto y robusto de la jerarquía católica y ésta no desaprovechará la oportunidad de ser recompensada como corresponde. En todo el proceso, hay una cosa que debe quedar clara: las palabras de la Iglesia no resultarán muy creíbles cuando se disponga a volver a defender la familia en el futuro".

25/06/2009

Vito Mancuso

To Vima - Grecia

La columnista Lori Keza se burla en su columna del periódico To Vima de la vida amorosa del primer ministro italiano Silvio Berlusconi: "El 'papi' Silvio lo ha logrado: tiene 73 años y todo el mundo habla de su supuesta vida amorosa. [...] Mujeres, mujeres, mujeres. ¿Querrá el viejo señor dar a entender con ello que aún es sexualmente activo? La medicina da la respuesta. A esa edad, el rendimiento es poco; y si toma demasiadas pastillas, le explotará el corazón. Da lo mismo la cantidad de cirugías estéticas que se haga, cuántos pelos se implante y cuántos regalos reparta. Su órgano sexual le negará sus muchas aventuras. Lo muestran las estadísticas. [...] Parece ser que una parte de la ciudadanía lo admira por sus conquistas. [...] A pesar de que los periódicos lo representan como un viejo sátiro [el lascivo daimon de la mitología griega], su popularidad aumenta. No en las encuestas, sino donde importa la opinión: en las urnas".

25/06/2009

Lori Keza