Panamá Papers: Los tentáculos de la evasión fiscal llegan hasta Albania

Artículo publicado el 9 de Mayo de 2016
Artículo publicado el 9 de Mayo de 2016

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Los 11,5 millones de documentos y 2,6 TB de datos filtrados del bufete panameño Mossack Fonseca han mostrado hasta dónde puede llegar la riqueza de las figuras públicas mundiales. Se cree que es el 5º mayor proveedor de servicios offshore del mundo. El escándalo ha desatado un debate global y protestas en varios países, provocando una gran decepción general hacia las élites.

Hay un gran trecho desde Panamá hasta un pequeño país de los Balcanes como Albania, pero aun así resulta estar involucrada – al menos de alguna manera – en el escándalo. Un mapa interactivo creado por Esri UK señala a dos empresas, tres beneficiarios y 22 accionistas relacionados con la filtración. Esto nos permite realizar un análisis más detallado de este complicado entramado de conexiones multinacionales – y descubrir dónde están los grandes núcleos de esta industria offshore global.

Los tentáculos de los paraísos fiscales se extienden por los Balcanes

El periódico israelí Haaretz contribuyó al destape de un escándalo financiero relacionado con Albania. Se descubrió que un abogado israelí, Assaf Halkin, había registrado cuatro empresas a través de Mossack Fonseca. Había fundado GFI Technologies, registrada en mayo de 2013 en la isla de Anguila. Halkin y otro ciudadano albanés, Ismail Mulleti (referido como "Ismail Mulati" en las filtraciones) eran copropietarios de esta empresa.

Tras una investigación exhaustiva, se descubrió que una empresa canadiense, Global Fluids International S.A, era propietaria de GFI Technologies – también con Mulleti como copropietario. GFI Albania es una rama pequeña de esta empresa que en 2013 había conseguido una de las concesiones más controvertidas y lucrativas en cuestión de licencias de combustibles. Un contrato de 10 años está valorado en 150 millones de euros.

Pero la historia no acaba ahí. Parece que hubo también otra empresa involucrada, la denominada "Petroleum Consulting Partners" que formaba parte de un consorcio junto con GFI. La concesión se estableció como una empresa offshore. Más tarde, GFI desapareció dejando tras de sí un pequeño número de acciones y vendiendo la empresa a "Petroleum Consulting Partners", una maniobra típica de las empresas offshore para desaparecer sin dejar pistas.

Podesta Group es una conocida empresa que ejerce funciones de lobby con base en Washington D.C. y contratada en múltiples ocasiones por el gobierno albanés anterior a 2013. Se la puede encontrar en los papeles de Panamá debido a su implicación en fondos offshore pertenecientes a empresas rusas como Sberbank. Ya que Podesta presiona tanto al gobierno albanés como a Sberbank, intentó también enfrentarse al gobierno de EEUU. La participación de Podesta Group en las relaciones públicas de Albania no fue aprobada sin un debate político previo en el país de los Balcanes.

Por último, pero no menos importante, el Miami Herald reveló que Efraim Diveroli, de 22 años, había ganado cientos de millones de dólares estadounidenses con su participación en un negocio ilegal de armas operando desde China hasta Albania, y luego en Irak y Afganistán. En 2008 tuvo lugar una gran explosión en el campamento de artillería albanés, conocida como la tragedia de Gërdec – murieron 26 personas y muchas más resultaron heridas.

Diveroli y su empresa aparecen en los papeles de Panamá, y ha sido investigado en Albania por tráfico internacional de armas. Una nueva película, War Dogs, que se estrenará este verano, trata el tema de Diveroli y su socio David Packouz, que consiguió un contrato de 300 millones de dólares con el Pentágono para armar a los aliados americanos en Afganistán.

El milagro de los tres días

De momento, estos son solamente indicios de que los tentáculos de estos paraísos fiscales han alcanzado Albania. Las instituciones albanesas han reaccionado a estos datos y las investigaciones ya se han puesto en marcha. En Albania, tanto las instituciones oficiales como la opinión pública aguardan los resultados de estas investigaciones para ver por fin hasta qué punto el terremoto panameño afectará a la economía albanesa. Sin embargo, como no han salido nuevos nombres durante los últimos días, el caso permanece en una tensa calma.

El tema de la corrupción en Albania resulta bastante preocupante, ya que esto sienta un precedente en el caso de cualquier violación relacionada con las leyes del país contra la evasión fiscal. Veamos de qué forma se emplea la justicia para castigar a aquellos que pretenden manipularla y escapar de ella.

---

Este artículo es parte de nuestro proyecto East Side Stories. Mediante una lucha contra los clichés del sur y este de Europa, tratamos de mantener viva la idea de Europa despertando conciencias, fomentando el diálogo, intercambiando ideas e informando más allá de los medios convencionales.