Partido X: El partido del futuro. Democracia y punto.

Artículo publicado el 8 de Abril de 2013
Artículo publicado el 8 de Abril de 2013
Desde el 17 de diciembre un nuevo partido se ha sumado al registro de partidos políticos. El partido X inició sus andaduras en el mundo virtual a inicios de enero colgando un video en YouTube y desde entonces ha planteado muchas preguntas. Bajo la apariencia de una conferencia de prensa ficticia y desde una perspectiva futura, advierte a los políticos movidos por el dinero que luchará.
¿Su programa? El referendo, el “wikigobierno”, la participación ciudadana y la transparencia. En resumen, “democracia y punto”. ¿Nos enfrentamos a una broma utópica? No, es una promesa.

No importa si es de día o de noche. La Puerta de Sol siempre se nos muestra bulliciosa. Turistas y españoles se abren camino entre monjes flotantes y otros artistas callejeros. O simplemente disfrutan de los primeros rayos de sol. “Sol”, así es como llaman a esta plaza los madrileños. Entretanto, se ha convertido en el símbolo de un movimiento cuya historia empezó precisamente aquí: el movimiento ciudadano 15-M. Esta acción toma su nombre del primer día en el que se llevaron a cabo las protestas pacíficas, el 15 de mayo. Por aquel entonces, Rafa ya pedía “Democracia Real Ya”. Durante semanas acudió a las manifestaciones y acampó en “Sol” junto a miles de indignados. Actualmente sigue estando comprometido con el 15-M, pero también con el nuevo partido que ha canalizado políticamente la ola de protestas. A ese nuevo partido se le conoce bajo el nombre de Partido X. Partido del Futuro.

Aquellos que impulsan el Partido X de momento abogan por su anonimato. Sólo en el registro de partidos políticos aparecen nombres y apellidos concretos. Entre ellos, tres españoles jubilados como la presidente de honor Greer Margaret Thurlow Sanders quien no concede entrevistas. En una llamada telefónica, una portavoz del partido asegura, sin mencionar su nombre, que se trata de un grupo de trabajo compuesto por un centenar de personas en todo el país que se comunican por internet o cara a cara. Quieren evitar personalismos políticos, por eso no publican ningún nombre. Adeptos, como Rafa, creen positiva la falta de cabezas visibles, factor en el que según los críticos reside su debilidad. Rafa afirma: “creo que el foco de atención no debe centrarse tanto en las personas, sino en la profundidad y veracidad de sus ideas”.

Partido X. Más que un partido político

Parece ser que para entender el partido del futuro tenemos que dejar a un lado nuestras ideas políticas preconcebidas porque X es tanto un partido como un instrumento. Como partido se asemeja a un sistema interactivo al que tienen acceso todos los ciudadanos. Su función principal se centra en introducir cambios en la política presente. Actualmente existen diferentes páginas destinadas a la elaboración conjunta del ideario del partido “Democracia y punto”. Este programa está compuesto por cuatro puntos: el referendo, el “wikigobierno”, la participación ciudadana y la transparencia.

Como partido, se encuentra en fase de “hibernación”. Hasta las próximas elecciones no despertará de ese sueño profundo. Y sólo lo hará si los ciudadanos así lo requieren y si los partidos ya formados no aplican los cuatro principios. Hasta el momento éstos no han mostrado ningún tipo de reacción al escrito enviado por el Partido X en el que se les solicitaba cooperar. “Pero tarde o temprano se atenderá a sus solicitudes”, afirma el estudiante Rafa. Este joven de 32 años acaba de hacer su último examen y, relajado, sorbe su café. Un compañero de clase le mencionó el partido X. A él mismo le rondaba por la cabeza desde hacia un tiempo un proyecto similar y se implicó de inmediato. Su portavoz anónima confirma que hasta el día de hoy el partido ha recibido más de 6.000 correos electrónicos y 300 propuestas se presentaron a través de su página web. En marzo se va a publicar una constitución definitiva y, posteriormente, se presentará el consejo de ministros.

Cortesía de "Inviernos @Sol"

De hecho, la manera en la que se dirigen los políticos a sus electores está caracterizada, ahora más que nunca, por la transparencia y la participación. Se debate sin pausa sobre la Ley de Transparencia, el acceso a la información y una buena gobernanza. Además de los muchos casos de corrupción, Rafa está seguro de que ese trabajo intenso se debe a la presión que están ejerciendo los ciudadanos y el partido X. Sin embargo, hasta ahora la Ley de Transparencia sólo es un borrador. Este hecho convierte a España en uno de los pocos países de la Unión Europea que no dispone de una ley de tales características.

“Somos hijos de una época histórica”

El partido X no sostiene que vaya a crear nada nuevo ni tampoco que sea el partido del 15-M. “Nos encontramos ante una utopía porque nosotros nunca podríamos representar a ese movimiento en toda su plenitud. Somos hijos de una época histórica. La época de internet y del 15-M”, explica su portavoz. El partido se tiene por elemento catalizador de mecanismos que ya funcionaban en otras sociedades. Un ejemplo de transparencia verdadera y “wikigobierno” fiable se materializa en Islandia, país en el que Wikileaks hizo historia y donde se encuentran los servidores del partido.

La ley islandesa de medios ofrece mayor protección que la planteada por la española. Proyectos como Better Reykjavik y Better Iceland mostraron como los ciudadanos pueden ser permanentes partícipes de la política gracias a las nuevas tecnologías de la información. Los islandeses pueden presentar sus ideas, valorar y priorizar borradores de ley y hablar con diputados del parlamento islandés en plataformas especiales. A Rafa le entusiasma esa idea: “En la actualidad los políticos sólo hablan directamente con los ciudadanos durante las campañas electorales. Una vez se les ha elegido, construyen un muro a su alrededor y en ocasiones muestran una hoja de papel en la que informan de las decisiones ya tomadas”. No obstante, los ciudadanos deberían tener el derecho de saber qué está pasando tras ese muro y tomar decisiones al respecto.

El partido del futuro. ¿Sólo digital?

Sólo el tiempo dirá si un modelo digital que funcionó en un estado insular puede aplicarse en España. Mientras tanto en países como Brasil, cuya superficie es muy extensa, se han establecido directamente elementos democráticos como el Gabinete Digital, a través del cual se gestiona el presupuesto ciudadano y su desarrollo técnico. A pesar de que se entrevé un ápice de escepticismo, Rafa confía en el proyecto español. “Opino que el partido X tiene futuro”, afirma. Pese a la euforia mostrada por los usuarios de Facebook ante este nuevo partido, sólo el tiempo dirá si logra configurar una política española más abierta e interactiva.

Fotografía: Cortesía  (cc) Facebook Partido X; En el texto: ©JP; Vñideo (cc)ElPartidoDelFuturo/YouTube