Pedaleando por votos: La vuelta en bici a Irlanda pasa por Lisboa

Artículo publicado el 3 de Septiembre de 2009
Artículo publicado el 3 de Septiembre de 2009
Un grupo de ciclistas de toda Europa se embarcan en un tour por la campiña irlandesa para manifestarse por una mayor asistencia de votantes antes del referendo de Lisboa en octubre. Grace Cox, la organizadora, da charlas acerca del movimiento por el Sí, que está ganando impulso

©Grace Cox“Esta vez es diferente”, me dice por teléfono, casi sin aliento, Grace, de la asociación ‘Irlanda para Europa’. Ella está organizando un paseo en bicicleta de 700 kilómetros a través de Irlanda, desde el mar de Irlanda hasta el Atlántico y vuelta. El objetivo es tratar de conseguir animar a votar a los irlandeses en el referéndum sobre el Tratado de Lisboa, que tendrá lugar el 2 de octubre. Como parte de la campaña por el sí, los de ‘Irlanda por Europa’ se sienten optimistas.

Han coorganizado el evento con ‘EurocycleTour’, un grupo de Bruselas que ha estado tratando de “promover el interés” en la participación europea desde 2008. El entusiasmo por el referendo está creciendo. “No se habla más que de eso en la oficina”, me dice Grace, “las paredes están abarrotadas de calendarios y próximos eventos”. Me dice que es la participación de gente joven como ella lo que está produciendo un cambio radical, “Mírenme, soy estudiante, y participo. Mi compañera, aquí, es estudiante también. Es un cambio muy grande desde el año pasado” -53,4% de los votantes irlandeses rechazaron el Tratado en el primer referéndum en junio de 2008-.

Un gesto solidario

Los ciclistas que toman parte son una mezcla ecléctica de toda Europa. Tanto estudiantes como profesionales, activistas políticos como entusiastas de la bicicleta, los participantes han viajado a través de Francia, Bélgica, España, Austria y la República Checa. Se reunirán con los ciclistas irlandeses para hacer un grupo central fuerte de 30 personas que viajará a través de Irlanda. 

"Naturalmente, nuestros fines de semana son moviditos"

A lo largo del camino, más gente puede unirse al grupo durante el tiempo que deseen. Muchas personas que trabajan no pueden tomarse tiempo libre, explica Grace, pero pueden optar por unirse por el tiempo que les apetezca. “Algunos nos acompañarán sólo por las mañanas y continuarán en la ruta tanto tiempo como puedan. Naturalmente nuestros fines de semana son movidos”. Un grupo ha venido desde Bruselas para mostrar su apoyo. “La gente que viene de Bruselas es un plus extraordinario. Es fantástico, realmente increíble. Vienen aquí para demostrar que esto es importante para ellos también. Es un gesto de solidaridad”, dice, “es una cosa maravillosa y positiva”.

©jmiguel.rodriguez/ FlickrEl evento estuvo inspirado en el primer ‘Eurocycle Tour’,que tuvo lugar antes de las elecciones europeas de junio del año 2009. Los participantes anduvieron en bicicleta por más de 1.600 kilómetros desde Bruselas a través de los Países Bajos y Alemania, antes de finalizar en Polonia, en la frontera europea. Los Organizadores deseaban demostrar la solidaridad europea y conseguir votos. Tenían una buena razón. Las estadísticas de elecciones muestran que la concurrencia de los votantes ha ido decreciendo paulatinamente en toda la unión, del 61% en 1979 hasta un 43% en 2009. La comparación entre los Estados miembro muestra enormes diferencias. En Bélgica votó más del 90% en las elecciones europeas del año 2009, mientras que en Polonia, votó sólo el 25%. En el crucial referéndum de 2008 en Irlanda para el Tratado de Lisboa, solo el 40% de los votantes habilitados emitió su voto. Ello es significativamente menor que el mínimo del 50% que se requiere para aprobar un referéndum en la mayoría de los países y además significó que los 860.000 irlandeses que votaron por el No, han ejercido un impacto desproporcionado sobre más de quinientos millones de europeos, lo cual es causa de frustración para muchos.

Armando filas de los votantes

La baja concurrencia de votantes es algo que podría cambiar esta vez, dice Grace. “La gente está comprendiendo que el Tratado de Lisboa y la participación europea es algo actual y relevante para todos en Irlanda, especialmente los jóvenes”. Y ellos no son los únicos que están involucrándose. “Es grandioso que toda esa gente importante esté manifestándose públicamente e involucrándose. Es apasionante”, comenta.

"Ryanair va a ofrecer billetes más baratos a la gente vaya a casa para votar"

Los alcaldes y simpatizantes locales de cada ciudad importante que atraviesen recibirán a los participantes del paseo en bici. “Empezamos con un colorido lanzamiento en la calle Harcourt (centro de Dublín) con el alcalde de Dublín, y nos estaremos encontrando con representantes locales por todo el camino”. La campaña por el Sí ha visto a una serie de figuras públicas declarar su apoyo en los días previos a la votación. ‘Irlanda por Europa’ está encabezado por el ex parlamentario europeo Pat Cox, y ha logrado reunir a varios notables irlandeses, incluyendo políticos, estrellas de fútbol y figuras mediáticas tales como el ganador del Premio Nobel Seamus Heaney o el guitarrista de U2, The Edge.

El pasado 26 de agosto, el consejero delegado de Ryanair, Michael O’Leary declaró su apoyo al Tratado de Lisboa, anunciando que destinará 500.000 euros para publicidad y billetes Ryanair a precios reducidos. Esta noticia fue especialmente bienvenida, dice Grace. “¡Dice que va a ofrecer billetes de avión más baratos para la gente que viaje a casa para votar!”

ah zut/ FlickrEntonces, ¿qué pueden esperar los participantes en el recorrido? “Tenemos planeada una ruta panorámica”, dice Grace. La ruta pasa a través de la mayoría de los lugares más pintorescos de la República, desde el soleado sudoeste hasta el remoto oeste de Irlanda. Partiendo desde Dublín, los ciclistas se lanzarán a las exuberantes montañas Wicklow antes de dirigirse al sur atravesando las ciudades de Carlow y Waterford. Recorrerán en bicicleta los condados del sudoeste (Cork y Limerick) para después dirigirse al norte a lo largo de la costa del Océano Atlántico. El tour pasará a través del paisaje único de Burren, un paisaje rocoso, donde se encuentran los acantilados de Moher y varios sitios prehistóricos, antes de llegar a la bahía de Galway. Desde Galway, los ciclistas continuarán hacia Athlone antes de llegar a Dublín nuevamente.