Peligra el periodista: el gremio unido jamás será vencido

Artículo publicado el 14 de Marzo de 2013
Artículo publicado el 14 de Marzo de 2013
En España, casi 9.000 periodistas se encuentran en el paro: un dato que simplemente muestra la punta del iceberg. A nivel local, iniciativas como las promovidas por la Asociación de la Prensa de Sevilla buscan no solo responder a la precariedad que padecen los profesionales del sector, sino también reforzar internamente los lazos del gremio y encontrar una solución ante tanta desolación.

Aunque el futuro no se presenta mucho mejor, al menos a corto plazo, están surgiendo iniciativas importantes como Se buscan periodistas, impulsada por la Asociación de la Prensa de Sevilla (APS): una cooperativa de profesionales del sector desde la que se pretende poner en marcha medios de comunicación propios. Rafael Rodríguez, presidente de esta organización lo justifica: “Se trata de periodismo en manos de periodistas y no de empresas que tratan la información como pura mercancía, sin valorar la calidad, la veracidad y la honestidad de lo publicado, cuya única finalidad es la cuenta de resultados”.

Además del gratis total y el paro, parece ser que el mayor problema se halla a la hora de convertir a los periodistas en profesionales imprescindibles: “Los free lance deben tomar las riendas, darle valor a la profesión y a partir de ahí trabajar. Somos los primeros que estamos descontentos con lo que hacemos. Ese es el movimiento de nuestra iniciativa Se buscan periodistas”, asegura Rodríguez. “En 4 o 5 meses estaremos listos porque es secuencialmente burocrático”, añade un miembro de la junta.

Periodismo: sinónimo de precariedad

Aunque hay estadísticas oficiales elaboradas por el Observatorio de la Crisis de la FAPE, estas no reflejan al cien por cien la realidad de la profesión. Normalmente se recogen los despidos de los medios de comunicación de cierta envergadura, pero, por ejemplo, no se contabilizan los ceses de compañeros que trabajaban en los gabinetes de comunicación de pequeñas y medianas empresas e incluso de los departamentos dependientes de las administraciones públicas. A estos, hay que sumar los compañeros que anualmente salen de las facultades de Comunicación: más de 500 solo en Andalucía, así como los falsos autónomos o aquellos que, aun siendo titulados en Periodismo, han tenido otro tipo de contratos con categorías inferiores.

Sigue la actualidad de Sevilla a través del blog de nuestro equipo local.

Las cifras de periodistas afectados por el desempleo a nivel nacional —aunque en estas no están reflejados los ERE ya firmados y presentados— hablan de 8.816 profesionales, de los que 3.853 (44% del total) se vieron en esta situación a lo largo de 2012. Asimismo, 70 medios cerraron. Con respecto al fondo de emergencia de la APS, Rodríguez afirma que la iniciativa responde a la creciente demanda de ayuda que la asociación recibe consecuencia de la precariedad que actualmente padecen numerosos profesionales del periodismo: ”Nuestro sector es, en este momento, el que mayor índice de desempleo registra y uno de los que tiene peores condiciones salariales y laborales, lo que provoca que cientos de compañeros sufran graves dificultades económicas”.

Este fondo se destina única y exclusivamente a la compra, por parte de los beneficiarios, de productos de primera necesidad (alimentación, productos de limpieza e higiene personal). De hecho, no se les aporta el dinero en efectivo, sino que se le facilitan tarjetas cargadas previamente que pueden utilizar en distintas cadenas de supermercados.

¿Y en otros países europeos?

“¿Cómo se llama un periodista en el paro?: Un free lance”. Chistes aparte, la Federación Internacional de Periodistas (FIJ), desde un punto de vista transnacional explica que la proporción de autónomos en el sector periodístico de Europa es de un 50% y, aunque es muy difícil obtener cifras concretas por los diferentes marcos legales de cada país, se estima que en Francia, Alemania o el Reino Unido el número de acreditaciones de profesionales de la comunicación ha descendido en un 10%, corroborando la progresión calculada hace 4 años.

La FIP denuncia además que esta tendencia está mermando claramente la calidad de la información y el derecho que todo ciudadano tiene a conocer qué ocurre en su entorno, especialmente en las empresas de comunicación públicas donde la misión es claramente de servicio a la audiencia bien entendida. En España, ya se está apostando por batallar con calidad y un ejemplo de ello es el blog Obama World: un medio autofinanciado por los seguidores.

Imagen: portada, (cc) .Biodegradable/Flickr. Vídeo: aprensasevilla/YouTube.