Pina Bausch: rupturismo y renovación

Artículo publicado el 1 de Diciembre de 2007
Artículo publicado el 1 de Diciembre de 2007
Pina Bausch, bailarina y coreógrafa, nació en 1940, con la II Guerra Mundial, en Solingen (Alemania). Es directora del Tanztheater Wuppertal y acaba de recibir el Premio Kyoto 2007 por su aportación a la danza contemporánea internacional. “”.
Esta mujer, creadora del emblemático Café Müller (1978), bajita, grácil, fumadora empedernida y parca en palabras se formó entre su Alemania natal y la Julliard School de Nueva York. Ha conseguido desarrollar un lenguaje propio mediante el cual ahondar en el ser humano: su vulnerabilidad y su necesidad de ser amado. Sus obras, con más admiradores que detractores ruidosos, han renovado el concepto clásico de la danza mezclándola sin pudor con otras artes. Así nació su particular teatro-danza.

No me interesa cómo se mueve la gente, sino lo que a la gente le conmueve

Concha Hierro del Hoyo